American horror story

24 de enero de 2014


Pocas veces hablo yo de series en este espacio (lo dejo para otros que lo hacen mejor que yo), pero hoy no me puedo resistir a escribir aquí, por fin, de un serie que seguro que encanta a los amantes del género de terror: American horror story.

Descubrí esta serie tarde, cuando ya llevaba dos temporadas (actualmente están emitiendo la tercera temporada), y tengo que reconocer que me acerqué a ella con cierto escepticismo. ¿Una serie de terror? ¿De verdad logrará que sienta algo de miedo o el terror será simplemente una etiqueta más con la que catalogarla? Las preguntas no eran infundadas; el terror no es precisamente el género más extendido en el mundo de las series, dominado sobre todo por las comedias de situación (Cómo conocí a a vuestra madre, Big Bang Theory, etc.), las series de ficción (Lost, Galáctica, etc) y los dramas (Breaking Bad, The Wire, etc).


American horror story es una gran serie de terror, no tengáis la menor duda. De momento, sólo he tenido la suerte de ver las dos primeras temporadas (maldita sea, hay demasiadas cosas que ver y tan poco tiempo...). La primera temporada, centrada en los horrores y misterios de una vieja casa de estilo victoriano, en la que habitan los fantasmas de anteriores inquilinos atormentados por su pasado, sigue los esquemas de terror clásico, que no os dejarán indiferentes: el miedo psicológico y la difusa línea entre la vida y la muerte, esa que hace que fantasmas y humanos convivan en el mismo espacio. ¿Qué más se puede pedir? Pues siempre hay algo más. Además de jugar con el miedo del espectador (dejaos llevar por las situación, no seáis...), los guionistas emplean la sensualidad de Moira (Alex Breckenridge) para jugar con nosotros...


Claro, que en American horror story, no todo es lo que parece...



La segunda temporada se centra en las atrocidades cometidas en un sanatorio psiquiátrico. Esta vez, los espectros se hacen a un lado para que sean los propios humanos (con alguna ayudita externa, todo hay que decirlo) los encargados de producir el horror. A veces (la mayoría de las veces) no es necesario ningún otro elemento.

No tengáis ninguna duda. Si estáis tratando de escoger alguna serie para ver estos días de frío, American horror story puede ser una gran elección. Capítulos de poco menos de una
hora, con tramas tan aterradoras como interesantes. No os la aconsejaría si no pensara que os va a gustar. Un planazo de miedo, ¿verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.