Raising Hope, la gran olvidada

2 de marzo de 2014


En cualquier conversación sobre televisión, cuando se habla de comedias actuales en emisión, es más que habitual que siempre salgan a relucir los mismos nombres: Modern Family, The Big Bang Theory, How I Met Your Mother… Quizás, si escarbamos un poco más –y con algo de suerte- aparecerán títulos menos populares (aunque quizás superiores en cuanto a calidad, todo hay que decirlo) como Community o Parks & Recreation. Pero hasta el día de hoy, nunca he conseguido nombrar a Raising Hope sin obtener una mirada de extrañeza a cambio. 



Sin embargo, y a pesar de no tener demasiado renombre, lo cierto es que a esta serie no le va nada mal: puede presumir de estar ya en la cuarta temporada, y, si bien es verdad que nunca ha cosechado grandes datos en lo que respecta a las audiencias, sí que tiene unos espectadores muy fieles. Y es que sus números se han mantenido muy estables a lo largo de sus cuatro años de recorrido, lo que le ha valido unas renovaciones muy merecidas, aunque algo ajustadas, todo sea dicho.

¿Cuál es su trama? La serie nos presenta a Jimmy Chance (Lucas Neff), un chaval de veintipocos años que, nueve meses después de tener un lío de una noche, descubre que tiene una niña a su cargo, ya que la mujer con la que se acostó es una asesina en serie condenada a la silla eléctrica. De ahí el nombre de la serie, Raising Hope (en español, “Criando a Esperanza”), lleno de doble sentido – como todo aquí. Y todo esto sólo ocurre en los primeros minutos del episodio pilotos.

En realidad, Raising Hope no es una serie con un único protagonista, sino que todos los miembros de la familia Chance forman un núcleo coral en el que cada uno aporta sus características particulares: Virginia (Martha Plimpton), la madre de Jimmy, que trabaja como limpiadora en casas de gente con dinero; Burt (Garret Dillahunt), su padre, un músico de rock frustrado que se gana la vida limpiando piscinas y cortando el césped; y Maw Maw (Cloris Leachman), la bisabuela de Jimmy, una mujer con graves problemas de memoria. A ellos se suma Sabrina (Shannon Woodward), una cajera del supermercado en el que trabaja Jimmy, y por la que se sentirá atraído.

La familia Chance no es una familia al uso: representan lo que se conoce con el término despectivo de “White trash”; gente blanca, con un bajo status social, muy malas perspectivas económicas y poco nivel cultural. En este sentido, la serie no se corta un pelo a la hora de mostrarnos la miseria en la que viven los Chance –que en más de una ocasión nos hace llevarnos las manos a la cabeza – pero que, sin embargo, ellos combinan con una frescura y un buen fondo que les hace únicos. Al fin y al cabo, no hay que olvidar que el propio apellido de la familia es sinónimo de “oportunidad”.



El humor de la serie se basa sobre todo en los juegos de palabras, algunas situaciones absurdas, y mucho desenfado. Además, todo aquel que conozca a Greg García (“My Name is Earl”) verá pronto en ella su marca personal –y lo bestia que puede ser en ocasiones-. Aunque García ya no forma parte de la serie, hay que reconocer que la cuarta temporada está manteniendo el tipo sin que su ausencia se haga evidente.

Pero, sin duda, lo que mejor se le da a la serie –algo que ha sabido explotar en la tercera temporada como en ninguna otra- es la parodia. En Raising Hope encontramos guiños al cine (sobre todo a los grandes clásicos), a la sociedad (especialmente a la americana, con la que se ceba sin sonrojarse), a temas actuales, y a situaciones conocidas por todos. Siempre, por supuesto, con un gran espíritu crítico. Y sin olvidar que no pone reparos a la hora de reírse de sí misma. 

Por todos estos motivos, os animo a que le deis una oportunidad: si estáis buscando una comedia que se salga de lo habitual y si os gusta el cine, no os arrepentiréis de dejar pasar a la familia Chance. Merece la pena, de verdad.

2 comentarios:

  1. Soy muy fan de esta serie. Es muy divertida, capítulos cortos, muy fácil engancharte y muy original!!! Me encanta que hayáis escrito sobre Raising Hope!! :)

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que la serie es genial. Por desgracia, un par de días después de publicar esta entrada anunciaron su cancelación... Una lástima :(

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.