Man of Steel, 2013

22 de noviembre de 2013


Antes de empezar a hablar de la película os voy a contar una historia, esta historia solo la había compartido con mi psicoanalista y ahora con todos vosotros. Había una niña que con tres años vió por primera vez la película de ‘Superman’, y quedó fascinada por el personaje, por los efectos especiales, por la apoteósica BSO de John Williams y en definitiva por toda la atmósfera que rodeaba al film; tal era su fanatismo que aprendió a conectar el enorme vídeo VHS que estaba en el salón de su casa y cada día se entretenía viendo la cinta, entusiasmada con la historia del superhéroe volador. Probablemente cuando esta niña creció estudio periodismo porque Clark Kent también era periodista, y es más, ella se sienta orgullosa de llevar gafas porque Clark Kent las lucia con orgullo. Bien, con estos antecedentes tan frikis, os podéis imaginar con que ilusión esperaba la llegada de ‘El Hombre de Acero’, y más sabiendo que tras el proyecto se encontraba Christopher Nolan, responsable de la maravillosa saga de ‘El Caballero  Oscuro’.


Siempre que se espera algo con muchas ganas te arriesgas a que no se cumplan todas tus expectativas, y en cierta medida quizás, eso es lo que me ha pasado a mí con ‘Man of Steel’. No puedo decir que no me haya gustado, gracias a Dios no me ha pasado como con el anterior intento de recuperar la franquicia con la infumable ‘Superman Returns’ (película que he borrado totalmente de mi mente, al igual que a su protagonista, un tal Brandon Routh), el problema es que esperaba más de ‘El Caballero Oscuro’ por la vinculación de Nolan con el proyecto, y no es ni mucho menos tan buena película, pero sí es entretenida, espectacular y en ocasiones grandilocuente. Magistralmente rodada bajo las órdenes de Zack Snyder (‘300’), el film es impresionante, pero tiene demasiada acción, esto a mi parecer, hace que te pierdas, marees y agotes (me recuerda un poco al estilo de Bay).


A destacar de la historia la visión del planeta de origen de Superman, Krypton, es la primera vez que se nos presenta una descripción tan amplia del paisaje kryptoniano, y en cierta medida es bastante original,  pero no por ello esta carente de excesos y alarga en demasía el prólogo de la película. Interesante también es ver la lucha del personaje cuando va descubriendo sus poderes, y se debate entre ser un hombre normal o dejar salir su verdadero yo, esta parte de la búsqueda de sí mismo me recuerda un poco a ‘El Curioso Caso de Benjamin Button’, pero tampoco es algo que no hayamos visto ya, porque bajo esta premisa se construía toda la serie de ‘Smallville’. No hay que ser un hacha para ver el paralelismo de este Superman con la figura de Jesucristo, el Mesías que llega a la tierra para salvarnos a todos, si alguien no lo había pillado antes en esta cinta nos lo dan mascadito y adivinar a qué edad decide Superman sacrificarse por toda la humanidad, efectivamente 33 añitos.


Pasemos a hablar de otro de los puntos positivos que tiene la producción,  cuenta con un casting extraordinario, cada actor da la talla, el británico Henry Cavill es el perfecto Superman. No podemos olvidarnos de Russel Crowe, que interpreta a Jor-El el padre biológico de Superman, papel que en su día ya interpretó  Marlon Brando (casi nada). A destacar el villano, el soberbio Michael Shannon que da vida a el General Zod, hay pocos actores tan creíbles como él y de gesto tan rudo que hace que se te hiele la sangre. La elección de los padres adoptivos del héroe no podía ser mala tan poco, en esta ocasión vemos a Diane Lane y Kevin Costner, como Martha y Jonathan Kent (personaje que en la primera entrega fue interpretado por otro mítico, ni más ni menos que Glenn Ford). La interpretación más floja para mí es la de Amy Adams, y mira que me encanta esta actriz, pero sintiéndolo mucho no es una Lois Lane que me apasione, no veo reflejada la fuerza y personalidad con la que cuenta el personaje, y hay una ausencia total de química entre ambos protagonistas, no sé si por carencias en el guión, ya que se ha sacrificado totalmente la parte del romance a favor de las grandes escenas de acción, tanto es así que te llegas a preguntar pero, ¿en qué momento se han enamorado estos dos?, o simplemente porque no ha surgido la magia entre ambos.


En definitiva, ‘Man of  Steel’ es muy seria para mi gusto, por eso me quedo sin duda con el primer Superman, con el de toda la vida, el de mi adorado y añorado Christopher Reeve, que contaba con esos toques de humor que hacen a la cinta tan encantadora, probablemente mi decisión este influida por la nostalgia y la melancolía, y sí, soy de esas personas que sigue viendo ‘Superman’ cada vez que se topa con ella en la tele.

3 comentarios:

  1. Vaya! Las vueltas de Internet! Leyendo la lista de ganadores de los Premios Bitácoras he venido a parar aquí. Y después de haber leído esta reseña de Man Of Steel, tan simple. honesta y certera, debo decir que se han ganado un lugar entre los marcadores de mi navegador ;)

    ResponderEliminar
  2. Agradezco tus palabras Guillermo, siempre es un placer escribir para todos vosotros :)

    ResponderEliminar
  3. Soy muy muy seguidor de Superman y de todo su universo, es bueno leer una crítica tan centrada y directa, debo decir que a mi me encantó en extremo la película, TODO!. Las interpretaciones, la historia, los actores, la espectacularmente mágica BSO, que es, probablemente la cosa que más haya disfrutado. Estoy de acuerdo con lo que dices que la película en cierto momento hace que necesites un descanso, es tan vertiginosa, tan llena de acción que no deja que te despegues del asiento un segundo. Me gusta lo que dices de Cavill, ya lo he dicho en otras ocasiones, para mi, Henry Cavill es Superman, desde el momento en que lo vi para mi los demás (con el perdón del eterno Christopher Reeve) dejaron de existir. Excelente crítica y excelente blog!!!!. Lo visitaré muy seguido :D

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.