The Butterfly Effect

25 de septiembre de 2013

Antes de empezar aviso: si no has visto esta película, lo mejor es que cierres esta ventana y abras tu gestor de descargas habitual, la busques, y la disfrutes. La versión alternativa por si nos lee el FBI, o quién narices se encargue de cazar a los piratillas en España, es que vayas a MediaMarkt y te compres el DVD por 9,95 €. Este aviso es porque no me gusta hacer apología de una actividad que se esta extendiendo por la raza humana como un virus y que consiste en ser un SPOILEADOR de los cojones (perdón por el taco, Whitney) Que una película tenga un post en este blog, y que además sea de mis favoritas, es razón más que suficiente para dedicarle nuestro apetito cinéfilo. Por supuesto, cuando acabes de verla vuelve por aquí y déjanos un comentario ;)

Cada persona afronta la vida de diferente manera. Por un lado se piensa que cada uno forja su camino, a base de las decisiones que se toman en momentos "encrucijados", en los que elegir un desvío u otro puede significar grandes diferencias en nuestro futuro, y asimismo, puede afectar al futuro de otras personas. Por otro lado, están los que creen en el destino, en que todo está escrito, "si ha pasado es porque tenia que pasar". Pero, ¿y si pudiéramos cambiar un hecho pasado, congelado en el tiempo? ¿Cómo afectaría al presente, hasta que punto lo modificaría tal y como lo conocemos? Todo esta interconectado, como una gran red enmarañada, un sistema dinámico infinito, y un ligero cambio el las condiciones iniciales puede dar resultados diametralmente opuestos. Esta película es un retrato de esos posibles cambios. "El simple aleteo de una mariposa puede generar un huracán en la otra punta del planeta"

Evan Trevorn es un chavalin de 10 años que vive en en un tranquilo barrio con su madre. Es aparentemente normal, pero el hecho de tener al padre metido en un loquero desde antes de que el naciera lo tiene traumatizado. Lo único que sabe sobre él son las historias que le cuenta su madre, que son breves y escuetas, y lo que se comenta por el barrio y en su clase. Los rumores lo retratan como un hombre al que un buen día se le cruzaron los cables y se puso a sesgar vidas a diestro y siniestro. Esto al chico no le está haciendo ningún bien: cuando en el colegio le piden que dibuje lo que quiere ser de mayor se dibuja cubierto de sangre y con un cuchillo en la mano, titulándolo "quiero ser como mi papá" (que rica la criaturita...apañaos estamos), y sufre a menudo de episodios esquizofrénicos de los que luego no recuerda un carajo. Siguiendo las recomendaciones de su psiquiatra comienza a escribir un diario, en el que recoge todos los acontecimientos de su infancia y adolescencia que marcarán su vida, algunos de ellos bastante desagradables. Es a raíz de uno de ellos cuando, siendo Evan adolescente, su madre decide que lo mejor será mudarse del vecindario. Puede que un cambio en el entorno de su hijo mejore su salud mental. A regañadientes, Evan acepta, empaqueta sus cosas y se va lejos, pero prometiendo que volverá a por Kayleigh, una amiga de la que está enamorado.


Pero pasan los años y Evan deja atrás su pasado. Empujado por su propia experiencia decide estudiar psicología en la universidad, demostrando que se le da bastante bien, y sus problemas de desvanecimientos son historia. Pero un día por casualidad encuentra sus viejos diarios, y leyendo unas páginas le ocurre algo parecido a sus viejos amigos los desmayos. Pero en este caso revive en su mente con extraordinaria exactitud ese recuerdo plasmado en el papel. Está ahí, con 16 años, como si estuviera viendo una vieja película casera grabada desde dentro de su cabeza, pero él es consciente en todo momento de que es un hecho del pasado, como si fuera un viaje en el tiempo.


Al volver en sí, muchas preguntas le vienen a la cabeza. Muchos sentimientos enterrados afloran de nuevo, y decide volver a su antiguo barrio, buscar a sus viejos amigos e investigar sobre esos recuerdos bloqueados en su cerebro. Sin embargo, lo único que consigue es atraer fantasmas del pasado y el resultado es desastroso, trágico e imposible de reparar...aunque puede que sí haya una manera...

