Orange is the new black

18 de septiembre de 2014


Sin duda alguna vivimos en una época donde la calidad de las series de televisión es abrumadora. Lo de estar en casa un fin de semana y decir "que aburrimiento, y ni siquiera hay nada en condiciones para ver en la tele" ya no es una opción, ya que el menú a la carta de grandes series que no paran de emitirse es maravillosamente extenso. Muchos serieadictos pasamos por una pequeña crisis televisiva cuando nuestra serie favorita acaba: 

"Oh no, ha acabado Lost, ¿ahora qué?... Bueno, al menos me queda House" 

"Oh no, echaré de menos a mi querido y sarcástico Dr. House, ¿ahora qué?... Bueno, dicen que esa serie tiene buena pinta, ¿cómo se llamaba? ¿Breaking Bad?"

"Joder, Walter "Heisenberg" White eres el puto amo, ¿pero ahora que ha acabado la serie qué será de mi? Y además tengo que esperar un maldito año para la nueva temporada de Juego de Tronos AAAAAAH"

Y después llegó Sherlock, True Detective y muchas más que me quedan por descubrir y disfrutar. Y es que últimamente los espectadores estamos de enhorabuena por este aluvión de series de calidad que nos ha tocado vivir... y aquí es donde entra Orange is the new blackNo es que la esté encumbrando en el mismo altar que las anteriormente mencionadas, esas ya se han ganado un lugar en el Olimpo de las series, pero sí que es cierto que OITNB es una serie distinta, y esto es notable tras ver apenas dos capítulos.


Orange is the new Black es una serie que mezcla drama con la dosis exacta de comedia y que está basada en el libro autobiográfico de Piper Kerman Orange is the New Black: Crónica de mi año en una prisión federal de mujeres, que relata sus memorias sobre la vida en la cárcel. ¿Qué nos vamos a encontrar en esta serie?

Piper Chapman (Taylor Schilling en un casting muy acertado (sí, se cambió el apellido en la serie)) es una mujer de clase media que tenía su vida encarrilada: recién comprometida, a punto de empezar un nuevo negocio... Cuando un día cualquiera una devastadora noticia llegará con la potencia de Mjolnir, el martillo de Thor, para romper este cuadro idílico en el que tenía enmarcada su vida: Piper es acusada por tráfico de drogas en una investigación judicial sobre hechos ocurridos diez años atrás, cuando atravesaba una confusa y alocada etapa de su vida. Para evitar el juicio, accede entregarse voluntariamente y cumplir una condena de 15 meses en una cárcel femenina de mínima seguridad, la Prisión Estatal de Litchfield, donde se desarrolla prácticamente la totalidad de la historia.

Así, aunque la trama principal se centra en la historia de Piper, la serie va mucho más allá, ya que el grupo de actrices que componen el plantel carcelario es realmente interesante, y poco a poco, capítulo a capítulo, iremos conociendo a cada una de estas increíbles "secundarias" que son las que le dan a la serie un aire muy fresco, atractivo y que te hace querer más y más de esta serie. No en vano, en la gala de los Emmy´s celebrada unas semanas atrás, 5 de sus actrices estaban nominadas, y una de ellas, Uzo Aduba (Crazy Eyes), se llevó el galardón a mejor actriz invitada (aunque esté presente en todos los capítulos), totalmente merecido ya que llena la pantalla cada vez que aparece. ¿Querías una serie que superara el test de Bechdel? Pues ésta está hecha para ti. 


En la serie encontramos temas recurrentes como las diferencias raciales, las internas se agrupan en blancas, negras, hispanas, las chicas de oro (ancianas) y otros; la sexualidad, sobre todo relaciones homosexuales entre internas, pero también las hay heterosexuales, bisexuales, incluso una transexual, esto también conlleva a la exclusión y el trato vejatorio llegando incluso a la agresión por parte de personajes homofóbicos; la religión, cuyo peso recae principalmente sobre el personaje de Pennsatucky, una devota religiosa que piensa que ha sido escogida por Dios para transmitir su palabra; pero sobre todo, el objetivo de la serie y del libro que la inspiró es mostrar el funcionamiento del sistema penitenciario, sanciones injustas, condenas en aislamiento por motivos nimios, la malversación de fondos que se podría aplicar a muchos sistemas burocráticos y funcionariales presentes en la mayoría de países, la especulación y conspiración por el poder dentro de la cárcel, etc.

Pero no es oro todo lo que reluce, como en la mayoría de las series también hay personajes que son aburridos y muy lineales cuyas tramas son menos interesantes y que aburren un poco, pero bueno, eso es uno o dos casos contados, por lo general todas las actrices son increíbles. Por último, mi recomendación sería ver la serie en Versión Original, ya que las chicas de color tienen un acento muy particular y muy divertido que no se plasma en la versión doblada, además de que la presencia de personajes hispanos que mezclan a veces diálogos en inglés y español no se aprecia tampoco si se ve traducida.

2 comentarios:

  1. Sin dudad una de mis series favoritas. La descubrí cuando terminé de ver Breaking Bad. Como bien explicas al principio pensé “Oh no!! Y ahora qué hago??” pero me hablaron de esta serie y la verdad que me bastó ver un capítulo para engancharme por completo.

    RSV

    ResponderEliminar
  2. Sobrevaloradisima apenas llega al 3 protagonista aburrida situaciones previsibles clichés buenrollismo en el fondo una mierda nada que ver con weeds de la misma autora nancy se las come a todas y sobretodo con oz la serie carcelaria con mayúsculas ahora si eres de esos k les gusta el mentslista bones o hacer comidas con el lavavajillas te encantara

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.