Deadwood

12 de septiembre de 2014


*Advertencia: A partir de ahora todo van a ser alabanzas para esta producción.
Hoy traigo un clásico de la televisión que ya se ha convertido en serie de culto, 'Deadwood', serie que dio comienzo en 2004, tiene 3 temporadas y llego a engancharme tanto que me vi los 36 episodios en dos semanas. Abalada por  la HBO y por numerosos premios, ganó 8 premios Emmy de 28 nominaciones y un Globo de Oro. Se puede definir como un drama y un western, aunque es una producción única en su género, yo diría que es salvaje en todos los sentidos, y a su vez maravillosa, es tan buena como las mejores películas. Pensareis leyendo mis últimas recomendaciones que solo me gusta el drama, no es así, me encanta reírme, pero lamentablemente hace muchísimo tiempo que no veo humor bueno, (lo siento por los fans, pero a mí cosas como ‘Modern Family’ o ‘Big Bang Theory’ solo consiguen en ocasiones que esboce una sonrisa y yo lo que quiero es soltar carcajadas).



Ambientada en 1870 en el pueblo Deadwood, ciudad fronteriza de reciente construcción donde conviven mineros, inmigrantes, emprendedores, forajidos y prostitutas (todos gente de bien), lo que viene siendo la autentica representación del salvaje oeste. Narra las intrigas y devenires que se viven para que el pueblo se anexione a uno de los estados, en este caso a Dakota del Sur (en un principio estos pueblos del oeste de los EE.UU. eran independientes; es la clásica imagen, tantas veces reflejada en la grande y pequeña pantalla, de las carretas llegando a un territorio donde los colonos se establecían y construían una población).


Un punto interesante de esta ficción es que los protagonistas son personajes históricos reales, si alguno tiene cierta afición por el western (como es mi caso), le sonaran nombres como Seth Bullock, Wild Bill Hickok o Wyatt Earp. Pero no hay que ser un amante del western para disfrutar de Deadwood, es el drama redondo, lleno de intrigas, traiciones, corrupción, violencia, sexo, drogas, y, lo que para mí es el punto fuerte, un humor retorcido, bastante negro en ocasiones y siempre lleno de ironía. Es una de las series con los mejores diálogos de las que he visto, tan buena como 'Los Soprano', a mí me gusta hasta más. Su creador David Milch viene de la ficción policial; trabajos anteriores han sido la mítica ‘Canción triste de Hill Street ‘(si no has nacido en los 80 probablemente no sabes de qué te estoy hablando) y ‘Policías de Nueva York’, y se aprecia esa impronta del clásico policíaco en la obra.

Pero ojo el producto no está hecho para hermanitas de la caridad, tiene escenas terriblemente violentas y hasta gores, sexo explicito y probablemente  el lenguaje más soez que he oído en televisión, solo se le acercan las irrepetibles ‘The Wire’ y ‘The Shields’.


Las actuaciones son brutales: por Timothy Olyphant (interpreta a Seth Bullock) ya sentía devoción desde hace tiempo, soy seguidora de 'Justified' (otra de las grandes que hay en antena); pero gracias a Deadwood descubrí el asombroso talento del británico Ian McShane, ya lo había visto en anteriores ocasiones, pero aquí me di cuenta que este tío es un monstruo de la interpretación. Realiza el rol de Al Swearengen, un proxeneta y dueño de burdeles que supo campar a sus anchas por el far west. Permitidme que me quite el sombrero de cowboy y me postre ante tan esplendido trabajo del inglés; sin duda, el mejor malo de todos los tiempos, por no decir el mejor personaje televisivo de todos los tiempos. No entiendo que se llevara solo un Globo de Oro, se merecía todo; un tío que con el mismo personaje consigue hacerte temblar, palidecer, llorar y reír a mandíbula partida (esas conversaciones con el chino son desternillantes), tiene todos esos matices. Puede que engorde mi lista de enemistades con lo que voy a decir a continuación, pero que se quite el tan laureado Walter White si lo comparamos con el personaje de Al Swearengen. Podría alargarme y hablaros de los excelentes secundarios pero no quiero que esto se haga más tedioso aun.


Si hay algo de lo que me arrepiento es de no haber descubierto esta joya antes, y lamento que no tenga más temporadas, aunque quizás esto es una virtud, porque al ser corta no ha dado tiempo a que se queme ni empalague como les ha pasado a otras muchas (no estoy pensando en ‘Homeland’ #ironíamodoon).

4 comentarios:

  1. Me han entrado ganas de ponerme a verla. ¿La has visto en versión original, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente no todos los capítulos los he podido ver en VO porque al ser más antigua me resultaba más difícil encontrarlos, pero el doblaje no es malo tampoco.

      Eliminar
  2. Intentaré localizarla en VOSE, pero si no puede ser, pues doblada. Que hay doblajes muy buenos :P

    ResponderEliminar
  3. Hijoputa san Francisco al suarenger con una piedra en el riñón momentos míticos que pena que no hubo duelo final y el señor hirst acabo huyendo deadwood debería haber ardido hasta los cimientos con un doble capítulo final a la chica del artículo pasa me tu facebook ya que el 98% de las chicas repudian deadwood o the shield

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.