Caminar sobre las aguas (2004)

30 de enero de 2014


Si alguna vez viajas al mar de Galilea es posible que puedas caminar sobre las aguas. Pero primero necesitas prepararte, necesitas purificarte, tu corazón tiene que estar limpio por dentro, nada de negatividad, nada de malos pensamientos. ¿Y después? Después, puedes caminar sobre las aguas.

Al menos, esta es la teoría de Axel Himmelman (Knut Berger), un joven alemán que viaja a Israel al encuentro de su hermana Pia (Caroline Peters) con la intención de llevársela a Berlín por el cumpleaños de su padre. Pero el protagonista de "Walk on Water" es Eyal (Lior Ashkenazi), un asesino profesional del servicio secreto israelí que se hace pasar por guía turístico para acercarse a los hermanos. Su misión es la de matar a un ex oficial nazi, abuelo de los alemanes, del que no se tiene la certeza de si sigue vivo.

Es así como Eyal y Axel recorren los lugares más significativos del país. Aunque Eyal es un tío duro, un asesino entrenado, tropieza con la sensibilidad de Axel después del suicidio de su esposa, y eso hace que, a lo largo de la trama, se vaya dejando conquistar por sus ideas liberales y su extrovertida personalidad. Una tensión un tanto incómoda comienza entre los dos cuando se descubre que Axel es gay.


"Walk on Water" es una película dirigida por Eytan Foxen la que se pueden escuchar diálogos en seis idiomas (inglés, alemán, hebreo, italiano, turco y árabe), que ha sido rodada en Berlín, Estambul y varios lugares de Israel. La intención del director era la de enfrentar a dos hombres diametralmente opuestos, reflejar cómo evolucionaría la relación entre ellos y cómo se pondrían de acuerdo, sin olvidar que Eyal ha sido entrenado para odiar hasta que conoció a su enemigo. Tal es así, que las vidas de los dos protagonistas se ven radicalmente afectadas por su encuentro.

La evolución, especialmente la de
Eyal, ocurre de una forma tan natural que parece que cada escena haya sido pensada al detalle para que alguno de los dos descubriera algo sobre sí mismo y sobre el mundo que les rodea. Pequeños elementos en forma de conversaciones dan las pinceladas que completan esta película, como el conflicto Israel-Palestina, ser alemán en Israel a tan solo tres generaciones del conflicto y, sobretodo, las instrucciones de cómo "caminar sobre las aguas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.