La chica del tren

17 de junio de 2016



Recientemente me he leído una novela catalogada como "bestseller": La chica del tren, de Paula Hawkins. Leyendo la contraportada y todas las críticas sobre la misma, parece que no se ha hecho nada mejor desde El Quijote. Además resulta que un amigo lo recomendó como regalo en grupo para un cumpleaños (junto con otros magníficos regalos como las multiusos pispolla). Si esto no fuera poco, también se lo regalamos a mi madre por su cumpleaños (la novela, no la pispolla). En ambos casos, el comentario fue el siguiente: pues tampoco es tan buena. Henchido de contradicción y orgullo al mismo tiempo, decidí leérmelo para sacar mis propias conclusiones. Mi opinión tras acabarlo: pues tampoco es tan bueno.

Pero vayamos por partes, como dijo Jack Bauer, o Jack el Destripador, no recuerdo exactamente. La novela entretiene, no se puede tampoco decir que sea mala. Mantiene cierta intriga, aunque no es del todo difícil intuir la verdad. Es una novela más bien para chicas. Escrita por una mujer y protagonizada por 3 mujeres. En ocasiones resulta refrescante, pero en este caso para los que tenemos colgajo podemos no sentirnos identificados con los personajes.

El argumento se basa en el asesinato de una mujer que reside en un barrio residencial al pie de una vía de tren. Los capítulos se alternan entre 3 mujeres: la mujer asesinada (viendo hechos pasados para ir enlazando sucesos), una atractiva rubia casada con un apuesto hombre que a ojos de desconocidos parecen la pareja perfecta; una mujer divorciada en pleno estado de depresión, con problemas de alcohol y laborales todo en uno (nuestra viajera del tren); y finalmente la actual esposa del antiguo marido de la segunda mujer mentada, harta de que la exmujer de su marido no los deje en paz.

El desarrollo no es malo. Se manejan bien los tiempos y las intrigas, aunque siempre tienes esa sensación de que te ponen un sospechoso delante con todo a su favor para ser culpable y precisamente por eso se intuye que es inocente. Demasiado obvio para ser el asesino. Los saltos temporales y el cambio de protagonista le da un buen toque, aunque tampoco es algo novedoso ni mucho menos.

Me gusta lo reales de las protagonistas y demás elenco de personajes, tan llenos de defectos e imperfecciones que le dan un toque de realismo, aunque con tendencia al estereotipo. Eso sí, hay momentos o frases que me parecen ajjjquerosos, como por ejemplo en un par de ocasiones en que la chica del tren (principal protagonista) dice en voz alta y como con orgullo "soy la chica del tren", o "solo soy una chica del tren", como si eso significara algo, como si perteneciera a una hermandad de viajeros de tren y el compartir trayecto generara compañerismo. Yo voy al trabajo todos los días en tren y estoy hasta mis dos mismísimas bolas del dragón y mi Shenron de tanto viaje.

Resumiendo: ¿Novela entretenida? Un poco. ¿Recomendaría su lectura? No.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.