Relatos Salvajes

30 de octubre de 2014


Esta semana se celebró una nueva edición de La Fiesta del Cine. Ya sabéis, tres días en los que la industria cinematográfica tiene un arranque generoso y opta por abaratar los precios de las entradas a 2,90 €. Tres días en los que las salas están a rebosar y en los que las ganancias y la afluencia superan las de un mes completo con precios "estándar", entendiendo por estándar un riñón y medio del otro. Pero como tienen un problema logístico de no saber donde meter tanto billetaco, vuelven a subir los precios después de esos tres días para evitar verse ahogados en un mar de dólares, y hacen que la gente no vaya al cine y se descargue las pelis en calidad Screener y con el audio y vídeo desfasados...

Total, que como cualquier otro pelao de este país aproveché y fui al cine a ver qué sorpresa me podía deparar la cartelera. Compré mi entrada, mis palomitas, y después de solo 5 minutos de película me sorprendí a mi mismo riéndome como nunca me había reído en una sala de cine.Y no solo yo, si no todos los espectadores que conmigo estaban siendo testigos de una mezcla de humor negro, ironía y brutalidad perfectamente aderezadas con el simpático acento argentino de los integrantes del reparto.


Relatos Salvajes es una película que nos expone seis historias, aparentemente independientes y sin ninguna conexión entre sí, pero que indudablemente tienen un factor común: la bestialidad. No en el sentido gore, con sangre y vísceras salpicando la pantalla, ese sería un camino simplista y está muy manido en las últimas décadas. Estos relatos son más complejos y van más allá: lo que puede ocurrir después de una serie de desafortunados encuentros con una empresa de grúas que te retira el coche por estar supuestamente mal estacionado; cómo se puede reaccionar cuando, después de muchos años, te encuentras cara a cara con la persona que arruinó tu vida; lo que puede ocurrir si en alguna ocasión perdemos la paciencia al volante y nos puede la soberbia; o como el día más feliz de nuestra vida se puede transformar en el peor, o al menos, en el más surrealista.

Estos son solo algunos ejemplos de lo que esta producción argentina nos brinda. Con un reparto de categoría, liderado por Ricardo Darín (El Secreto de Sus Ojos) y otros actores conocidos en el panorama español como Leonardo Sbaraglia (Intacto), el entretenimiento está 100% garantizado. No podréis parar de reír ni de llevaros las manos a la cabeza mientras veis las estrambóticas aventuras que experimentan estos personajes.


Sinceramente, la película se hizo cortísima, y sin duda habría pagado un precio "estándar" para verla, aunque después hubiera tenido que iniciar diálisis. Os esperamos por aquí para que nos comentéis cuál fue vuestro relato favorito.

SrRorschach para Crónicas de Valhalla, Granada.

3 comentarios:

  1. Mi relato favorito fue el último: El de la boda. De hecho me dio la sensación de que los relatos fueron todos de menos a más, tanto en calidad como en duración. Es curioso como una película sin grandes alardes: Profundidad de personajes, historias cruzadas, giros inesperados...consigue enganchar tanto. De hecho se podría decir que es una peli basada en "sketchs", eso sí, benditos sketchs.

    ResponderEliminar
  2. Fui a ver la película el Martes con dos compañeros de clase y amigos. La sensación al salir de los tres fue impresionante; hiperactivos, entusiasmados, arrebatados.
    Y es que como bien has dicho esta película sabe retratar la ira y el punto en el que tu instinto vence a tu razón a la perfección, de una manera realista y surrealista, contradictoria, como los seres humanos.
    No podría quedarme con una historia, todas tienen "el toque" para recordarlas.
    Otra buena reseña, un saludo.

    ResponderEliminar
  3. De los aspectos que más rescato de esta película está el reparto, por ejemplo el actor Leonardo Sbaraglia, vaya que logró un personaje interesante. Sin duda este actor se caracteriza por participar en producciones de calidad como la actual serie O Hipnotizador.

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.