La dama del alba, de Alejandro Casona

2 de enero de 2016



Hoy quiero hablaros de La dama del alba, una obra de teatro que bien puede disfrutarse como si de una novela se tratara, gracias a lo bien narrada que está. Lo que más me gusta de la obra es que la historia tiene toques folclóricos, y no me refiero a sevillanas vestidas de faralaes en la fiesta de la Macarena, sino al folclore popular asturiano, parecido al gallego con sus historias de meigas y brujas. Aunque en este caso no aparecen brujas pero sí un elemento que le da ese tono mágico. Pero por mucho que tenga ese toque especial, realmente cuenta una historia muy terrenal, cuyo final por cierto deja un extraño sabor en la boca y la necesidad de reflexionar sobre el mismo.

La historia nos presenta a una familia asturiana en una casa rural formada por la madre, el abuelo, la criada y varios hijos. Además, también está el que fue marido de la hija mayor que desapareció en el río y por la cual la madre guarda un perpetuo luto.

Pero no solo la madre vive en un sinvivir por el luto, sino que tampoco deja vivir a la familia, en especial al resto de hijos, a los cuales tiene sobreprotegidos y no deja hacer nada fuera de casa. Ni siquiera van a la escuela porque deben cruzar el río en el que desapareció la hija mayor.

La vida que parece haberse detenido en esa casa en una monotonía gris y triste, cambia cuando un día aparece una bella peregrina que hace un alto en su camino en la casa de esta familia. Pero esta no es la única aparición relevante en la casa, ya que...

--- MEJOR NO SEGUIR LEYENDO SIN HABER LEÍDO LA OBRA ---
 
...el marido de la hija fallecida salva a una chica de edad y aspecto parecidos a los de la que fue su mujer de un intento de suicidio en el mismo río; llevándola a continuación a la casa. A pesar del frío recibimiento inicial por parte de la madre, termina aceptando en la casa a la joven, que al final parece llenar el vacío dejado por la hija fallecida. ¿Pero qué ocurre a continuación?

--- SPOILER COMO UNA CASA, PRECAUCIÓN AMIGO CONDUCTOR ---

En serio, si no has leído la obra, deja de leer esto y trata de hacerte con un ejemplar de la obra ya mismo.

Ahora voy a contar cosas al detalle con la intención de hablar sobre el clímax de la novela, el final, que como he dicho antes da que pensar.

Por una parte, resulta que la peregrina es la misma Muerte, que acude al pueblo siempre que hay (o va a haber) un fallecimiento. Es por eso que al abuelo le suena su cara, ya que estuvo en el pueblo en ocasiones anteriores y parece ser que puede reconocerla.

El que fue yerno de la madre termina enamorándose de la chica a la que rescata y que toma el lugar de la que fue su mujer. Pero precisamente por eso no quiere aceptar sus sentimientos, por la culpabilidad. Aunque sus sentimientos parecen ser correspondidos. Lo que realmente da un giro a la historia (aunque se va intuyendo según pasan las páginas) es que la hija desaparecida realmente no murió en el río, sino que escapó con otro hombre.

Por lo tanto, cuando nos acercamos al final de la historia, vemos que la peregrina regresa a la casa, lo que anuncia una muerte próxima. Tenemos a la chica que fue aceptada por la familia y que parece tomar el lugar de la hija desaparecida, lo que le hace sentir mal, pero que sin embargo con ello ha devuelto la felicidad a la madre, la alegría a los hijos y amor al yerno. En resumen, gracias a ella toda la familia irradia felicidad.

Y es en este momento de felicidad cuando regresa la hija fugada, abandonada y apaleada, queriendo recuperar su lugar en casa. Pero en el camino se cruza con la peregrina, que le muestra que en su ausencia dejó un gran sufrimiento en la familia y que por fin han conseguido salir de ese agujero. También muestra que con su regreso lo único que lograría sería reabrir heridas.

Tras el interesante diálogo entre la muerte y la hija desaparecida, le hace ver que lo mejor para todos es que "siga" muerta. Y finalmente acepta esta  decisión. Aunque aquí lo he resumido, es infinitamente mejor leerlo al detalle en la novela, para ver todos los matices. La hija destrozada, el recuerdo idealizado que tienen de ella. Los remordimientos.

A mí personalmente, eso de que decida morir por el bien de la familia, me deja trastocado. Es cierto que hizo mal, y que se arrepiente de ello, pero creo que hay otras posibles soluciones menos drásticas. ¿El sacrificio es la mejor solución? ¿Qué habríais hecho vosotros?

Si preferís ver el teatro representado por actores en lugar de leído, en youtube podéis encontrar una versión completa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.