K-PAX. Un Universo aparte.

18 de junio de 2014




Siempre he pensado que las grandes películas no se miden por sus cualidades de manera individualizada: no vale tener solamente un guión de calidad, ni el mayor capital empleado en cine hasta el momento, ni un largo reparto de conocidos actores. Las grandes películas son las que conforman un conjunto de cualidades perfectamente equilibradas, te atrapan desde el primer minuto, te hacen disfrutar mientras las estas viendo, pero sobre todo aún más después de haberlas visto, te hacen despertar ese resquicio de imaginación perdido en la rutina diaria y provocan que cambies aunque sea un poco tu manera de ver el cine. Y todo eso, a través de una buena historia.

Con K-PAX, estamos ante una de esas películas que no resalta como una de las mejores en los apartados anteriormente comentados, pero sin duda en conjunto creo que es digna de mención por estos lares.


¿Que pensaríais si encontraseis a un hombre en una estación, desorientado, sin documentación alguna y afirmando que procede del planeta K-PAX en la constelación de Lira?
Evidentemente, que está muy loco, ¿no?

Pues es así como comienza esta historia, en la que el protagonista, Prot, es trasladado a un hospital psiquiátrico, donde conoce al doctor Mark Powell, que tratará de encontrar una explicación lógica que permita aportar algo de luz a la situación.

 "Provengo de K-PAX, que es un planeta. Pero no se preocupe doctor, no saldré disparado de su pecho." -Prot-

Prot parece un hombre desaliñado de mediana edad, muy curioso (siempre realiza anotaciones en su inseparable bloc de notas) e incapaz de mostrar ninguna emoción, pero que parece conocer a la perfección a la gente que le rodea. Sus razonamientos, más que convincentes, harán que el doctor Powell, en continua lucha interior entre la intuición y la razón, no sea capaz de distinguir entre realidad o ficción. La llegada del protagonista al hospital provocará una revolución entre los demás pacientes, debido a su anuncio de que su tiempo en la Tierra es limitado y el 27 de Julio deberá regresar a su hogar y se llevará consigo a un paciente de vuelta a su planeta.



 - "Jamás había estado en un planeta de clase BA-3, fase temprana de evolución y futuro incierto." -Prot-

- "¿Qué hay de la estructura social de vuestro planeta? ¿Qué hay de los gobiernos?" -D. Powell-

- "No, no necesitamos tenerlos. Ni leyes, ni jueces." -Prot-

- "Entonces, ¿como distinguís el bien del mal?" -D. Powell-

- "Todo ser del Universo distingue eso, Mark." -Prot-




K-PAX es la prueba de que es posible elaborar una buena película de ciencia ficción sin hacer grandes alardes de efectos especiales, basándose en una historia sólida que llame la atención del espectador.
La película es una adaptación de la novela de ciencia ficción homónima del escritor estadounidense Gene Brewer, y está dirigida por Iain Softley, que he de admitir era un desconocido para mí hasta el momento.

Las excepcionales interpretaciones de Jeff Bridges (El gran Lebowski, Tron, El rey pescador) y sobre todo de Kevin Spacey (Sospechosos habituales, L.A. Confidential, American beauty, House of Cards), refuerzan una magnífica historia bien adaptada al cine. Del resto del reparto, algunas caras conocidas como las de Mary McCormack (Deep Impact), Aaron Paul (Breaking Bad) o Clarke Peters (The Wire), aunque la de éstos últimos de manera testimonial.

Otra de las cosas que también me quedó muy claro es que la BSO de la película no es de este planeta, introduciéndote totalmente en ese ambiente de intriga y paz interior al mismo tiempo. Te acompaña de manera magistral durante la película, hasta el mismo desenlace donde deja ir la historia con unas notas que siguen en tu cabeza varios minutos después.

Muy (pero muy mucho) acertado el final abierto para que sean la intuición del espectador y sus creencias personales las que interpreten el desenlace de la historia.

Y para terminar dejo una reflexión del protagonista, que hace un guiño a la teoría de física teórica del Big Bounce:

"Quiero contarte una cosa Mark, hay algo que aún no sabes. Nosotros los k-paxianos lo hemos descubierto porque llevamos mucho tiempo existiendo. El Universo se expandirá y luego se cerrará en sí mismo. A continuación, volverá a expandirse y repetirá este proceso hasta el infinito. Lo que no sabes es que cuando el Universo vuelva a expandirse, todo será otra vez como ahora, cualquier error que cometas esta vez lo revivirás en la próxima ocasión. Todos los errores que cometas, los revivirás una y otra vez eternamente. Por eso, mi consejo es que esta vez tomes la decisión correcta, porque esta oportunidad es la única que tienes." -Prot-



Todas las películas deberían de tener un final así.

1 comentario:

  1. Es cierto, te mantiene pegado al asiento, y no es necesario CGI ni explosione, ni fuegos artificiales para contar una buena historia. Al final es cierto eso de que no hay nada nuevo bajo el sol, lo único es la manera de contarlo y el director lo hace muy bien, aunado a las buenas actuaciones de los protagonistas. ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.