Black mirror

24 de septiembre de 2013

Black mirror, ese espejo negro que hoy encuentras en cada muro, escritorio o palma de la mano: la pantalla fría y brillante de un televisor, un monitor o un teléfono inteligente. Un oscuro reflejo que muestra con contundencia hasta dónde se adentran- o podrían hacerlo- las nuevas tecnologías en nuestro día a día. 


Hasta el momento, dos temporadas con un total de seis capítulos. Minutos para sacudir conciencias e inspirar en el menor de los casos una incómoda incertidumbre.

Este abanico de historias con repartos y temáticas distintos comparten ambientes de malestar para el público. Una angustia que permanece después del capítulo; y es que los sucesos plasmados lejos de parecer simple ciencia-ficción, se acercan a un futuro probable. Seis experimentos diseñados para mostrar actos aparentemente insensatos que se vuelven reales. Guiones que generan nerviosismo en un espectador que sabe que los personajes bien podrían llegar a ser alguno de sus vecinos. 

Así, la serie indaga en la influencia de la nueva era tecnológica en el comportamiento de la sociedad. En su capacidad para inmiscuirse hasta en los sentimientos más íntimos y mortales. Una exposición a entornos ácidos que desvelan el intento de remendar debilidades humanas por medio de bytes.


Según el creador de la misma, Charlie Brooker, en ella se buscan los efectos secundarios de la droga en la que se está convirtiendo la tecnología. Otro acierto más de este travieso guionista en su objeto de innovar en la pequeña pantalla (ya comentado en una entrada anterior del blog: Dead Set, muerte en directo).  

Sin duda, una obra inteligente para pulsar el "pause" por un momento, alzar la vista y observar bajo otra luz nuestras acciones más cotidianas. No con sentimiento de rechazo pero sí con algo más de profundidad. 


2 comentarios:

  1. Señorita Soulie, muchas gracias por recomendar esta miniserie, he visto 4 de los 6 capítulos que tiene y me han encantado cada uno de ellos por su originalidad y el aire nuevo que transmiten, y lo mejor de todo es la cara de incredulidad que se te queda por lo que acabas de ver. Sumamente recomendable para todo el mundo que aún no la haya visto!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario señorito Mariano. Siempre es una alegría saber que una recomendación ha sido útil. Un abrazo

      Eliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.