Robamos Secretos: La Historia de WikiLeaks (2013)

12 de julio de 2013

Edimburgo es una de las ciudades más culturales en las que he vivido. Durante las dos últimas semanas de Junio, y seguro que para festejar que las temperaturas son 'decentes', se celebra el Festival Internacional de Cine de Edimburgo, de sus siglas en inglés EIFF, que este año finalizó con 26 películas de 62 países y regiones, un lujazo. Aquí se exhibió el último documental del cineasta Alex Gibney sobre la trama de WikiLeaks: 'We Steal Secrets'.


Gibney, ganador de un Óscar por el documental 'Taxi to the Dark Side', trata de explorar la historia de WikiLeaks, la polémica web diseñada para revelar información secreta. La película indaga en la vida y personalidad de su fundador, Julian Assange, y examina los actores en la publicación de secretos diplomáticos de los Estados Unidos, como el soldado Bradley Manning. Quizás aún recordemos que, en julio de 2010, WikiLeaks publicó unos 91731 informes secretos sobre torturas y delitos cometidos a civiles durante la Guerra de Afganistán. Actualmente, Assange se encuentra refugiado en la embajada de Ecuador de Londres, acusado -entre otros- de abusar sexualmente de dos mujeres en Suecia, y Manning está en detención militar, acusado de ayudar al enemigo por el filtrado de la información a WikiLeaks.



Definitivamente, un documental de estas caracterísitcas no iba a pasar desapercibido, y su concepción y salida a la luz han generado diferentes reacciones a nivel global.

Y es que antes de su estreno, WikiLeaks publicó una transcripción del documental con anotaciones sobre errores factuales y tergiversaciones. En su declaración agrega que ni Assange ni nadie asociado con WikiLeaks aceptaron participar en esta película. Además Assange alega que "muestra los presuntos actos de Manning como una debilidad de carácter en vez de un triunfo de la conciencia", y que la interpretación "sugiere -erróneamente y cuando las pruebas lo contradicen- que Assange podría ser culpable de conspirar con Manning para cometer espionaje o delitos similares".

Por otra parte, el director Alex Gibney explica en CBS news que la película aborda "los abusos de poder y la arrogancia tanto por parte del gobierno de Estados Unidos como por parte de Julian Assange". Según Gibney, Julian Assange, en su momento de mayor fama, termina convertido en algo muy parecido a los enemigos que buscaba sacar a la luz. El director afirma que mantuvo interminables negociaciones con Assange para que le concediera una entrevista, pero finalmente fue denegrada. También declara que no pudo acceder a Manning de ninguna manera.

...Y dudo mucho que las reacciones se queden aquí...

El documental dura 130 minutos y refleja la complejidad de la trama en cuanto a partes implicadas, conflicto de intereses, personalidades y caracteres, pero sobretodo, la dificultad de obtener y mostrar información totalmente imparcial. Muchos consideran a Assange como un activista visionario y otros como una persona con las manos manchadas de sangre, pero independientemente de cuál sea la verdad o cómo nos la quieran contar, este documental deja la cabeza llena de interrogantes, abre los ojos. Nos recuerda que tenemos cabezas pensantes, capacidad para razonar y cuestionar, que no tenemos que creer todo lo que nos digan, lo que leemos o lo que vemos, sólo porque sea la opción más cómoda, porque lo diga alguien muy listo, o porque sea la fuente de información habitual. Agudiza ese espíritu crítico y cuestiona. 

Hace poco leí una frase que decía: "En la sociedad de la información, la ignorancia es una elección". Pero creo que es una frase incompleta. No es sólo la información, sino la capacidad para filtrar, valorar y procesar esa información. Y luego, ¿qué hacer con ella? ¿Crees en la libertad de la información... a toda costa? 

2 comentarios:

  1. Estoy seguro de que no nos defraudará

    ResponderEliminar
  2. Carlos, gracias por comentar!
    Es muy relativo, curiosamente los que apoyan a Assange odiaron el documental. No me pareció un ataque, ya que da información suficiente para ponerte en la piel de todas las partes implicadas. Precisamente lo recomiendo porque incita a pensar sin intentar posicionarte de un lado u otro, por lo menos esa fue mi percepción. Eso sí, creo hay cosas que sobran y otras que faltan. Ya me cuentas que te parece cuando lo veas!
    Saludote

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.