The Jinx: The life and deaths of Robert Durst

25 de julio de 2015


Hace un par de semanas, mi buen amigo Javier Lorenzo (Loren) me preguntaba si había visto The Jinx, ante mi negativa insistió en que tenía que verla sí o sí, dejando una última advertencia: "No busques información sobre la serie porque te vas a spoilear salvajemente". Confiando ciegamente en él (solo comprobando su increíble nota en Filmaffinity), descargué la serie un poco reticente ya que se trata de una serie documental en plan Crímenes Imperfectos, lo cual no me atraía mucho pero bueno. Tras ver el primer capítulo me quedé con ganas de más, y 24h después había visto los 6 episodios de los que se compone la serie, tal es su poder para atraer al público. Dicho esto, veamos que hace a esta serie tan buena, para lo cual me limitaré a dar información tan solo del primer capítulo para no desvelar mucho de los hechos. 

The Jinx (El gafe en español) es una serie documental dirigida por Andrew Jarecki y emitida por HBO sobre uno de los casos que más conmoción produjo en EE.UU. en su momento, por lo inquietante de las cirscunstancias, por quién estaba involucrado y sobre todo porque el caso no llegó a cerrarse. Todo empieza con una llamada a la policía en una noche de 2001; un chico de un pequeño pueblo de Texas ha encontrado un torso flotando en un río. A la llegada de las fuerzas del orden, éstos descubren los miembros del cuerpo metidos en distintas bolsas de basura (en plan Dexter, con la salvedad de que esto son hechos reales), una imagen un tanto macabra, pero tranquilos, esta escena es la más lúgubre de la serie. 

Las pistas llevan hasta Robert Durst, sospechoso de la desaparición de su esposa en Nueva York allá por 1982. Esto no habría tenido tanta repercusión mediática de no ser porque "Bob" Durst es el primogénito de una de las dinastías más ricas de Nueva York, la Organización Durst, importante empresa constructora de rascacielos que ha prosperado durante varias generaciones. Al tratarse de una figura de tan alto standing, y el encanto que rodeaba a Kathleen Durst, una chica joven, atractiva y adorada por todos, este caso levanto mucho revuelo en Nueva York en los 80, pero ahora sumado al desmembramiento ocurrido en Texas, convirtió a Robert Durst en figura nacional. 


Este suceso intrigó tanto a Andrew Jarecki que le llevo a reunir información por su cuenta, llegando a dirigir una película en 2010 basada en las cirscunstancias que rodearon al matrimonio Durst, All good things (Todas las cosas buenas). Aunque el nombre del protagonista se cambió, Bob Durst no quedó contento de la imagen que se daba de él en la película, ya que durante todos estos años, él siempre mantuvo su inocencia en cuanto a la desaparición de su esposa. Por esto, accedió a conceder una serie de entrevistas a Jarecki con el fin de lavar su mala imagen. Es así, con el sospechoso ante la cámara, como iremos descubriendo capítulo a capítulo los detalles de la vida de Robert Durst y las muertes que le acechan, un hombre ya anciano al que rodea un halo de misterio, que con su voz cavernosa y sus tics faciales nos atrapa en cada minuto de metraje, y que nos lleva a preguntarnos si se trata en realidad de un asesino despiadado o si en realidad es, como él afirma, el hombre con peor suerte del mundo. Jarecki hace un buen trabajo en las entrevistas, enfocándolo todo desde un punto de vista imparcial, llegando incluso a empatizar con Bob (al igual que me pasó a mí y me atrevería a decir que a la mayoría del público que vea The Jinx). 


Se rumorea que Jarecki podría ser candidato al premio Pulitzer por la labor de investigación que presenta en The Jinx, y yo estoy practicamente convencido de que oiremos su nombre en la gala de los Oscars del año que viene cuando suba a recoger el galardón a mejor documental por este trabajo. Como punto final solo diré que los últimos segundos del último capítulo son impresionantes, y las palabras con las que se funde a negro y da paso a los créditos finales aún me persiguen y resuenan en mi cabeza una semana después de haber visto la serie. Después de esto creo que ha quedado bastante claro que desde mi punto de vista es altamente recomendable el visionado de esta serie documental, así que aunque no os llame mucho la atención el género, pensad que a mi me pasó igual y después me enganché. Para acabar, os dejo el fantástico opening de la serie (no quiero ni que veáis el trailer porque se desvela más de la cuenta). Que lo disfrutéis y hasta la próxima.

P.D. Gracias por la recomendación Loren. 

1 comentario:

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.