Guerra Mundial Z, las dos caras del Apocalipsis Zombie

15 de agosto de 2013

Acostumbrados como estamos a rizar el rizo, a crear escuela, a vivir al límite desafiando a lo inaudito, a mirar con desdén a lo imposible (-¿De Juan José Bayona?.) y, con el pretexto de aprovechar el tirón de la última superproducción de Brad Pitt a las órdenes de Marc Forster, hemos pensado hacer algo que no se ha hecho NUNCA en la historia de la televisión (-¿Pero esto no es un blog?. -Sigue leyendo y cierra esa bocaza.): enfrentar en un encarnizado test a dos de las mentes más enfermizas y genuinas del equipo de redactores de Crónicas de Valhalla.

Un post conjunto, un cruento cara a cara (-¿Podrías dejar de hacer eso?.), un regalo para vuestros ojos en el que Pedro Cuesta y un servidor, unimos fuerzas para prevenir a la humanidad de la inminente hecatombe zombie que se cierne sobre nosotros...

Pero antes de nada, y como nos consta que algunos de nuestros más recientes lectores han pasado los últimos años de sus vidas un poco al margen de las novedades de la cartelera, qué mejor que una breve sinopsis de la película para... bah, mejor os ponemos el trailer:


Z de...¡zombis!. Una ingente cantidad de zombis aniquilando a la humanidad y sólo Tyler Durd...digooo Brad Pitt, se interpone entre ellos y el fin de nuestros días. ¿Necesitas más argumentos para comprar la entrada? Nosotros tampoco. Así que el mismísimo día del estreno, dos grandes cabezas pensantes (y no lo digo metafóricamente, sólo tenéis que ver el diámetro occipital que regentamos en la imagen de abajo) nos fuimos al cine libreta en mano (premisa básica de todo editor de Crónicas de Valhalla), y aquí os traemos nuestras conclusiones:


Empieza el bueno de Pedro Cuesta (las señoritas primero):

Fecha: Sábado 3 de agosto.

Hora: 07:00 p.m.

Lugar: Kinépolis, Granada.

Motivos: Nueva película de zombies que, aprovechando el bajón en el que actualmente estamos los amantes de éste género, y dejando al margen las duras críticas que atesora en su corta vida cinematográfica, creo que por justicia hacia todos aquellos, debería remontarnos a las expectativas cumplidas en la inolvidable primera temporada de “The Walking Dead”. De otro lado, aprovecho que el resto de la familia “disfruta” el estreno de “Los Pitufos 2”.

Posición: Fila 13; Butaca 12. Inmejorable posición salvo por el olor a palomitas que despide el cubo más grande antes visto, auténtico desafío para su colocación en la entrepierna en el mes de agosto y excesivo para compensar la necesaria hidratación, teniendo en cuenta que “mi desconocido vecino de butaca” tan solo adquirió dos litros de coca-cola...

Crítica: Una americanada más!!!. Bastaría con decir esto pero me debo a quien desee algo más. Todo comienza en el apacible dormitorio de un ex-investigador de la ONU que, tras haber participado de forma satisfactoria en innumerables acontecimientos bélicos de los últimos tiempos, aunque sin tener idea en calidad de qué, vive retirado en casa, a costa del trabajo de la mujer y tal vez, cobrando el subsidio de desempleo americano (o español; hoy en día nada me extraña). Dedicado a hacer tortitas mañaneras, llevar al cole a los peques y al trabajo a mamá, sufre un accidentado encuentro en un habitual atasco de día laboral. ¡Llamado para ser salvado y salvador de la humanidad!. La causa Z en esta ocasión queda resuelta, créanme, de forma doblemente insultante: de un lado, hacia el honor de quien se dedica al noble ejercicio de la investigación, duro trabajo con resultados no siempre satisfactorios y precariedad en todos los aspectos, y de otro, para los que gustamos de ver buen cine.

Destacados: Especial atención merecen las escenas del muro de Jerusalén y la invasión Z del helicóptero, sin olvidar el estelar papelón del perrito en el avión.

Resultado: Aproximadamente, 20 minutos expectantes + 100 minutos de absoluto aburrimiento. Para valorar a Brad Pitt como actor ver “Seven” y como cuerpo, os remito a “Aquiles”.

Alternativa: No dudéis para el resto de verano o para cuando sea, adquirir el recién reeditado “El plantador de tabaco” (John Barth); con él no pasaréis ni un momento de aburrimiento.

P.D.: Al menos yo solo pagué los 7,95 euros de la entrada (menuda pasta!!!). Mi “vecino”, pese a que insólitamente agotó ambos recipientes, quedó sin moverse en su butaca al finalizar la película: tal vez, en espera de algo más tras los créditos finales o quizá, por ser incapaz de moverse ante tan colosal y absurda ingesta calórica; ahora pienso que pude denegarle el deber de auxilio… Merecido!!!.
P.D. (2): Mi hijo de 5 años ya en la cama y por primera vez me hizo un resumen de la película que acababa de ver, invadiéndome la certidumbre de que debería haberlo acompañado.

Y ahora mi turno (Luis Vílchez), tal vez me recuerden de películas como... bueno, a lo que vamos:

Fecha: Sábado 3 de agosto.

