El Enigma de los Ilenios (trilogía)

20 de marzo de 2015



Una de mis grandes pasiones y la de mucha gente es la lectura. No hay nada como un buen libro que te atrape. Es una pena que no de todos los libros se pueda decir lo mismo. No estoy de acuerdo con la frase aquella de: Todo libro, por malo que sea, siempre tiene algo bueno. Por ello suelo ir a lo seguro, a libros que me recomiendan, o bien los que se ponen de moda y se venden como churros, los llamados bestsellers (eso sí, dudo que llegue el día en que lea Cincuenta sombras de Grey). Sin embargo, a veces me gusta arriesgar, lanzarme a lo desconocido. Es así como en su día descubrí La Biblia de los Caídos de la que ya os hablé, así como la novela (o más bien trilogía) de la que quiero hablaros en este post: El Enigma de los Ilenios.

Esta trilogía, como la mayoría de trilogías, se compone de tres novelas. La primera se titula Marcado. La segunda tiene por título Conflicto. Finalmente cierra la trilogía la novela con título Destino. En lugar de haceros un resumen de la novela, mejor voy a copiaros literalmente la sinopsis:

Komir, un joven guerrero de las montañas de Tremia intenta hacerse un hueco en su tribu, los Norriel, cuando el destino llama a su puerta de forma cruel para reclamarlo como el héroe que aún no sabe que es. Junto a su gran amigo Hartz, emprenderá una trepidante aventura llena de misterios y mágicos enigmas que lo llevará a descubrir su pasado, entender su presente, y enfrentarse a un futuro de proporciones épicas. ¡Una saga que te cautivará!

Os pongo solamente la sinopsis de la primera novela para no desvelar datos importantes a cualquier posible futuro lector de la obra. Como podéis ver, se trata de la típica historia de espadas y brujería. Lo que cabe destacar es que la novela está escrita por un autor novel (como él mismo se define) de Bilbao llamado Pedro Urvi. No, no es Patxi, es Pedro. Me encanta descubrir nuevos escritores que tengan la voluntad y las ganas de escribir más por pasión y afición que por oficio. De hecho, aunque por la segunda y tercera novela hay que pagar (aunque una cantidad bastante pequeña), la primera novela está totalmente gratis a modo de muestra. Yo pude comprarla [gratuitamente (todavía me relamo)] a través de la playstore de mi teléfono móvil. También así fue como compré las otras dos, aunque también están disponibles en Amazon.

Pasando a hablaros por fin de la obra en sí, quiero empezar afirmando que he disfrutado mucho con su lectura. La mayoría de personajes protagonistas me gustan, me parecen simpáticos. Alternando entre unos personajes o grupos de personajes y otros entre capítulo a capítulo, la historia va cobrando forma de manera atrayente. El ver que se trata de una historia meditada y no improvisada me provoca mayor satisfacción. Como detalle irrelevamente pero chachi, quiero mencionar que la artista que ilustra las portadas de las novelas, con Sarima como nombre artístico, me parece bastante buena. A mí que me gusta el dibujo y la pintura, disfruto con las ilustraciones de los libros, y los de esta saga me gustaron bastante.

Es una pena que no sea oro todo lo que reluce. Hay que ser sincero con lo bueno y lo malo, y la obra tiene sus puntos negativos que creo conveniente destacar. Por un lado, de vez en cuando detecto algún error ortográfico y/o gramatical. Nada especialmente grave ni que impida la correcta comprensión de la frase, pero que no deja de ser un lunar, una mancha en una pared blanca y lisa. Puede tratarse de errores por la conversión a formato electrónico. A mí a veces me ocurre cuando convierto documentos a formato pdf. Sin embargo, cuando me terminé el primer libro y leí la dedicatoria que dirigía a su correctora, pensé que no le estaba haciendo un gran favor al mencionarla. Pero estoy seguro de que será una gran profesional la correctora y que se debe simplemente al error informático que sugiero.

El dato negativo que sí que quiero puntualizar y que depende completamente del autor, es el hecho de que en la última novela, creo que hay un determinado momento en que Pedro Urvi se cuela un poco, o al menos esa impresión me dió. Y es que uno de los personajes llega a una conclusión haciendo referencia a tres personajes, cuando todavía no conoce realmente a uno de ellos. Siento ser tan abstracto pero no quiero desvelar información de más. Quien lea la novela pienso que será capaz de entender a qué me refiero. También me parece un poco precipitada la conclusión de la tercera novela. Aunque me gustó mucho y es bastante extensa, creo que algunas partes de la historia podrían haberse desarrollado un poco más. Pero a pesar de todo esto, insisto en que es una lectura recomendable para todo aquel que guste de novelas de esta índole.

Eso sí, no puedo irme sin puntualizar una última característica del estilo del autor que me hizo gracia. Y es que utiliza hasta la saciedad una palabra y expresión que está fuera del uso habitual del lenguaje común: Sin parangón. Si alguien jugara a un juego de beber chupitos cada vez que esto aparece en la novela, acabaríamos todos como una cuba. Ahora es cuando Barney de Cómo conocí a vuestra madre diría: ¡Acepto el reto! (Challenge accepted!)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.