En El Efecto Mariposa muchos actores hacen de los mismos personajes en sus diferentes etapas (infancia, adolescencia y ... ¿adultancia?¿adultez?¿adulterio? no, eso no...), pero es en los personajes adultos donde recae el protagonismo. Ashton Kutcher, que hasta esa fecha era conocido principalmente por su participacion en Colega, ¿dónde esta mi coche? (y por tirarse al mito sexual de mi infancia Demi Moore, ¿como lo haces, campeón?), sorprendió con un papel serio en el que no lo hace del todo mal. Amy Smart (Kayleigh adulta), aparte de estar como un queso, lo clava en todas las diferentes "tomas" que representa. También hay que reconocer que la banda sonora es casi inmejorable, con uno de los grandes temas de Oasis que ya no se puede evitar asociar a este peliculón.


Como dato curioso os comento que existen hasta cuatro finales alternativos, contando el que finalmente se eligió. Lo más curioso (y denigrante para el director) es que el que se pensó inicialmente era el más cutre de todos, el más absurdo. Supongo que alguna mente lúcida del equipo de rodaje se acercaría al director y con la boca chica le sugirió pensar en otros finales, todos fueron filmados y posteriormente se sometió a estudio (reconozco que el elegido es el que más me gusta). En nombre de toda la comunidad consumista de películas, señor/señora anónimo/anónima, GRACIAS. Si queréis verlos están por Youtube, no os pongo enlaces para que a los que no habéis visto la película ni seguido mi consejo inicial no os pueda la curiosidad, que luego me llamáis Mister Spoiler, Put* Largo, Gordo Cabr*n y todas esas cosas tan bonitas...


El tiempo no conoce piedad cobrándose actos. No admite sobornos, hace que el pasado quede intacto. No se puede desandar lo andado; no podemos pulsar el botón de rewind, volver al minuto de la peli que nos interesa y cambiar el metraje. Pero hay algo de lo que no nos damos cuenta, y es que tenemos a cada instante en nuestras manos el poder de cambiar nuestro porvenir. Vivimos millones de vidas en nuestra mente, en nuestros sueños, viajamos al futuro en todas esas diferentes posibilidades que solo dependen de nuestra elección justo ahora. Muchas veces la realidad nos supera y dejamos de perseguir lo que queremos, derrotados por los fracasos acumulados o impedidos por el miedo. Nos dejamos caer por los abismos del tiempo como marionetas, empujadas y zancadilleadas por los demás, por sus decisiones y opiniones que nos acaban convirtiendo en seres inertes. Pero lo único que no tiene solución es la muerte, y aún le sacas una vida de ventaja. Si no lo intentas, nunca sabrás si pudiste conseguirlo, y si de verdad lo quieres, no cedas.

Así que arranca las hojas que el Destino ha escrito para ti, y coge el lápiz y una página en blanco ¿Qué vas a escribir?

SrRorschach para Crónicas de Valhalla, Granada

4 comentarios:

  1. Con lo que me gusta como escribes y por p**o perro de mi**da no lo haces más a menudo. No hace falta decir que la peli me encanta, pero sí que tengo que decir que el último párrafo que has escrito me parece maravilloso. A ver si publicas con más asiduidad. Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marianin Mariconcin, me alegro que te haya gustado el post :) Cuando te sientes definido por una película las palabras salen solas

      Eliminar
  2. Gran película y gran publicación. Siempre se nos queda un "y si..." en nuestras vidas y nunca sabremos que habría pasado, pero siempre nos queda intentar estar preparados para cuando llegue otro momento no quedarnos con el gusanillo dentro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la parte que me toca en tus halagos, Spiky (la película en si se merece la mayoría), y muchas gracias también por dejarnos un comentario. Completamente de acuerdo contigo, solo porque esté perdiendo no significa que este perdido...

      Eliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.