Los odiosos ocho (The hateful eight)

12 de enero de 2016


Para empezar el año, una buena sesión de cine. El pasado domingo, tras una sesión matutina de la última entrega de la saga galáctica más laureada de la historia del cine, acudí a ver la última creación del maestro Tarantino. Los odiosos ocho será estrenada en la cartelera española el próximo 15 de Enero, y tras ser alabada por la mayoría de la prensa muchos de sus seguidores estarán saboreando ese hype previo al estreno de un gran film... ¡pero ojo! en mi opinión la película es buena, pero unas expectativas muy altas podrían arruinarla, puede que no sea lo mejor de Tarantino, pero es una muy buena recomendación para empezar el año. Aquí va mi reseña libre de spoilers

El segundo western de Tarantino nos sitúa un tiempo después de la guerra de secesión estadounidense, y tras presentarnos unos característicos títulos de crédito amarillos y un desolador paisaje nevado, comenzamos a conocer a nuestros protagonistas. Todos ellos se dirigen hacia el pueblo de Red Rock por unas causas u otras, sin embargo una ventisca les pisa los talones y deberán hacer una parada en el camino mientras amaina el temporal. Me gusta la manera en que los personajes comienzan a ser mostrados al espectador, poco a poco al ir avanzando la trama como si de un juego de rol se tratase (Zell se unió al grupo).


Desde un principio se respira una atmósfera tensa entre todos los personajes, no importa que sean veteranos de guerra, cazarrecompensas, bandidos o representantes del estado, siempre hay una razón para tener una mano cerca del revolver. Este suspense consigue que poco a poco se vaya olvidando la consideración de película western para ir tomando tintes de partida de Cluedo, en un guión que bien podría haber salido de las manos de Agatha Christie, y que viniendo de un doble ganador al Oscar, BAFTA y Globo de Oro a mejor guión por Pulp Fiction y Django Desencadenado, tenemos asegurado que estará plasmando de diálogos originales y un negrísimo humor de la mano de unos personajes con pinta muy chunga y sin un ápice de moral. Un apunte personal es que el hecho de que el grueso de la acción se desarrolle en un único lugar cerrado, casi teatral, y la carga de tensión que se respira, hizo que por momentos me recordara a una película de Hitchcock, especialmente a La Soga.

En el apartado técnico, la cinta está muy bien desarrollada, cuenta con unos preciosos planos de exteriores del paisaje nevado de Wyoming, unos macabros efectos especiales de la mano de Greg Nicotero (encargado de la caracterización de los zombies en The Walking Dead), lo que garantiza que las escenas plagadas con litros de sangre (que las hay) tengan una autenticidad propia, todo ello acompañado por una acertada (como siempre) selección de canciones por Tarantino y su esperada colaboración con Ennio Morricone, el maestro de las bandas sonoras del spaguetti western, que este fin de semana ya alzó el Globo de Oro por este trabajo (el tercero que consigue) y que puede que le lleve a alzar también el Oscar el próximo 28 de Febrero (el único que posee es el honorífico).  


A continuación algunos datos de interés sobre la película:
  • Como bien es sabido, Tarantino tiene mucho apego por ciertos actores, estos son los que repiten tras haber trabajado previamente con él: Samuel L. Jackson (Pulp Fiction, Jackie Brown, Kill Bill vol. 2, Malditos bastardos (narrador), Django desencadenado), Kurt Russell (Death Proof), Tim Roth (Reservoir Dogs, Pulp Fiction, Four Rooms), Michael Madsen (Reservoir Dogs, Kill Bill Vol. 1), Walton Goggins (Django Unchained) y Bruce Dern (Django Unchained).
  • Para los que esperen el típico cameo de Tarantino, esta vez aparece en forma de voz en off narrando una serie de acontecimientos ocurridos fuera de cámara. 
  • La marca de cigarrillos Red Apple, creada por Tarantino y que aparece ocasionalmente en sus películas, vuelve a aparecer en Los odiosos ocho, en esta ocasión un personaje mejicano se refiere a ellos (en la versión original) como "cigarrillos manzana roja".
  • El personaje secundario de Judy 6 caballos (6-horse Judy) está interpretado por Zoë Bell, actriz que apareció en Death Proof pero que ya habíamos visto anteriormente en las películas de Tarantino por la doble en escenas de acción de Uma Thurman en Kill Bill

Resumiendo, aquí están algunos de los principales pros y contras (o como yo los llamo, Padrinos y Crepúsculos) que podría achacarle a la película.

Padrinos: 
  • Diálogos satíricos made in Tarantino.
  • Suspense que mantiene la atención del espectador hasta el final. 
  • Buena interacción entre los personajes en un espacio reducido. 
Crepúsculos:
  • Sus casi 3 horas de duración (167 min) pueden resultar tediosas para algunos.
  • Violencia no apta para estómagos débiles (es Tarantino, qué esperabas)
  • Las altas espectaciones pueden conllevar a un decepcionante resultado.
En definitiva, mi valoración sería 7,5/10. Personalmente a mi me gustó mucho pero sé que habrá gente que la encuentre aburrida y excesivamente larga. Espero vuestra opinión en los comentarios para contrastar con la mía. Para finalizar, aquí dejo el trailer en castellano para quién le pueda interesar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.