Distopía, apocalipsis y otras hierbas.

14 de diciembre de 2015


Es definitivo, la distopía y el apocalipsis vuelven a estar de moda entre los temas centrales de libros, series y películas, trayendo consigo diferentes situaciones y acontecimientos que llevaran al ser humano al límite.
No importa si es una corporación que domina el mundo coartando las libertades del hombre, una horda de zombies dispuestos a zamparnos o un virus mortal que arrase con la humanidad, lo importante es que podamos ver en 40 pulgadas cómodamente desde el salón de casa como el ser humano lucha por sobrevivir ante los obstáculos que amenazan su existencia.




Ready Player One.


 La historia está ambientada en el año 2044, donde el mundo está inmerso en  una depresión a nivel mundial provocada por una gran crisis energética debido al agotamiento de los recursos del planeta. La única vía de escape del ser humano es refugiarse en un videojuego de realidad virtual donde podrá evadirse del tedio diario, hasta el punto de pasar más tiempo conectado a OASIS que en la vida real.
Es precisamente tras la muerte del creador del videojuego donde comienza esta aventura: el juego contiene un Huevo de Pascua muy especial, ya que quien lo encuentre heredará toda su fortuna. Tanto los nostálgicos (contiene innumerables guiños y referencias de los 80) como los gamers (una atmósfera de jugador muy conseguida) disfrutarán de este libro de lectura amena.


A mí, que me ha gustado y recomiendo su lectura, me ha faltado algo. Ernest Cline crea un mundo con muchas posibilidades donde echo de menos algo de acción y un poco más de tensión en el desarrollo de la historia.
Veremos si Steven Spielberg, que recientemente ha comprado los derechos del libro para su adaptación cinematográfica, consigue mejorar los puntos menos fuertes del libro.

El último hombre sobre la tierra.


Estamos acostumbrados como espectadores a esperar que los protagonistas de una historia de supervivencia sean gente muy preparada para ello, léase, los sheriffs, navy seals o botánicos astronautas capaces de vivir y aguantar en las condiciones más adversas que podamos imaginar.
En los tiempos que corren, ya sólo por estadística, si quedase un grupo muy reducido de personas que hubiesen sobrevivido a una catástrofe de magnitudes bíblicas, 2/3 partes de ese grupo estaría compuesto por ninis o tronistas, eso es así.
Y ¿como sería capaz de sobrevivir alguien poco preparado para la vida en general y para el apocalipsis en particular?

Pues para Will Forte, creador y actor principal, en la serie "El último hombre sobre la tierra" la estrategia se basaría principalmente en buscar supervivientes con los que procrear ( para él es como un sueño hecho realidad) y a los que convencer para que le sigan en su empeño por reconstruir la sociedad tal y como la conocemos.

Phill Miller (Will Forte) se hace querer, y a pesar de la demagogia a granel y el elevado nivel de manipulación que gasta, terminas los capítulos deseando ver más de este peculiar protagonista.
Serie más que recomendable, muy amena y ligera, divertida de principio a fin, donde el espectador se verá reflejado por las muchas referencias frikis y la continua crítica parodiada de la sociedad actual.

Y hasta aquí, mis dos recomendaciones sobre dos temas muy de moda últimamente.

Saludos desde algún lugar en un futuro oscuro y entretenido a partes iguales.

2 comentarios:

  1. Me encanta El último hombre sobre la tierra, me entretiene mucho asi que te voy a seguir la recomendacion del libro Ready Player One (que no lo conozco ni lo habia escuchado). Ya lo he pedido asi que cuando lo lea intentare recordar dejar por aqui mi opinion! Bss

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario. "El último hombre sobre la Tierra" entretiene y me hace desconectar durante algo menos de media hora que es lo que dura cada capítulo. Para mi una grata sorpresa. Con Ready Player One, sentimientos encontrados...

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.