Community

3 de septiembre de 2014


"Hola, esto es Crónicas de Valhalla, y hoy vamos a partirnos el culo". No, no soy Ernesto Sevilla (aunque mi buena almendra pueda dar lugar a confusiones), pero no encontraba una manera más adecuada de dar entrada al post de hoy que parafraseando al cabezón de Albacete. Porque hoy, por fin, llega a la hemeroteca de nuestro blog una de las series cómicas más destacadas de los últimos años, una serie estadounidense que dejó de rodarse y emitirse, pero que gracias a la presión mediática por las redes sociales (al grito de #sixseasonsandamovie) de sus más fieles seguidores se relanzó (ya podría hacerse la misma presión por parte de la sociedad en temas de verdadera importancia, y ojalá tuviera el mismo resultado...), una serie cuyos interpretes y guionistas han recibido multitud de nominaciones y premios en el mundo de la comedia y de las series en general. Les habló, señoras y señores, de Community.

Todo empieza cuando Jeff Winger, abogado de profesión y enteraillo de vocación, es cesado en su empleo por el estado de Colorado. Al parecer, han descubierto que su título académico es de la Universidad de Colombia, y no de Columbia (un timo en toda regla, pero hay que tener calidad para colarla de esa manera). Por consiguiente, se ve obligado a ir a la universidad para obtener un título válido. Le dan la opción de asistir a una universidad comunitaria, donde asistir unos años a las clases pertinentes será suficiente para ver restituido su título. Así que se matricula en la Universidad de Greendale.


En la primera semana, va a la universidad a hablar con un antiguo amigo suyo que es profesor allí, para tantearlo con su palique de abogado y que le chanchullee para saltarse unos cuantos cursos, pero su colega está curado de espanto, así que nanai. Por otro lado, hay una rubiaca maciza en clase de Español, Britta, a la cual quiere ligarse a toda costa. A la hora de comer le entra, pero Britta lo esquiva con tanta efectividad que Jeff se ve obligado a decir que es tutor titulado de español, y que ha montado un grupo de estudio para preparar el examen del día siguiente. Es mentira, solo se van a encontrar ellos dos en la sala de estudio, pero Britta avisa a unos cuantos compañeros más, presentándose esa tarde los principales protagonistas de esta serie:


Jeff Winger, joven y atractivo abogado que nunca se ha tenido que esforzar para nada. Un tipo listo y audaz al que su capacidad de inventiva y de discurso lo hacen perfecto para su profesión. Sin embargo, la vida le acaba de dar un duro revés y lo ha mandado a esta universidad en la que tendrá que tratar con gente de lo más variopinta, y entre otras cosas aprenderá lo que es no tenerlo todo tan fácil (aunque los demás también aprenderán algo de este prenda)

Britta Perry, la rubia potente. Cercana a los treinta años, quiere redirigir su vida por un camino que tenga un futuro respetable como psicóloga. Hasta ahora solo había destacado como líder de movimientos anárquicos, hippies y anti-sistema (va ganando más y más puntos...), pero la locura de los veinte se está terminando, y va siendo hora de cambiar. Renovarse o morir. Tiene gracia sobre todo porque cuando quiere hacer un chiste no tiene ninguna, y lleva el ridículo con elegancia.

Abed Nadir, el auténtico genio. Estudia artes escénicas, y es un fanático de la cultura popular, esto es, cine y televisión. La unión de estas dos cosas, sumadas al hecho de que padece algo de Asperger, lo convierten en una enciclopedia parlante: compara y asocia cualquier evento que ocurre en su vida con una película o serie, incluso se podría decir que no es él mismo, si no que solo es una interpretación adecuada a cada situación. Sin embargo, es un gran observador del comportamiento humano, y a menudo el más sabio del grupo.
Shirley Bennett, madre recién divorciada que busca dar un giro a su vida abriendo su propio negocio. Se caracteriza principalmente por ser una cristiana acérrima, que sería capaz de defender razonamientos como los que hace este caballero. Además, su papel de madre la hace a menudo la voz de la conciencia y de la razón, dándole la característica de "cortarrollos" en muchas ocasiones. Sin embargo, no serán pocas las veces que se le vaya la cabeza en esta jaula de grillos.

