La caza

1 de septiembre de 2013

Con La caza, Thomas Vinterberg nos presenta una película dura, crítica y a ratos angustiosa. El papel que permitió que Mads Mikkelsen fuese galardonado con el premio al mejor actor en el festival de Cannes de 2012, nos empuja a vivir la congoja de la desconfianza y de la injusticia provocadas por una situación tan extraña como posible, lo que traslada al espectador al plano del personaje y le obliga a sentir el miedo y la desesperación que vive Lucas, protagonista al que da vida Mikkelsen en esta gran obra del director Danes.

Lucas es un hombre divorciado que trabaja en una guardería. El comentario desafortunado y mentiroso de una de las alumnas arroja al profesor a un drama personal que le cambiará la vida por completo. Nadie, ni sus mejores amigos, creen en la inocencia de un hombre que pierde por completo la confianza de todos los que le rodean.

El espectador se mantendrá en vilo durante toda la cinta. ¿Será posible que nadie lo crea? ¿Acabará Lucas encerrado por la declaración dubitativa de una niña, a pesar de las incoherencias? Pocas veces se llegará a empatizar tanto con un protagonista, hasta el punto de la indignación y el horror.

Aprovecha también la cinta para lanzar una crítica mordaz y feroz a la sociedad actual, incluyendo toques religiosos (una gran parte de la historia sucede en Navidad). Una joya que hay que ver, sea como sea. Sus nominaciones y premios la avalan, desde luego.

A mí, personalmente, me pareció una gran película, que consiguió trasladarme la impotencia del personaje, Lucas, y la desesperación por no poder demostrar una verdad que habla a gritos. Juzgar antes de demostrar, la pérdida de la inocencia, a pesar de lo que digan las evidencias... Una historia eterna, muy válida para nuestra época.

Os dejo el tráiler original, subtitulado en inglés:



2 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo contigo Juanjo (como siempre). Pocas veces una película me ha hecho sentir semejante nivel de angustia e impotencia. El mal cuerpo que se le queda a uno después de verla es sólo proporcional a la SOBERBIA interpretación de Mads Mikkelsen.

    SPOILER VA: soy defensor a ultranza de que la palabra es la mejor de las bofetadas, pero el momento en el que tras ser golpeado y denigrado entra de nuevo al supermercado y le da el cabezazo al carnicero... bufff, reconozco que se me escaparon un "¡bien!" y una sonrisa (la única durante los 111min de metraje) :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también disfruté con la escena del cabezazo al carnicero... Lo reconozco... :)

      Eliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.