Quiéreme si te atreves (2003)

21 de febrero de 2014


¿Qué hace que una película sea buena? Cada cual tendrá su propio criterio, para mi una buena película es aquella que da que pensar, o una que tenga unos diálogos tan contundentes que cuando escuchas uno piensas "buah, eso lo tengo que poner en facebook/twitter/tuenti/mesengger/mi diario". Que se me venga a la mente, un ejemplo de un guión redondo, con unos diálogos brillantes, sería El indomable Will Hunting (altamente recomendable, podéis ver una muestra en el último post de Sr. Rorschach). Sin embargo, la película de la que quiero hablaros hoy es de las primeras, de las que dan que pensar, no porque sea filosófica, sino simplemente porque te aporta algo que queda guardado dentro de ti, que no deja indiferente, que cuando la terminas de ver piensas "le tengo que decir a (introducir nombre de mejor amig@) que vea esta película", estoy hablando (como ya sabréis por el título del post) de Quiéreme si te atreves.

Antes de nada me gustaría expresar mi desagrado por la manía de cambiar el significado de los títulos originales de las películas, en este caso el título original es Jeux d'enfants (Juegos de niños), y creo que queda mucho mejor que el que le pusieron finalmente, ahora entenderéis por qué. Vamos al lío, se trata de una peli francesa, hecho que me echaba un poco para atrás porque no he tenido muy buenas experiencias con el cine francés, y además es de amores, segundo factor que me manifestaba cierta reticencia, sin embargo me llevé un buen sopapo antiprejuicios mientras la veía, ya que a cada minuto que pasaba me iba gustando más, opinión favorecida por la existencia de varias de esas frases para enmarcar que he mencionado antes, por ejemplo:

Los amigos son como las gafas: te hacen parecer inteligente, pero se rallan enseguida, y no veas si cansan. Afortunadamente, a veces uno encuentra gafas que molan. Yo, tengo a Sophie.
Pasemos al argumento sin desvelar mucho de la trama: Julien y Sophie son dos niños que por unas circunstancias determinadas entablan una intensa amistad. Esta amistad se sostiene mediante un juego que les sirve para evadirse de la cruda realidad que les rodea, el cual consiste en que alternativamente se van poniendo retos bajo la coletilla "¿capaz o incapaz?" que el otro debe realizar, si lo consigue toma posesión de una caja con forma de tiovivo que sirve para indicar quién tiene el turno de retador. De esta manera van creciendo físicamente, pero mentalmente seguirán siendo esos niños cuyo único motivo para vivir será retar al otro de la manera más humillante posible, y ya se sabe, el roce hace el cariño...

Un juego de idiotas tal vez, pero era nuestro juego.
Nos encontramos ante una historia de amor contada de una forma única, pero también debo recalcar que desde mi punto de vista es una película de ficción, al verla no me vengáis con eso de "es que eso es imposible que pase" o "vaya birria de película, es totalmente irreal", así que concienciaros de eso antes de verla y tenedlo en cuenta cuando acabe o de lo contrario no os gustará tanto. Y si eres de los que piensa que las pelis de amor no son lo tuyo, ¡no importa! dale una oportunidad porque es realmente entretenida y divertida de ver.


Los actores en su etapa adulta, al igual que los niños, hacen un papel exquisito. Qué decir de Marion Cotillard (Sophie), no sé si será su sonrisa, sus grandes ojos, su mirada o toda ella en conjunto, pero tiene un je ne sais quoi (yenesecuá) que hace que quede embelesado cada vez que aparece en pantalla. Guillaume Canet (Julien), también me gustó mucho y más le gustará al público femenino porque, gaysmos aparte, tiene una sonrisa encantadora... ejem ejem, y lo que es más importante, ambos tienen una química especial cuando están juntos en pantalla que hace realmente creíble cada escena en la que aparecen. 

Una de las razones por las que me gusta formar parte de este grupo de Valhallos es por la posibilidad de recomendar películas que realmente me hayan gustado y que sean desconocidas para la mayoría del público como es este caso, así que si os he convencido y al menos una persona le da un voto de confianza me sentiré satisfecho. Os animo a verla y que dejéis vuestra opinión sobre el peculiar final que tiene, ¿capaz o incapaz?.


Antes de acabar me gustaría expresar mi opinión sobre el final de la película, así que si no la has visto aun... NO SIGAS LEYENDO, SPOILER ALERT, EN SERIO, TE DESTROZARÁ LA PELÍCULA SI SIGUES LEYENDO, LEE SÓLO DESPUÉS DE HABERLA VISTO. A lo que iba, cuando vi el final de la película quedé realmente decepcionado, deberían haber sido felices y comido perdices, al fin y al cabo ¡¡es una historia de amor!! y la manera en que termina es realmente disparatada. No obstante, después de pensarlo un poco me pareció un final perfecto ¿por qué? ¡pues porque estos dos están completamente locos! crecen como locos, viven como locos y mueren como locos... locos de amor. La idea de quedar congelados en un beso eterno es una estupidez, pero también tiene su toque ¿romántico?. Si no lo hubieran hecho habrían pasado una vida entre momentos de amor y odio, y el miedo a volver a separarse les aterra tanto que prefieren morir juntos a la idea de vivir separados. Diréis que podrían haber dejado el juego y vivir una vida larga y feliz (como se muestra con la escena de los ancianos), pero no podían hacerlo, el juego es la razón de sus vidas, no pueden dejar de jugar, así que la única manera de concluirlo es con un macabro empate.

