Shin-chan Origins

29 de julio de 2013

¿Quién no conoce al pequeñajo cabezón de Shin-chan, ese entrañable crío de parvulario al que le gustan las mujeres mayores de 18 años más que a un tonto un lápiz, que enseña su "trompa" y que hace el baile del culo.


Por no hablar del elenco de personajes tan variados que aparecen en la serie, desde sus padres y posteriormente su hermana hasta un grupo de travestis que se hacen amigos suyos, pasando por sus compañeros de clase, su perro Nevado y una pareja de adolescentes pegajosos.

Esta serie cuyo autor es el tristemente fallecido Yoshito Usui llegó a lo más alto en todo el mundo gracias a su frescura y originalidad, y en japón probablemente ayudó también ese contraste del personaje caradura con el clásico carácter nipón cuya principal característica es la timidez.

Es cierto que la serie es muy fresca y original. ¿Pero es realmente tan TAN novedosa como creen algunos? Yo diría que no.

Probablemente las nuevas generaciones (no hablo de un partido político sino del año de nacimiento) no hayan podido disfrutar y ni siquiera conozcan otra serie que marcó enormemente mi infancia. Pero esa serie ya instauró un patrón en el que parece haberse inspirado la serie Shin-chan. Estoy hablando del legendario personaje Chicho Terremoto.

Bajito, cabezón, al que le encantan las mujeres (con el añadido de que adora las bragas, especialmente las blancas) y está enamorado de su compañera Rosita. Cierto es que a diferencia de Shin-chan que es un crío de parvulario, Chicho es un chaval de instituto pese a su apariencia, pero ese carácter descarado es compartido por ambos.

Otra semejanza que puede detectar cualquiera que haya visto ambas series es el hecho de que Shin-chan cuando compite contra alguien a cualquier cosa suele ganar, aunque en muchas ocasiones es por pura casualidad y chiripa. Chicho también tenía ese resultado por lo general en cualquier deporte que practicase, como por ejemplo baloncesto o ping pong, aunque es cierto que en el caso de éste se debía a su habilidad o a alguna táctica más o menos original que ideaba él mismo aprovechando su tamaño y sus características. Pero no acaba ahí la cosa, ya que en ambas series aparece un perro como personaje. Eso sí, bajo mi punto de vista gana por goleada el perro de Chicho Terremoto, el gran Boby. Boby es el rival en el amor por Rosita de Chicho, ya que también está enamorado de ella, y aunque con el resto de personajes no puede hablar, con Chicho sí habla, y sus rivalidades suelen conllevar muchas risas y momentos divertidos.

Había un recurso humorístico en la serie Chicho Terremoto que me encantaba, y es que cuando Chicho se ponía romántico y pretendía resultar seductor su cuerpo cambiaba (se supone que era el cómo se imaginaba a sí mismo) y se volvía alto y delgado y dejaba de ser cabezón. Este recurso creo haberlo visto también en el Dr. Slump, pero no puedo asegurarlo al 100%.

Creo que se ha notado de qué pie cojeo, ya que reconozco que a Chicho Terremoto le tengo un cariño especial, pero que conste que Shin-chan es también una gran serie, para algunos incluso mejor, y de la que también he podido disfrutar. También es verdad que me parece al menos en determinados capítulos más infantil Shin-chan que Chicho Terremoto, pero gente de cualquier edad puede disfrutar de ambas series.

Por tanto, yo diría que Chicho Terremoto podría considerarse el padre o el hermano mayor de Shin-chan, pero que ambas series tienen una gran frescura, y además pertenecen a épocas distintas, por lo que el éxito y la grandeza de ambas queda fuera de toda duda. Para quien no conozca Chicho Terremoto, le animo a que desde ya se ponga a verla, ya que no se arrepentirá. Para despedirme os pongo la canción de inicio de esta última, canción que no sé las veces que habré cantado de niño y de no tan niño, y que sigo cantando cuando el gusanito me muerde.


Un saludo a todos los lectores. Una última frase para acabar: ¡¡¡TRES PUNTOS COLEGA!!!

5 comentarios:

  1. Yo también prefiero de calle a Chicho, si es que las series de los 80 son lo mejor, que suerte tuvimos los que las pudimos disfrutar de pequeños. También puede jugar un papel desencadenante el hecho de que yo jugara al baloncesto de pequeño y por eso me gustara tanto la serie. Gran dosis de risas aseguradas con Chicho... que recuerdos aquellos.

    ResponderEliminar
  2. Tino, un gran 'tres puntos colega!' para tu post. Qué grande era Chicho, me encanta recordar estas cosas, gracias :)

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Si si, Chicho será todo los bueno que quieras, pero Shin Chan es el puto amo y creo que no lo cambio por nada.

    ResponderEliminar
  5. A mí Sin-chan me encanta, sin duda. La cantidad de personajes que aparecen de manera regular es enorme y variopinta. Sin embargo, la ventaja de Chicho Terremoto es que el hilo argumental iba avanzando, mientras que el de Sin-chan, salvo embarazo y nacimiento de Himawari, en general es prácticamente nulo. Creo que son dos pedazos de series, de las cuales a unos les gustará más una y a otros otra, pero pudiendo ver las dos, ¿para qué elegir?

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.