"Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?" -Eso digo yo.

20 de diciembre de 2014


Un matrimonio ultra conservador francés, ve horrorizado como tres de sus cuatro hijas se casan con un Arabe, un Judío y un Chino respectivamente. Aunque los tres hombres pertenecen a una clase medianamente acomodada y son conservadores, los padres ven con malos ojos que sus nueros sean de otra raza y religión. El matrimonio deposita en la hija pequeña, aún soltera, todas sus esperanzas de tener un nuero “normal” blanco y cristiano. 

La chica sale en secreto con un joven actor que le pide matrimonio. Se lo comunica a sus padres, éstos se llevan una inmensa alegría al enterarse de que es cristiano. Lo que no saben es que el chico es de Africa. Las hermanas mayores se escandalizan ya que, al igual que los padres, han depositado en la hermana la responsabilidad de que se case con alguien “normal” y compensar a sus padres por los disgustos que ellas les han dado. Los cuñados también se oponen al enlace, opinan que es mucho más grave ser negro que ser Judio, Chino o Arabe. La boda entre los dos amantes está en peligro (cuidado, se aproxima un spoiler...). Tras varios choques cargados de hostilidad entre los padres de él y de ella, la chica decide cancelar la boda y volverse en tren a su casa. Afortunadamente, el padre del chico Africano es un militar ultraconservador anticomunista. En el último momento ambos padres se dan cuenta de que en el fondo tienen mucho en común y se hacen amiguísimos el uno del otro. La novia es sacada del tren y escoltada por los padres al altar. Final feliz de boda cristiana interracial. 

La comedia, pretendidamente amable, está llena de racismo implícito. Las bromas que tanta gracia le han hecho al público solo pueden funcionar en un país con unas tensiones racistas muy intensas. El hecho de que haya sido número uno en Francia da tanto miedo como el ascenso de Lepen. Sin duda va dirigida a reconfortar a una audiencia burguesa muy conservadora. Su objetivo es rebajar tensiones y aprovechar la risa tonta que pueda surgir de ello, pero sin desafiar, esclarecer o atacar la raíz del racismo.  Por el contrario, lo que propone ante la globalización, es la resignación. Se trata de una necesidad económica, casi de supervivencia. El mundo que viene es así les guste o no. Todos los personajes, excepto la pareja formada por la hija y su novio son gente desagradable, racista y llena de prejuicios. Pero no pasa nada porque, como nos demuestran los cuñados en un ejemplo de buen rollismo de intensa vergüenza ajena, el mundo de los negocios no distingue entre raza o religión. 

Para ayudar a que estos valores pasen por las ásperas gargantas francesas, el director de todo esto, Philippe de Chauveron, aplica la rentable fórmula de Bienvenidos al Norte, Ocho Apellidos Vascos y Bienvenidos al Sur. Pelis llenas de tópicos, que ahondan el los supuestos malentendidos raciales/culturales y que en el fondo afianzan estereotipos malignos para todos.

Una risa, vamos.

2 comentarios:

  1. Para Eva de Moncho: Justamente la vi ayer. En mi opinión vuelves a atinar plenamente en tu crítica. Me pareció muy triste salir del cine sin recordar a qué hija correspondía cada yerno. Es una ensalada con demasiados ingredientes, en la que no ligan los personajes a través de las hijas. Sus caracteres están sin desarrollar. Estúpidos tópicos. Gracietas desabridas. Te hace sonreir a veces en el momento de verla, pero es un buñuelo de viento sin sustancia. Lamentable guión. Alimento para mentes hueras. Otra más a olvidar. Es una pena que los guionistas no se hayan esforzado, porque podrían haber sacado petroleo de la idea.

    ResponderEliminar
  2. a mi me gustó cuando la madre se pone a limpiar las fotos de la familia a escupitajos y a frotarlas con un trapo. Ese fue un gran momentazo. Yo creo que no estaba en el guión y fue aportación de la actriz.

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.