18 comentarios:

  1. muchísimas gracias por el comentario final, acabo de terminar esta película y no terminaba de cuadrarme el final pero tienes razón al pensar un poco mas en las personalidades de ambos, la decisión de morir de aquella manera tan extrañamente romántica parece la única solución que se les hubiera podido ocurrir a esos dos, la película me sorprendió bastante no pensé que me fuera a dar tantos giros retorcidos en los acontecimientos de sus vidas, esas son las cosas que aprecie mucho de este filme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Anónimo, la verdad es que la película es sorprendente, sobre todo por su final. Como bien has dicho, esas idas y venidas, el no saber si al final van a acabar juntos o no, la peculiar forma de afrontar los retos de la vida de cada uno, es lo que la hace una película especial, de esas que no te importaría ver una segunda vez. Me alegro de que el comentario final te haya hecho ver con otros ojos el final y que te haya llegado a gustar como me pasó a mi.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Me paso igual al terminar la película dudaba del final, a diferencia de muchos yo soy fanática de los romances, a mi si me gustan las películas francesas después de ver tantas producciones de estados unidos me encanta encontrar tramas mas interesantes.......... cada vez que sentía que lograría saber como seria la siguiente escena, resultaba algo frustrante, solo logre atinar a la razón de porque la había invitado a la cena...... en fin no solo porque es de esas películas que te deja pensando por un final medio concluso/medio abierto me ha gustado sino porque me deja una gran lección, cuando crecemos asi como el dice como un golpe de rama nos olvidamos de vivir empezamos a reir cuando deberías estar triste, nos mentimos, nos adaptamos al patrón, no hay mejor locura que hacer lo que quieras cuando quieres, asi como un niño.....
    mil x ciento recomendada....
    y agradezco tu análisis del final :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Nalanell. A pesar de ese final que no sabría describir porque se me ocurren muchos adjetivos y algunos de ellos se contradicen entre sí, me parece una película que da un golpe de aire fresco a la vida, el ver cómo este par de personajes viven la vida me pareció una genialidad. Desde mi punto de vista, por muy grandecito que esté siempre intento ver muchas cosas con ojos de niño pequeño, madurar, aunque necesario, es aburrido, así que yo seré feliz mientras sea capaz de afrontar la vida de esa manera.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Leí tu post porque la verdad me quedé con dudas del final. Yo estaba entre ¿se murieron de verdad, o simplemente estaban soñando? Pero no, en realidad murieron juntos. Para ser franca, no me gustó mucho la parte de los ancianos, hubiera prefiero hasta el beso final. Pero bueno, es lo de menos. Una comedia romántica con ficción y un poco de fantasía bastante linda. De las películas francesas que más me ha gustado. Saludos desde Honduras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco entendi mucho el final ya no supe que paso en realidad :(

      Eliminar
    2. Supongo que este tipo de final esta sujeto a muchas interpretaciones. La parte de los ancianos lo veo como algo que a ellos les hubiera gustado alcanzar pero que, como digo en el post y los comentarios, no creo que hubieran llegado a conseguir. De todos modos, aunque me quedé un poco confuso al principio, no me disgustó esa parte tampoco, y el final en general me parece uno de los más interesantes de la historia del cine, para bien o para mal.

      Eliminar
  4. Yo soy fanática de los finales felices y adicta a los finales dramáticos, asi que prefiero pensar que ese fue un final abierto. La historia te mostró dos caminos: en el primero los amantes deciden morir en un "beso eterno" (y asi evitarse el circulo vicioso de amor y odio que de seguro sería su relacion) y la escena de los ancianos sería "lo que pudo ser"; mientras que el otro camino sería que llegaron a ancianos con su juego eterno y lo de enterrarse en cemento sería figurativo. Yo (ilusamente) voto por la segunda opción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu enfoque optimista señorita desconocida. Gracias por dejar tu opinión por aquí.

      Eliminar
  5. Yo vi que la película tuvo mucha aceptación entre todas las audiencias; Sin embargo a mi me aburrió de principio a fin. solo me alegro que murieran

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para gustos los colores jajaja, gracias por aportar tu punto de vista.

      Eliminar
  6. Me encantó que el final quedará abierto a interpretar al espectador, en realidad me encanto la película en si.