Troy Barnes, la estrella de fútbol americano. Estrella fue en el instituto, hasta que su carrera se "estrelló" (bababam tss). En una fiesta de estas americanas, se lesionó de por vida al pegarse un tortazo mientras bebia de un barril haciendo el pino (lo que se llama por ese país de subnormales keg flip), perdió la beca para estudiar en una universidad de prestigio y acabó aquí. Os daréis cuenta que es cortillo de mente, pero un buenazo a pesar de querer aparentar ser el típico flipaillo capitán de equipo. La dupla Abed-Troy, inmejorable.
Annie Edison, la empollona inocente. Estudió en el mismo instituto que Troy, y tenia un futuro prometedor, con plaza en una universidad de reconocimiento, pero su adicción a las pastillas truncaron su camino, no siendo aceptada en otra universidad que no fuera esta. Es la voz de la ingenuidad, y eso acompañado de su encanto la hacen merecedora de un puesto en este variopinto grupo.
Pierce Hawthorne, el abuelete multimillonario con espíritu joven. A este lo único que le motiva para matricularse es el aburrimiento: hijo del creador de "toallitas Hawthorne" y heredero de su fortuna, no ha tenido que dar un palo al agua en su vida. Se caracteriza por tener un humor algo racista y ser un pesado de mucho cuidado, es sin lugar a dudas el tio más detestable del grupo, pero por eso mismo se hace indispensable. Además, el hecho de que sea interpretado por un actor de la talla de Chevy Chase le da un plus de simpatía, o antipatia, como querais llamarlo. Lo cierto es que no podréis resistiros a esperar con impaciencia que burrada va a soltar en cada momento.

Aparte de estos personajes, existen muchos más dentro y fuera del campus de Greendale. Destacar sobre los demás a Jim Rash, un decano muy "colorido" (no encuentro un adjetivo que le encaje mejor, ya veréis...) que se deja la piel por hacer que su universidad se parezca lo máximo posible a una universidad "real"; y el Señor Chang, el profesor de español (que es asiático, por si no os habíais dado cuenta). Este tio, en serio, está muy loco. No sé si es el papel que tiene que desempeñar, o es así de verdad (recordadlo en Resacón en Las Vegas...) pero el caso es que es un descojone continuo y absoluto. (Cuesta creer que los dos actores que veis haciendo el ganso aquí abajo sean médico y guionista ganador de un Oscar, respectivamente)


Esta amalgama representativa de la sociedad americana afrontará en cada capítulo diferentes paridas, todas sin ningún desperdicio, que serán aderezadas con un sentido del humor inteligente, y con continuas referencias a la cultura moderna, clichés del cine y la televisión y alto contenido de humor meta (el valioso don de reírse de uno mismo) Además, en muchos capítulos se salen de los estándares establecidos, recurriendo a la animación, teleñecos o a la plastimación (para haceros una idea, Pesadilla antes de navidad). Incluso existe un capitulo que se desarrolla íntegramente dentro de un videojuego, y los personajes son una combinación de píxeles. No tiene ningún desperdicio, en serio.


La crítica se ha deshecho en elogios siempre que ha hablado de Community. Aparte de ganar numerosos premios y reconocimientos, dos de sus capítulos están considerados como los mejores de la historia de las series de televisión yanqui ("Modern Warfare" y "Remedial Chaos Theory"). En el Top 25, para ser más exactos. La ventaja, en este caso, es que no teneis que seguir el orden cronológico de los capítulos para pasar un buen rato riendo, podéis ver episodios sueltos sin miedo a no entender algo. Por supuesto, yo recomiendo seguir el orden establecido, y verla si os veis capaces en inglés, para captar todos los juegos de palabras y expresiones que se hacen. Una serie fresca, inteligente, única.


Si estás cansado de las comedias de risa fácil, pero no cesas en tu empeño de arrancarte a tu mismo una buena carcajada, esta es tu serie.

SrRorschach para Crónicas de Valhalla, Granada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.