John Doe

31 de julio de 2013

Te pongo en situación. Imagina que un día cualquiera te despiertas por la mañana, y sin saber cómo, tu cabeza se ha convertido en una base de datos del nivel de Wikipedia, Enciclopedia Encarta y Traductor Google juntos, y sin errores. Pregunten lo que pregunten lo sabes TODO: Año, mes y día de nacimiento o defunción de cualquier personaje histórico; composición química de cualquier sustancia existente en el universo; altura de todas las montañas, colinas y edificios of de guold;...yo que sé, lo que se te ocurra, eres Akinator en carne y hueso, Jordi Hurtado se pondría cachondo al conocerte, dejarías sin fondos las arcas de Pasapalabra, Atrapa un millón y Ahora Caigo (un inciso para aclarar que no recibimos comisiones por hacer propaganda de programas de televisión, es una parte del mundo que no dominamos...aún). Sabrías hablar y entender perfectamente todos los idiomas y dialectos que existen, y teóricamente sabrías tocar todos los instrumentos con maestría, manejar cualquier medio de transporte, cualquier maquinaria...Entenderías todas las ciencias existentes, serías tan hábil como un superordenador para resolver complicados problemas científicos, calcular probabilidades, aplicar algoritmos y sacar beneficio de ello.

Inteligencia suprema. Suena bien, ¿no? Pero hay una cosa que no sabes, quien eres. No recuerdas nada de tu pasado, de tu infancia. No recuerdas a tu familia, a tus amigos, ni siquiera si alguna vez llegaste a tenerlos. Puede que con lo que ahora tienes entre oreja y oreja te importe poco, ya que puedes conseguir prácticamente todo lo que quieras, pero no puedo imaginarme como sería no recordar tu propio nombre, o el rostro de tus seres queridos.

Pues eso es lo que le pasa al protagonista de esta serie titulada John Doe. Despierta un día en una isla cerca de la costa de Seattle, con una amnesia del copón sobre su persona pero con aparente conexión a Internet desde su cerebro, tarifa plana. El no saber nada de antes a ese momento le trae un montón de preguntas, ¿por qué sabe tanto? ¿Será un alienigena, un experimento del gobierno, un friki que se metía entre pecho y espalda los tomos de enciclopedias a pares en su casa? Ni p... idea, y por eso el colega se dedicará a investigar sobre sí mismo, sobre su anterior vida. Con la ayuda de la policía irá atando cabos sueltos, y a la vez devolverá el favor colaborando en casos ya que sus conocimientos infinitos lo convierten en un asesor de lujo. Una característica extraña que tiene (ya para rizar el rizo) es que no distingue los colores, ve el mundo en blanco y negro, como los perros, mientras que cuando ve algo relacionado con sus recuerdos de alguna manera, lo ve en color. John Doe es protagonizado por Dominic Purcell, que será más conocido por la mayoría como Lincoln Barrows, el condenado a muerte de Prison Break.

Habiendo visto solo el primer capítulo os comento que parece ser otra de las típicas series que han salido en la última década de un tío super inteligente que se dedica a resolver misterios en cada capítulo mientras resuelve un misterio de mayor escala a lo largo de la serie o temporada. De esta manera no dista mucho de ser otro Gregory House o Patrick Jane (El Mentalista), inspirados en el mítico personaje de Sir Arthur Conan Doyle, Sherlock Holmes. Sin embargo, la incertidumbre sobre el protagonista da un enfoque algo diferente y quizá os parezca lo suficientemente atractivo para dedicarle interés. Además, solo dispone de una temporada y al parecer el final te deja "tóloco", lo que a mi gusto la hace más apetecible.


Como siempre, os dejo el veredicto final a vuestro juicio. Lo que es seguro es que aprenderéis un montón de información útil para ganar las partidas de Trivial.

SrRorschach para Crónicas de Valhalla, Granada.

2 comentarios:

  1. Con 'tóloco' te refieres a que dejaron la serie sin terminar? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Final abierto" es el término eufemístico más utilizado para este tipo de casos :P

      Eliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.