El lobo de Wall Street

28 de enero de 2014


Sea por el respaldo de 5 nominaciones a los Oscar o por los agradecidos precios del cine entre semana, el último trabajo de Scorsese  sigue ganado terreno y continúa meteórico en su recaudación en las salas españolas. Una fiera que se ha convertido en el mejor estreno del director en nuestro país. Una vuelta a personajes enfermos de codicia, que si bien no se manchan las manos de sangre como Robert de Niro o Joe Pesci, también destrozan vidas en su ascenso al poder.

Adictos a los dólares que son expertos en aprovecharse de la debilidad por el dinero fácil de la sociedad. Un juego que les da más dinero del que tienen capacidad de digerir y que, como no puede ser de otro modo, acaba indigestando. 


Una exposición de lujosas excentricidades, exuberantes féminas y exultantes fiestas costeada por exorbitantes dispendios.  Exceso de drogas, de alcohol y de billetes verdes. Y contagiado de derroche, un despilfarro de minutos. Eso sí, minutos que dan para algunas escenas espectaculares, de diez. Entre ellas, y en especial, la conversación de Leonardo DiCaprio y Matthew McConaughey con los rascacielos tras la cristalera de fondo. Simplemente grandiosa.


Un camino vertiginoso y meteórico de un joven en busca del triunfo. Una película con ritmo y potencia. Que se acerca al mundo mafioso y nos seduce con su desmesura. Si bien en esta ocasión se alimenta de bestias del hábitat bursátil, de ese sistema económico que es capaz de engullirnos. Lobos con piel de cordero que cambian armas por números intangibles y palabras bien medidas. 

Otra intensa historia sobre la ambición (que el espectador no espere un tratado sobre finanzas) que aunque en su conjunto no alcance la fuerza de títulos pasados, deja notar la mano del director neoyorquino. Una apuesta altamente recomendable. 

2 comentarios:

  1. Una historia contada con descaro, "descarísimo", y una vida repleta de indecente indecencia (valga la redundancia) a todos los niveles. Transcurre bajo el paraguas de una comedia muy ocurrente y realmente divertida, pero también refleja las dramáticas consecuencias de llevar más alla de los límites legales y humanamente soportables, el afán de querer cada vez más, y más, y más y mucho más.
    Scorsese+Di caprio= muy recomendable!
    Por cierto, gracias a el escuadrón Valhalla por crear este blog y enhorabuena! viva el cine!!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo con tu comentario. La combinación que forman Scorsese+Di Caprio se ha convertido en una apuesta segura. ¡Y gracias a ti! Nos hace muy felices recibir comentarios como el tuyo. ¡Viva el cine! :D

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.