The Walking Dead, merecido descanso invernal de la cuarta temporada

12 de diciembre de 2013


Tres años han pasado desde aquel treinta y uno de octubre de dos mil once en el que la cadena AMC estrenó el piloto de la serie que a la postre se convertiría en el paradigma del fenómeno zombie a nivel mundial. Admitámoslo, despertar en un hospital desierto, tras el largo coma en el que habías permanecido tras ser gravemente herido en un tiroteo, y descubrir que el mundo que conocías está infectado de muertos vivientes no tiene que ser fácil. Si a eso le sumas que te pones a buscar a tu familia y descubres que tu esposa ha estado sofocando la pena de tu "pérdida" junto al lecho de tu mejor amigo y que tu hijo se ha convertido en el niño odiado de la clase... no sé, igual hasta no parece tan descabellado lo de dejarse morder por algún "caminante". A fin de cuentas habría sido una forma honorable de terminar con la agonía en la que parece sumergirse la serie por momentos.

Pero la realidad es que de una u otra manera hemos sobrevivido al holocausto zombie y llegado hasta aquí. Más de tres años desde que The Walking Dead empezó a "caminar" semanalmente por los hogares de medio mundo hasta llegar al "hoy"; justo unos días después del estreno del episodio "Too far gone" con el que concluye la midseason de su cuarta y hasta la fecha última temporada. Y no se nos ocurre mejor momento para echar la vista atrás y analizar lo que los últimos episodios nos han dejado y lo que esperamos poder encontrar en todo lo que se nos vendrá encima a partir del próximo nueve de febrero, porque ese es el día de regreso que debéis marcar con fuego en vuestros calendarios.

A partir de aquí es cuando llega la bacanal de SPOILERS que tengo preparada, así que si no vas al día con la serie te recomiendo que mejor te pongas con otros menesteres como... ¿adornar el árbol de Navidad? (tenía que intentarlo).

Siendo fiel a la fe que pese a todo sigo manteniendo en la serie, voy a empezar siendo benevolente. Y es que tan sólo unas semanas atrás, tuvimos el placer de asistir al que posiblemente fue uno de los mejores episodios de la serie hasta la fecha. Con "Live bait" viví uno de esos efímeros momentos en los que perdí la noción del tiempo y el espacio y simplemente me dediqué a disfrutar del capítulo. ¡Un episodio entero dedicado al Gobernador!. Un capítulo de esos que hacen grande a un personaje secundario de cualquier trama.

Todo empezaba poniéndonos justo después de la masacre que llevó a cabo en el episodio final de la tercera temporada y de cómo, tras "descender a los infiernos", parece recuperar parte de su humanidad con su nueva "familia". Ya sea buscando redención, un lugar al que pertenecer o simplemente por haber encontrado un sucedáneo de la hija que le fue arrebatada, lo cierto es que nos encontramos con un Gobernador completamente diferente. De hecho se cambia hasta el nombre (se hace llamar Brian), dejando atrás todo atisbo de aquel lider cruel y taimado que conocíamos. Aunque para qué engañarnos; no dura mucho...


Un capítulo para ser exactos. Porque en "Dead weight" vuelve a mostrarse el Gobernador que todos conocemos. Calculador, sanguinario y ambicioso. Y por si fuera poco ahora tiene un tanque. ¡Un tanque!. En honor a la verdad, se ve venir lo que va a pasar nada más comenzar. Martínez tenía todas las papeletas -tras su declaración de intenciones dejando claro quién era el lider- de que iba a ser el primero en morir. El pronóstico no se hace esperar demasiado.

Pero por fin llegó el momento deseado. El episodio final de la midseason. El momento de la verdad. Y no se hizo de rogar. A mi juicio dos momentos claves y varias preguntas en el aire. Empecemos por lo bueno. Probablemente uno de los momentos de máxima tensión de la temporada: la muerte de Hershel. El golpe de gracia del Gobernador decapitando al anciano con la katana de Michonne que desencadena la batalla. Sin duda el punto de inflexión. Ya no hay retorno para la redención del Gobernador. Ya no hay vuelta atrás. Y es precisamente entre la orgía de disparos, donde se fragua el segundo momento clave del capítulo: la aparición de Meghan con su hija mordida.

