Peaky Blinders

24 de enero de 2015


1919 Birmingham, Reino Unido. Thomas Shelby (Cillian Murphy, recordado por papeles como El Espantapájaros en el Batman de Nolan u Origen) es un ex-combatiente de La Gran Guerra  y líder de una banda criminal llamada Peaky Blinders (que existió en la realidad) en esta industrializada ciudad del centro de Inglaterra. El nombre de la banda viene debido a que sus integrantes contaban con una hoja de afeitar escondida en su gorra (llamada peak) con la que atacaban cegando a sus agresores cuando se veían envueltos en algún tipo de refriega. Los ingresos principales de esta banda delictiva provienen de su negocio ilegal de apuestas de carreras de caballos, además de unos beneficios extras por proporcionar protección a los comercios de la zona, para lo cual un poco de intimidación y amenazas nunca viene mal. Es decir, los Peaky Blinders son los que manejan el cotarro, los que parten la pana en Birmingham.

El resto de la familia Shelby está formado por los hermanos de Tommy: Arthur, el hermano mayor (a la derecha en la foto de abajo), y John, hermano menor (a la izquierda), los cuales participan con Tommy en los asuntos sucios de la banda, su hermano menos de edad Finn, que aunque en la primera temporada se queda al margen, en la segunda ya va entrando poco a poco en el meollo del negocio familiar, su hermana Ada, que intenta evitar toda relación con sus hermanos ya que reniega de su estilo de vida, y la tía Polly, matriarca de la familia cuya opinión siempre es bien recibida, ya sea en asuntos familiares como profesionales. 


En la primera temporada veremos como Tommy intenta expandir el control sobre las carreras de caballos que ostenta la banda. Esta descarada actitud pone en su contra a Billy Kimber, el cual ejerce el control absoluto de las casas de apuestas en la zona, por lo que no le sienta muy bien que los Shelby metan mano en sus negocios. De esta manera comienza una guerra entre bandas que Tommy tiene que resolver con ayuda de sus seguidores, treguas, traición y sobre todo su gran inteligencia. 

La otra trama de la temporada comienza con un cargamento interceptado por la banda, y que para su sorpresa contiene un potente arsenal de armas propiedad del gobierno británico. Por temor de que tan peligroso paquete haya podido caer en manos del grupo terrorista IRA, el inspector Chester Campbell (Sam Neil, Jurassic Park), es enviado desde Belfast para resolver el caso de la desaparición de este armamento. Al llegar a Birmingham, Campbell advierte el poder que los Peaky Blinders poseen en la zona, así que decide infiltrar a una persona de confianza en la banda para que se acerque a Tommy y de esta manera poder descubrir el paradero de las armas. La escogida para tan importante tarea será Grace Burgess (Annabelle Wallis, Los Tudor), una bella mujer irlandesa que solicita un puesto de camarera en el bar que regenta la familia Shelby. De este modo tenemos servido un interesante plantel con un carismático protagonista, un par de enemigos temibles, y una atractiva señorita a la que no quitarle los ojos de encima, ¿chica guapa enamorándose de chico malote? Ya veremos... 


Para no revelar acontecimientos importantes del final de la primera temporada, solo diré que en la segunda podemos experimentar un aumento de acción, violencia, traiciones, dándole a la serie un ritmo frenético que engancha al espectador de una manera apabullante. Además se producen un par de incorporaciones que aumentan el caché de la serie uniéndose a las grandes actuaciones con las que ya contaba, como es el caso de Tom Hardy (Origen, RocknRolla, Bane en Batman), que interpreta el papel de Alfie Solomons, otro importante corredor de apuestas en el sur de Inglaterra. 

Además de unas interpretaciones soberbias y una trama exquisita, la serie cuenta con una fotografía estupenda que le da un aire oscuro, sucio y siniestro que casa perfectamente con el aire industrial de Birmingham de principios de lo 1920. Además soy fan absoluto de la banda sonora, empezando con la canción de cabecera Red Right Hand interpretada por Nick Cave. Todos estos aspectos han convertido a este drama británico de la BBC en una de las mejores series del panorama actual, alabada por crítica, espectadores, y lo que es más importante, por mí :D. Por cierto, el acento de los personajes es muy específico, interesante y al menos pare mí, curioso, así que recomiendo encarecidamente verla en versión original. Aquí os dejo el trailer para que os animéis a verla si aún no lo habéis hecho. 

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.