Monstruos University

23 de julio de 2013

Mike y Sulley, Sulley y Mike. Doce años han tenido que pasar para volver a ver en pantalla a la entrañable pareja de Monstruos S.A. Uno de los títulos destinados a ocupar a lo largo del tiempo un lugar entre los clásicos de la animación. Un filme encantador difícilmente superable. Es lógico por tanto que ante una creación de esa altura surjan las dudas: ¿Estará esta nueva entrega a la altura? ¿Habrá merecido la pena la espera?

Por una parte, el hecho de que sea una presecuela le da la oportunidad de reescribir a los personajes. Situarlos en su época universitaria le brinda la ventaja de jugar con un ambiente completamente nuevo. Además, como buena producción estadounidense, esta universidad cumplirá con los tópicos made in USA de la excelencia y la ambición.


Toda esta atmósfera hace de la cinta una especie de simpática parodia del mundo estudiantil en la época de la facultad. Eso sí, al toque familiar, para excesos picantes acudir al cajón de las mil películas estilo American pie.

A parte, y haciendo gala del poderío Pixar no faltan la recreación de impecables escenarios con todo lujo de detalles, el espectacular colorido y la presencia de trepidantes escenas de acción y velocidad.


Además, y como no podía ser de otra forma, también hay hueco para bromas y situaciones de comedia (en especial las relacionadas con Squishy, las mejores para mi gusto). Asimismo, y siguiendo la tónica de fábula moral de estilo Disney, también hay mucha dosis de mensaje para los peques: las ventajas del trabajo en equipo, la necesidad de humildad o los resultados de la perseverancia. Otro argumento más para que los papis lleven a la prole al cine.

Sin embargo, y aunque las anteriores pueden considerarse suficientes razones, se podría decir que le falta lo más importante: corazón.Y es que aunque de algún modo lo intenta, carece de esa dulzura tan bien representada por boo y su ¡gatito! En esta entrega se echa de menos ese toque tierno que emociona y que tan bien habían conseguido plasmar en otros títulos.


A pesar de todo, no deja de resultar recomendable para ponerse delante de la pantalla y desconectar del mundo. Una buena forma de ponerle más color al día y salir con una sonrisa del cine.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.