    ResponderEliminar
  7. pues para mí el final es otro...tenía mi versión de que tanto se querían que habrían llegado a morir por amor...pero que no mueren....
    Hoy una amiga me da una versión que me gusta más que la mía y con la que me quedo definitivamente...y me quedo con ella porque creo en el amor....El final es que entierran el juego...por eso al final cuando se ven en el asilo la cajita guarda caramelos... Dejan de jugar ...y esa es la interpretación de ese final tan gore...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias amigo, pense mucho tiempo en como asimilar el final, pero creo que el autor dejo ese final abierto para las diferentes personalidades de los lectores, en mi caso prefiero el final que Tu dices.

      Eliminar
  8. Acabo de ver la pelicula y realmente el final me dejo desconcertada... No me llego a cerrar del todo. Igualmente la pelicula me gusto, una forma muy ingeniosa de demostrar como en el amor nos lastimamos y muchas veces sin darnos cuenta. En mi opinion ambos se entierran en el cemento a morir juntos, en un momento feliz para asi poder tener un amor eterno. En cuanto a los viejitos, lo entiendo como un final figurativo.. Lo que pudo ser y no fue; lo que a mi entender se ve reflejado en el beso final, cuando dando una vista al pasado se puede apreciar las veces que pudiendose decir "te quiero" y sellarlo con un beso, NO LO HICIERON.
    Ademas de que la pelicula comienza diciendo "hay un juego al que no se debe jugar nunca, y digo nunca. Aunque su mejor amigo lo proponga, y ese seria como ser enterrado vivo en el cemento"

    ResponderEliminar
  9. Es de mis películas favoritas desde hace mucho tiempo que la vi. De hecho suelo tener muchas de sus frases colgadas en mi facebook, o en mi estado de wpp. Y no me preguntes porqué, pero hoy tras varios años de haberla visto una y mil veces me picaba la curiosidad por saber si existía alguna lógica en el final y me he aventurado a leer este post. Pero como tú bien dices es un final abierto y que cada uno lo entienda como quiera o pueda. Solo quería dejar mi comentario porque me siento muy identificado con todo lo que dices, ya que se la he recomendado mil veces a mucha gente. Y agradecerte la fabulosa manera en que has descrito tremenda película. BRAVO!!!

    ResponderEliminar
  10. nose si a alguien le ha pasado... pero yo no he podido parar de llorar con el final... para mi es una historia de amor increible y me llegó muy hondo...

    ResponderEliminar
  11. Creo que en esta película hay un final de cuentos de hadas que tiene que ver con el crecimiento y el amor y no con la muerte. La historia se juega sobre dos símbolos opuestos y complementarios: el carrusel y el cemento. El primero simboliza la infancia y sus avatares, es un juego que permite al niño, giro tras giro, alejarse y retornar a la presencia tranquilizadora del adulto que lo acompaña, generalmente la madre. Un objeto en continuo movimiento que está siempre en el mismo lugar. En cambio el cemento que es dúctil e inicialmente necesita girar para amalgamarse, luego fragua, se solidifica y se fija, se amolda, dando forma y firmeza a una estructura a la que sostiene, une y fusiona elementos. Todas estas características lo identifican con el proceso de maduración y la vida adulta. Los dos protagonistas son niños que sufren pérdidas, rechazo, agresiones y marginación social sin recibir comprensión ni ayuda para elaborar el sufrimiento, todo lo contrario. Por esa razón, establecen entre ellos una alianza que les permita enfrentar ese medio hostil con actos de rebeldía cada vez más osados pero esa complicidad con propósitos destructivos termina por enfrentarlos. Entran en un círculo vicioso de continuas agresiones y venganzas mutuas, como el carrusel giran siempre sobre sí mismos, sin avanzar, sin crecimiento posible, anclados en la infancia. Poco a poco dejan de ser una dupla contra el mundo para ser adversarios uno del otro. El carrusel que inicialmente une al niño con la madre y también con la niña sufre junto con ellos todas sus peripecias, es arrojado al suelo, pateado, quemado y rueda siempre de aquí para allá. El cemento que detiene la carrera loca de los protagonistas, detiene también al carrusel que finalmente podrá cumplir la función que le atañe, la de contenedor pues se trata en realidad de una caja de lata. La decisión de “cementarse” implica el proceso de crecimiento y maduración de los protagonistas que sólo así podrán amarse. Los niños y los adultos que no crecen, necesitan amor pero son incapaces de amar plenamente, sin embargo todo adulto que crece debe conservar algo del niño que fue, la mirada, el goce, la picardía. Esto es lo que hacen los protagonistas ya ancianos con su carrusel convertido en caramelera.
    Si consideramos esta historia un cuento de hadas es porque la mayoría de los seres humanos elegimos no crecer y por lo tanto, como los niños, queremos que nos amen pero somos incapaces de amar lo que equivale a la muerte en vida. No en vano hablaba Freud de eros y thanatos. Crecer y amar en plenitud es tan difícil como sobrevivir a una colada de cemento pero quizás vale la pena intentarlo.

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.