Hora: 23:00 (prefiero el sistema horario de 24 horas).

Lugar: Cinema 2000 Neptuno, Granada.

Motivos: Me repito y me remito a lo dicho al comienzo del post: Z de...¡zombis!. Vale, puede que haya quien prefiera ir a ver Gru 2, pero en lo que a mi respecta me quedo con la ingente cantidad de zombis aniquilando a la humanidad, ¿es ese un motivo suficiente para comprar la entrada?. Sin duda.

Posición: Fila 11; Butacas 7 y 8. Sí, 2 butacas. En buena compañía: un brazo por aquí, una cabeza que se posa por allá... ya me entendéis, ¿eh? ;-) (-No te las dés de don Juan, seguro que la engañaste con malas artes. -¡Sal de mi cabeza!.).

Crítica: Vale, lo reconozco: me suelen gustar mucho las películas en cuyo género entre con o sin sufijo la palabra "apocalíptica", ya sean los responsables de ese adjetivo zombis, infectados, la propia humanidad o entes subterráneos y/o de otros mundos llegados con la amistosa intención de aniquilarnos (tranquilos, ya hablaré largo y tendido de Pacific Rim).

Soy uno de esos tíos raros que salió encantado de ver "Soy Leyenda" (I Am Legend, 2007), de esos que se quedaron más anchos que largos al pagar la entrada de "28 días después" (28 Days Later, 2002) y su secuela. De esos que se visten por los pies, que siempre se ponen traje y que desde hace unos cuantos años tienen muy presente el refugio al que acudir en caso de que los no-muertos comiencen a caminar entre nosotros (-Naaaah, es coña... [...] ...pues parece que se ha quedado buena tarde).

Dicho lo cual -era imprescindible que os pusiera en antecedentes para que entendáis mi punto de vista-, empiezo con mi crítica.

En primer lugar se recurre a la harto trillada pero necesaria idea del virus de muy rápida propagación que convierte a los infectados en agresivos "zombis". Como todos ya sabréis, hay 2 tipos de posibles "no muertos" en las pelis del género, por un lado los seres torpes y lentos (como los de The Walking Dead) y por otro, que son los que aparecen en Guerra Mundial Z, los monstruos extremadamente fuertes y veloces.

Brad Pitt es el héroe, un héroe muy familiar, pero un héroe al fin y al cabo. La película arranca con un ritmo vertiginoso y la tensión no decae en ningún momento. Pura acción salvaje durante los 116 min que dura; si acaso podemos restarle los créditos y el comienzo de la película con las niñas felices y despreocupadas lanzándose encima de sus padres, que pese dormir plácidamente, las reciben entre sonrisas y abrazos.

Sin duda alguna el punto fuerte de la película son las espectaculares escenas de zombis en masa asaltando las ciudades, aunque por desgracia, y como suele pasar con demasiada frecuencia en estos casos, muchas de ellas aparezcan previamente en los trailers.

Destacados: Me quedo con las escenas del asalto al muro de Jerusalén (en algo teníamos que coincidir Pedro y yo) y con el momentazo en el que Brad Pitt, después de inocularse el virus y volverse "invisible" a los zombis, se abre tranquilamente su lata de refresco y con esa chulería innata que caracteriza a tipos duros como al propio Brad o al bueno de Will Smith, arma un escándalo rompiendo la máquina expendedora y pasa entre la marabunta de infectados con esa sonrisita de "soy el puto amo".

Resultado: Guerra Mundial Z es lo que promete ser, una película de zombis y de acción constante. Una película que mantiene al espectador entretenido (de forma efectiva) durante dos horas. No es cine de autor. Es cine de acción. Y cumple perfectísimamente su cometido. Si tienes claro qué es lo que vas a ver, te aseguro que NO TE DEFRAUDARÁ. Cien por cien recomendable.

Alternativa: Del género me quedo con las ya mentadas durante mi intervención y si acaso podríamos sumar el remake del ya clásico "Amanecer de los muertos" (Dawn of the Dead, 2004). En cartelera no hay nada parecido. Si buscas acción habría que ir hasta Pacific Rim (Pacific Rim, 2013) o esperar unos días a ver si el estreno de Elysium (Elysium, 2013) es tan bueno como auguran.

Y vosotros ¿tenéis ya en vuestras manos el manual de supervivencia zombie? ¡¿No?! ¡¿No?! ¡Noooooooooo! (-¿Y eso a qué narices ha venido? -No importa, ya he terminado con el post.)

2 comentarios:

  1. No hay tenido tiempo de ver esto hasta hoy.... ME HA ENCANTADO EL POST!!!!!!!

    Mi opinión.... Tras verla hoy... más cerca de Pedro que de Luis....

    ME HA ENCANTADO ESTE FORMATO!!!!! Me declaro fan!!!!

    ResponderEliminar
  2. La vi ayer y me gustó muchísimo, se me pasaron las dos horas voladas, claro, que como ya he dicho en alguna ocasión... soy fan 100% del género zombi!!

    Coincido con vosotros en que la escena del muro de Jerusalén es buenísima.

    Y sí... cualquier persona que quiera sobrevivir a una pandemia zombi no puede dejar de tener la Guía de Supervivencia Zombi :P

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.