¡Perdido!

6 de julio de 2015


Si al ver el título del post has pensado que iba a hablar de la gran serie "LOST" (Que lejana la recuerdo ya) siento defraudarte, con permiso de HBO y compañía me gustaría hacer un post un poco más personal y hacerlo girar todo en torno a un gran film.

Se me ocurren tantas y tantas razones por las que sentirme perdido y por las que escribir este post que me limitaré a decir unas pocas:

- Porque hasta la estrella más luminosa y grande del universo tarde o temprana se apaga y deja de brillar.
- Porque el mundo nunca te pide permiso para seguir girando al día siguiente.
- Porque hay personas que saben lo que quieren y otras que simplemente saben que no lo tienen.
- Porque hay películas que dejan rastro, que dejan huella, y bueno porque luego simplemente está: “Lost in translation”.

Amor, amistad, belleza, felicidad, respeto, amistad, etc. Nada importa, nada es necesario, porque todo pasa, porque nada llega, y no hay nada peor que la indeferencia que crea no sentirte de este mundo, no sentir que tu vida la estás guiando hacia la isla que todos pensamos alcanzar o que nos han hecho creer que necesitamos alcanzar.

Porque hay veces, sí hay veces, que nos podemos sentir como unas de esas miles de malas traducciones que hacen que tantos juegos de palabras y matices se queden en el olvido, y se vayan al cementerio de oportunidades perdidas. Sólo en este caso, y sólo tal vez, puede que ésta sea tu película.

Como no podía ser de otra manera cuando hablamos de sensibilidad esta película ha sido creada por una mujer, y no por una mujer cualquiera, nada más y nada menos que por Sofía Coppola, con todos mis respetos sus capacidades como directora superan con creces sus habilidades como actriz (Tuvo un buen maestro en este apartado).

Es increíble como hay pequeños genios que puedan salir de una misma familia, hay muchos casos: Francis Ford Coppola y Sofia Coppola (Creo que Francis Ford Coppula es parte de la familia también, aunque ese sector cinematógráfico no lo cubre Crónicas de Valhalla), los hermanos Coen, los hermanos Farrelly...Creo que si hubiera nacido siendo un Vilchez seguro que ya me habría convertido en un bloguero famoso ;(

La gente puede pensar que se trata de una película donde dos personas con supuesto éxito en la vida se encuentran perdidas en el mundo y de alguna forma se encuentran, se reconocen, se aceptan y a su manera se aman. También supongo que habrá gente que piense que se trata de una película de dos personas en Japón y que no pasa nada, excepto que cantan en un karaoke japonés.

Porque no hay nada peor en este universo que sentirte perdido en él, afortunadamente no hay nada mejor para sentirse vivo que escribir en Crónicas de Valhalla, para todas esas personas que no pueden tener ese privilegio (Sólo al alcance de unos pocos afortunados sin salario) simplemente decir que es un placer para mí haceros una mala traducción de vuestros sentimientos en este modesto, pequeño y espero que luminoso post.
Quiero pensar que siempre se puede creer, que lo mejor está por venir y que siempre hay esperanza, por grande que sea la oscuridad. Siempre hay una pequeña luz/esperanza/susurro que puede escapar de esa maldita gravedad y puede ser el comienzo de una nueva estrella que brille con más fuerza que la anterior (Maldita sea, creo que tengo que dejar de ver Interstellar, me está afectando ver esa película cada tres días).


Y entonces llegó la increíble secuencia final del susurro, aquella que deja la película abierta. Son muchos los intentos por descifrar lo que se dijo realmente en esa escena. Se han leído los labios de Bill Murray y hay varias teorías de lo que dijo realmente.



Personalmente no me importa lo que se dijo en esa escena, no deja de ser un susurro, otra forma de decir hasta luego y dejar paso a la esperanza. Los rayos de luz pueden entrar por el más pequeño de los resquicios y a veces estos se pueden formar incluso de un leve sonido con forma de susurro.
Porque hay esperanzas y no hay mejor forma de vivir la soledad que en compañía.
Bueno ya he terminado de beber mi botella de vino, que bueno estaba este "Casa de la Ermita" desde luego hay vinos más allá de los Riojas y los Riberas del Duero, así que creo que voy a soltar el teclado, voy a dejar de escuchar a Miles Davis y voy a acostarme.                                                     
Al fin y al cabo siempre tengo la esperanza de que el mundo me pregunte mañana si puede girar.
 

¡Sed felices!   ;D 
 
- Tengo que irme pero no dejaré que nada se interponga entre nosotros, ¿ok? ok        
"Lost in translation (?)"

3 comentarios:

  1. Vaya pedazo de post te has marcado, sacando alma de poeta y todo, sinceramente me ha gustado más tu post que la película en sí jajaja. Por cierto, hablando de lo de la familia de artistas, no olvides que Nicolas Cage es sobrino de Francis Ford Coppola.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.