Mad Men, The End

22 de mayo de 2015

*Alerta de Spoiler


Esta semana se nos ha ido la que a mi entender es el mejor drama televisivo de todos los tiempos, no es la primera vez que hablamos en estas páginas de Mad Men, sus virtudes han sido ya bien ensalzadas desde aquí; yo ya he confesado que para mí es sin duda la mejor, por su rigor histórico, su ambientación, sus actuaciones y lo que es más importante la inmensa calidad de sus guiones. Su creador Matthew Weiner es sin duda mi Dios, por tanto yo seré su más fiel seguidora, espero que no me tenga desamparada durante mucho tiempo y pronto vuelva con una genialidad que esté a la altura de esta.


Ya hablé el año pasado de la última temporada de Mad Men, la séptima, debido a que decidieron emitirla en dos partes. No exagero al decir que son los mejores 14  últimos capítulos que he visto jamás, cada episodio estaba escrito tan magistralmente que parecía el propio capítulo finalPero para no repetirme en demasía quiero centrarme en este último (recomiendo a quién no lo haya visto que a partir de aquí no continúe leyendo si no quiere que le estropee la diversión). Confieso que en este capítulo me hicieron llorar y mucho (quizás ya iba yo predispuesta al drama), y no porque tenga un final dramático la serie, más bien todo lo contrario, acaba con muy buen rollo, y eso es algo que no me esperaba y que ha hecho que me guste aun más; pero no nos adelantemos aún. Lo que sí me queda claro al ver el final es que Weiner sabía desde el principio cómo iba a acabar la serie; estoy segura que tenía dibujada en su mente la última escena desde que concibió a Don Draper (precisamente hoy he leído en prensa unas declaraciones de Weiner que confirman mis sospechas), y eso es lo que hace a una serie buena de verdad, el tener bien claro a dónde vas a llegar, evita que te disperses (no estoy pensando en las series de mi muy admirado JJ. Abrahams #ironiamodoon).


Primero os hablaré de ¿qué ha pasado con la agencia, Sterling Cooper and Partners? fue comprada por una de las grandes McCann-Erickson (está agencia no es ficticia y es la encargada de realizar campañas tan importantes como la de la marca Coca Cola), y aunque primero dejan que continue siendo una empresa independiente al final acaban absorbiéndola y los trabajadores se ven obligados a trasladarse a las oficinas de McCann-Erickson, pero la mayoría no aguanta el cambio:

Peter, por ejemplo, es un tío ambicioso y acaba trabajando para una compañía de vuelos de lujo, dando una nueva oportunidad a su matrimonio y disponiendo de su propio jet privado.

Joan probablemente es la más inteligente de todos y acaba montándoselo por su cuenta en una empresa de producción.

Roger decide vivir la vida y malgastar su fortuna en compañía de su nueva esposa, la madre de Megan (segunda mujer de Don).

Peggy descubre que hay algo más que el trabajo y por fin encuentra el amor, junto a Stan (quién si no).

Betty y Sally se encuentran más unidas probablemente porque a Betty le queda poco tiempo de vida.


Y finalmente, en esta temporada ya hemos visto que Don o Dick (cada vez están más unidos ambos; Don está desenterrando a Dick y su personalidad, quizás la coexistencia de ambos es lo que convierte a Don Draper  en una leyenda de la publicidad), necesitaba ir por su cuenta; y así termina la serie con un Mr Draper solitario en un retiro espiritual de una secta hippie de California, esbozando una sonrisa mientras medita; fundido a negro y terminando con la emisión de la famosa campaña de Coca Cola de 1971 ‘Hilltop’, dándonos a entender que Don es el creador del anuncio. Sencillamente un final sublime. Para el que sea joven y no sepa de que le estoy hablando, aquí tenéis el anuncio.



Poco más que añadir, esta es una serie que sin duda formará parte de mi estantería, como el otro día me comentaba una buena amiga “habrá que comprársela porque es un incunable” (así somos de exagerados los serie adictos). Solo me queda decir “Bye, Mad Men, se te echará de menos porque dejas un vacío en mi corazón”.


3 comentarios:

  1. Qué gran final. Aquí os dejo mi opinión por si tenéis curiosidad ;)

    http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2015/05/always-coca-cola.html

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    en el ultimo capitulo, durante el retiro en la comuna Hippie nuestro protagonista decide regresar y habla con la recepcionista, que le dice que no hay posibilidad de volver ya que no hay coches hasta el fin de semana... le ofrece como opciones volver andando o hacer autostop, y le dice que desde lo de Mason es muy probable que no le coja nadie.

    Asi que NO es una comuna que tenga NADA que ver realmente con la familia MANSON.

    Lo digo para los que estan poco atentos.

    XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corregido, gracias por el apunte Anónimo XD

      Eliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.