Intercambio de golpes final entre Rick y el Gobernador con la providencial aparición de Michonne ensartando como un pincho moruno al villano. Disparos y zombis por doquier. Han de escapar y el grupo se vuelve a separar. Fin del episodio, de la mitad de temporada y... ¿del Gobernador?.

¿Por qué Michonne no decapita el Gobernador? Lo de atravesarle el pecho con la espada está muy bien pero, ¿por qué dejarlo agonizando?. ¿Por qué no una imagen recreándose en el cadáver para no dar lugar a especulaciones?. Y por si fuera poco llega Meghan (os recuerdo que es enfermera) y "aparentemente" se encarga de terminar con la angustia de su "amado". A lo mejor soy yo buscándole los tres pies al gato pero... algo me dice que tendremos nueva dosis de Gobernador en el futuro. Y vosotros, ¿qué pensáis al respecto?. ¿Qué os ha parecido esta temporada?.

4 comentarios:

  1. Mi relación de amor/odio con The Walking Dead es un poco exasperarte y tengo que reconocerlo, una serie que no puedo dejar de perderme pero que a veces me cabrea como ninguna otra serie que siga. Podría ser perfecta y se empeña en no serlo.

    Como bien comentas el episodio dedicado exclusivamente al Gobernador me parece de lo mejor de la temporada. En definitiva, entre la enfermedad en la cárcel y la batalla con el gobernador me está pareciendo una temporada entretenida, divertida...aunque no puedo dejar de pensar, ¿qué aporta realmente a la trama de la serie? Me explico.

    La vuelta a la serie del gobernador y tal como se ha encontrado con los habitantes de la cárcel no me ha parecido que aporte nada realmente, solo la continuación de un enfrentamiento interrumpido "cómicamente" durante la temporada pasada. Solo una excusa para romper el equilibrio y tranquilidad en la cárcel pero donde es imposible distinguir si estamos en la tercera o cuarta temporada. La realidad es que el Gobernado debió desaparecer la temporada pasada y mantenerlo durante 4 capítulos es seguir anclados en una historia que ya acabo (Woodbury desapareció y la batalla acabo).

    Dudo que el gobernador vuelva aunque la idea de que no se recrean en su muerte me ha llamado la atención. Le clavan la espada en el corazón y es imposible que pueda sobrevivir a eso aunque sea atendido por una enfermera, está muerto y solo nos queda recrearnos en su muerte. Sin embargo, no apostaría mi dinero en ello después de ver lo del tanque. Es imposible perder como han perdido con un tanque, lo siento, pero no.

    Gran entrada, un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio! Honestamente no habría podido describir mejor la relación amor/odio que tengo con ella. "Podría ser perfecta y se empeña en no serlo". Creo que el papel del gobernador es el complemento ideal en la serie como el antagonista perfecto a Rick. Y aunque de corazón espero que tengas razón, la intuición me dice que tendremos gobernador en el futuro :-)

      Eliminar
  2. El Gobernador fue ensartado por Michone y luego rematado por un disparo a bocajarro de su "amada". Eso queda bien claro. No hay más Gobernador en el futuro. Por otra parte, la serie tiene muchos defectos de guión como para ser perfecta. Defectos incomprensibles que dan lugar a dudas y malinterpretaciones que de ser subsanados nos harían, sin duda, disfrutar mucho más. De todas formas, no hay serie que me tenga tan expectante como The Walking Dead.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola anónimo, como decía en el último comentario, yo sigo teniendo la mosca detrás de la oreja con el tema "gobernador". No deja de ser una opinión, pero creo que el gobernador no ha muerto, y si tengo razón no creo que tardemos en saberlo :-). Gracias por comentar.

      Eliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.