¿Tiene futuro un Twin Peaks sin David Lynch?

8 de abril de 2015


Hace unos meses, la red se convertía en un hervidero de noticias con un nombre propio en común: el de Twin Peaks, la serie de culto por excelencia, y la precursora de la mayor parte de los fenómenos televisivos que conocemos en la actualidad. El motivo de este revuelo venía de la mano de una noticia que no dejaba a nadie indiferente: el regreso de la serie, 25 años después, a la pequeña pantalla, con una tercera temporada.

Esta semana, sin embargo, el nombre del pequeño y misterioso pueblo volvía a ser novedad, aunque por un motivo bien distinto: David Lynch (creador de la serie, junto con Mark Frost) anunciaba en su cuenta de twitter que se bajaba del carro. Un duro golpe, sin duda, para los que tenían (teníamos) puestas sus expectativas en el retorno de la serie. Y un gran interrogante, claro está: ¿tiene futuro el regreso de Twin Peaks sin Lynch a bordo? 


Vamos a repasar un momento la evolución que ha seguido el posible retorno de la serie desde que comenzaron los primeros rumores. En realidad, y para ser sinceros, la posibilidad de la vuelta siempre ha estado ahí, desde la emisión de la serie original. Y la mejor muestra de ello, sin duda, nos la ofrece la famosísima escena de la habitación roja, en la que la propia Laura Palmer ya nos avisaba:


Los rumores, claro está, se hicieron más fuertes tras una entrevista en la que el propio Frost comentaba que la serie “debería haber tenido cinco temporadas en lugar de dos”, y en la que dejaba la puerta abierta a un posible regreso. La fecha, claro está, parecía evidente: 2016 era, precisamente, el año en el que se cumplían 25 años del fin de la segunda temporada original.

Por eso, el anuncio oficial del regreso de la serie, a través de la cuenta de twitter de David Lynch, el pasado octubre, sólo parecía confirmar lo que ya era un secreto a voces: la serie que lo cambió todo volvería. Y lo haría de la mano de Showtime, una cadena que goza de buen prestigio en el panorama televisivo americano.

A esta gran noticia se unía el anuncio de que no sólo Lynch y Frost estarían a cargo del guión, sino que el regreso contaría con gran parte del reparto original, incluyendo a Kyle MacLachlan, el inolvidable agente Dale Cooper.

De este modo, todo parecía ir sobre ruedas hasta que el pasado día 5, el propio David Lynch anunciaba lo siguiente en su cuenta:


Como podemos ver, la causa que argumenta Lynch es básicamente presupuestaria: después de negociar con la cadena, siente que no va a recibir el dinero que cree necesario para la realización de un guión tal y como lo tiene pensado. De este modo, Lynch (que en un principio iba a estar a cargo de la dirección de los nueve episodios que compondrían la tercera temporada), no parece dejar ninguna duda sobre su continuidad en el proyecto.

Por otra parte, los directivos de Showtime no parecen estar de acuerdo. El presidente de la cadena, David Nevins, ha afirmado que no van a dejar escapar tan fácilmente al director, y que harán todo lo posible para traerle de vuelta. Asimismo, los fans ya han comenzado diversas campañas de recogidas de firmas para evitar que Twin Peaks quede huérfano.

Y es que imaginar Twin Peaks sin Lynch parece imposible. Sin lugar a dudas, la serie perdería ese toque tan personal que sólo puede darle el autor de Mulholland Drive. La serie podría volver, claro. Pero no sería lo mismo. Da miedo pensar que (volviendo a la escena de la habitación roja), las palabras del enano se volvieran una profecía:


Personalmente (como a todos, imagino), me encantaría que la cadena y el director superaran sus diferencias, por el bien de la serie. Sin atreverme a poner la mano en el fuego (puesto que no sé cómo han devenido las negociaciones), me da la impresión de que Lynch ha impuesto unas condiciones demasiado duras para la cadena, y ojalá terminara cediendo un poco.

Sea como fuere, sería genial ver cumplido un deseo que muchos fans llevan años esperando. Y que Twin Peaks vuelva a regalarnos momentos tan mágicos como los que nos dio en su momento...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.