Gamers del séptimo arte

13 de agosto de 2014


Desde el primer ordenador que caté cuando apenas tenia 4 años, un Invest de 256 kB que solo trabajaba con MS-DOS y que hacia unos ruidos parecidos a los motores de un Boeing-747 a punto de caer en barrena, mi vida ha estado impregnada del espíritu de un autentico enganchado a los videojuegos. Ese ordenador, con el que trabajaba mi padre, pero que siempre que dejaba desprotegido era ocupado por mi, tuvo los primeros juegos a los que he jugado, y que después de que miles de títulos diferentes hayan pasado por mis manos, los sigo recordando con cariño como los mejores.


Desde entonces, miles de títulos han pasado por mis manos, pero últimamente, con esto que llaman la madurez, he perdido ese apetito "de jugar a la maquinita" que tanto me caracterizaba. Ahora ya que sí buscar un trabajo en el que te exploten, que sí salir a hacer ejercicio que la edad ya no respeta ni el metabolismo, que si las resacas que te duran dos días y no te dejan fijar la vista...ya no es lo mismo. Ahora ya esas horas libres que te quedan al día (si es que te quedan) las dedicas a hablar de política, de la crisis, de la econom...¿pero que coño me esta pasando? Alejandro, espabila y deja de hablar como un pureta, envíciate a algo ¡YA! Muajajaja, no va a ser tan fácil acabar con mi mentalidad infantil cognitiva de grado 9, y además, gracias a la industria cinematográfica, no nos olvidaremos de los personajes y aventuras que llenaban nuestras despreocupadas vidas de yonkis de la Play.

Y es que el cine en las últimas décadas ha encontrado un filón de diamantes con las que crear guiones para nuevas películas. Con el auge del entretenimiento videojueguil, el desarrollo meteórico de esta industria ha generado tal cantidad de historias originales que era imposible que no se aprovecharan. Tienen el trabajo casi hecho, y además con la ayuda de los retoques de ordenador y unos efectos especiales cada vez más realistas, es una inversión asegurada.

Crónicas de Valhalla os enumera algunas de las producciones cinematográficas basadas en juegos más mediáticas, y os adelanta futuros estrenos que no debéis perderos.

- Resident Evil

Era imposible no empezar por la que es seguramente la saga de películas basada en un videojuego más importante y sonada de todas. El primer título de la saga, que ya va por casi una decena de entregas, fue lanzado en 1996, y tal fue su éxito entre la juventud que apenas 5 años después se realizó la primera película. La historia es ya por todos conocida: en unos laboratorios secretos (Umbrella Corporation) se sintetiza un virus mortal que tiene la capacidad de revivir células muertas, se produce una fuga y se convierten todos en muertos vivientes. Alice, la protagonista de la historia en el videojuego e interpretada por la guapísima Milla Jovovich en la gran pantalla, despierta en la ducha de la mansión tapadera de los laboratorios sin recordar un carajo, y su misión es básicamente sobrevivir mientras va recordando todo.


Como siempre pasa, la sobreexplotación de una gran idea hace que la gallina de los huevos de oro acabe dando resultados mediocres, y con esta saga no ha sido diferente. Todas las películas posteriores han ido decayendo en éxito y calidad, al igual que los videojuegos no tienen el mismo encanto que esa mansión acojonante con gráficos de primera generación. Por ello, me quedo con la primera película, una de las primeras que vi en la temática zombie, y que iba a la vanguardia en efectos especiales en aquellos años.


- Tomb Raider

Otro de los videojuegos de gran éxito con hueco en el cine es el protagonizado por esta arqueóloga sexy que busca reliquias antiguas con poder sobrenatural a lo largo y ancho del mundo. Lara Croft llegó a las videoconsolas también en 1996, donde ciertamente no podíamos decir que estuviera macizorra ya que era un conjunto de pixeles. Pero fue en 2001 cuando llegó a la gran pantalla, y conocimos a una Angelina Jolie que por esos tiempos aún estaba jamborra y musculosa e hizo las delicias de todos los adeptos a la saga.


Solo dos películas se han hecho de Tomb Raider, y no muy buenas criticas obtuvo ninguna, cosa que no me extraña, muy flojas las dos. De la primera me quedo sobre todo con el temazo de la banda sonora original, interpretado por Bono y compañía.


- Super Mario Bros

Probablemente se encuentre entre las peores 10 películas que he visto, junto con Power Rangers y la de las Spice Girls (sí, he visto esa mierda...), pero no podía dejar de incluirla en esta recopilación, quizá para preveniros, quizá para desafiaros a tener gónadas de tragárosla. No hay duda de que Mario es uno de los personajes más conocidos del mundo de la videoconsola (desde 1985), y por supuesto no faltaron en su tiempo los que quisieron hacer caja adaptando la historia de estos hermanos fontaneros con acento italiano al celuloide. El resultado, un bodrio absoluto.


Además, la película es del 93, así que si le echáis valor, os vais a encontrar con unos efectos especiales Hacendado tope tochos. Ideal para verla fumado o cuando padeces de estreñimiento.


- Prince of Persia

Más moderno, e indudablemente de más calidad fue el estreno de la pelicula de Prince of Persia. Esta saga de videojuegos comenzó hace la friolera de 25 años, con gráficos apixelados en MS-DOS y Atari ST, pero la continua innovación en el campo acompañado de una diversificación en lineas temporales de la historia lo han mantenido siempre a la vanguardia. Siempre se ha caracterizado por una animación muy fluida en los movimientos del protagonista, realismo muy conseguido desde los inicios.


La película, estrenada en 2010, difiere un poco de la historia original que se juega en el titulo en el que se basa (Las Arenas del Tiempo), pero supongo que se hace para adaptarla mejor al publico. El príncipe Dastan, interpretado por Jake Gyllenhaal, debe enfrentarse a las fuerzas oscuras que pretenden apropiarse de una daga antigua capaz de liberar las arenas del tiempo, con la que se puede retroceder al pasado, predecir los movimientos del enemigo y ganar batallas pérdidas (principal atractivo del videojuego) Salvo el final que considero algo flojo, la película no me decepcionó, con una acción trepidante y unos efectos especiales hipnóticos.


- Need For Speed

Una idea nada innovadora la de llevar este videojuego al cine, ya que estamos hasta el copete de ver películas de coches tuneados gracias a The Fast & The Furious y sus ya 7 entregas. Esta saga comenzó sus andaduras en 1994, y también ha llenado cada año los estantes de las tiendas con nuevas cajas de CD decoradas de cochazos con vinilos y fluorescentes en los bajos. Y ha sido este año (2014) cuando se han decidido a cambiar los monitores de ordenador por las macropantallas de 22.


Algo tiene esta película, que solo los que hemos estado a los mandos de un Toyota Supra virtual con tribales en los costados podemos apreciar. La realización y la fotografía emula a la perfección la sensación de primera persona que te da el videojuego, con tomas en POV y con cámara trasera. Son cosas que al verlas me hicieron sonreír y pensar "esta película va dirigida a frikis como yo". En cuanto a la historia que se cuenta, tiene altibajos en credibilidad, cosa que no pasa en los juegos (os lo aseguro), pero el tener como protagonista a Aaron Paul hace que minimices los contras y te quedes con la actuación soberbia de este pedazo de actor, que deja claro que Breaking Bad es solo el principio.


Estos son solo algunos ejemplos, pero hay más, como Street Fighter, Mortal Kombat, Hitman, Silent Hill o Final Fantasy (integramente de animación digital). Como próximos estrenos, destacar la inminente llegada de superproducciones como Splinter Cell, en la que un ex-agente de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense se infiltra en organizaciones terroristas por medio de la discreción y el sigilo y evita catástrofes mundiales; y Metal Gear, juego de juegos de esta índole y que todo buen gamer conoce y tiene en su gameroteca, que llegará en 2015. Sin embargo, ya se ha hecho una pelí de este ultimo juego: unos fans italianos, con un presupuesto de 10.000 €, continuaron el argumento que se desarrolla en Metal Gear Solid. El filme es de distribución libre, y podeis descargarla o verla on-line desde este enlace.

 Son historias ya vividas por nosotros, con las que hemos interactuado desde la infancia y que nos hacían soñar con que eramos héroes, con las que podíamos vivir en mundos fantásticos o post-apocalípticos sin movernos del sillón, y que como los libros nos hacen vivir miles de vidas diferentes. No os equivoquéis, soy más de tinta y papel que de mando y pantalla, un libro siempre será mejor, pero la opción de controlar el destino de la historia siempre es algo muy sugerente.


Dedico este post a Robin Williams, fallecido ayer a los 63 años y que entristeció al niño que todos llevamos dentro. Confeso adicto a los videojuegos, llegó a llamar a su hija como uno de ellos: Zelda Rae Williams. Descansa en paz, compañero.

SrRorschach para Crónicas de Valhalla, Granada.

2 comentarios:

  1. Mi favorita es con diferencia "El Príncipe de Persia". Estoy deseando ver si hacen algo decente al pasar como se supone que van a hacer la saga "Uncharted" al cine.

    ResponderEliminar
  2. No sabía que estaban haciendo una peli de Metal Gear, espero que sea tan grande como el juego, pero me da miedo que pase lo de siempre, que las espectativas sean tan altas que al final resulte un fiasco de película.

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.