The Place Beyond the Pines, 2012

7 de junio de 2013


Sé que aún queda para su estreno en España (previsto para septiembre), pero no he podido resistirme a ver ‘The Place Beyond the Pines’; entre otras cosas porque todos los días me enfrento al cartel de la película en el metro de Londres, con Ryan Gosling y Bradley Cooper mirándome desafiantes con esos ojos azules, por lo que no me ha quedado otra que ir a ver que me querían estos dos.


No os voy a contar el argumento de la película, prefiero que os sorprendáis si decidís verla, sí diré que se compone de tres historias diferentes, enlazadas unas con otras y que son sucesivas en el tiempo. Desencadena la trama el personaje de Luke (interpretado por Gosling), un motorista de acrobacias de feria, que descubre que tiene un hijo con una antigua novia (Eva Mendes), por tanto decide abandonar su vida errante, y quedarse para criarlo; el problema es: ¿cómo mantener a su nueva familia?... hasta aquí os voy a contar. Es un film que habla de las relaciones paterno filiales, desde diferentes prismas; tema que parece muy del gusto del director, Derek Cianfrance, siendo ya abordado en su anterior obra, también protagonizada por Gosling, ‘Blue Valentine’. Cianfrance está emperrado en que veamos a Ryan Gosling como el padre entregado que daría todo por su hijo, pero su falta de madurez le pone las cosas difíciles, dejando claro que el amor no es suficiente para criar a un hijo. Ambas películas tienen eso en común, y ambos personajes (Luke y Dean) hacen que el bueno de Gosling, con un niño/a entre sus  brazos, sea un autentico imán para las mujeres. Pero también nos habla de lo injusta que es la vida en ocasiones, para algunas personas no existen los finales felices de película, no siempre la persona de baja moral o el delincuente es el que roba el banco.


Considero que a esta obra le fatal algo, los 50 primeros minutos son estupendos, pero se hace lenta en su tercera parte, no me parece que quede bien hilada con las anteriores y provoca que pierda el interés. A pesar de ello, me ha gustado, en la misma medida que lo hizo ‘Blue Valentine’ (es imposible no compararlas). Eso sí, no se la recomiendo a un público impaciente, deseoso de ver la resolución de la trama rápidamente, no es de esas películas (dura 140 minutos), es más un film de personajes bien construidos, con actuaciones soberbias. Derek Cianfrance es un gran director de actores, las interpretaciones en sus películas están llenas de verdad, y por eso me gustan, a pesar de que en ocasiones puede fallar la acción, e incluso diría yo, la resolución de la trama.

Se come la pantalla desde el minuto uno el carismático Ryan Gosling. Con su primera aparición vemos que es un tipo duro: lleno de tatuajes, con el pelo amarillo pollo (no veo la necesidad de ese tinte), descubrimos que también hay algo de tristeza en su corazón, no hay que ser muy listos, el tipo lleva tatuada una especie de lágrima en la cara. Gosling en esta ocasión hace de conductor de motos, por hacer una comparación y simplificar, diría que el personaje de Luke es una mezcla de ‘Drive’ con ‘Blue Valentine’.


Pero no solo destaca la actuación del canadiense, Bradley Cooper  no se queda corto en su interpretación, haciendo un trabajo sobresaliente como el agente de policía Avery Cross, que más tarde ascenderá gracias a una carrera política; personaje no falto de ambición, a pesar de los remordimientos parece capaz de hacer cualquier cosa para cumplir sus objetivos. Últimamente hemos descubierto las dote de Cooper para el drama, género en el que se mueve con mucha soltura, como ya vimos en ‘Silver Linings Playbooks’, film que os presento mi compañera Soulie hace unos meses, por el que obtuvo nominaciones  a los principales premios de la temporada (Oscar y Golden Globe incluido) y varios galardones. Es un placer ver que Bradley Cooper tiene más caras, y cuando trabaja con un buen director sabe sacarlas. En esta ocasión se media a un grande como es para mí Gosling, pensaba que se lo merendaría en pantalla, y no ha sido así para nada, cierto es que ambos actores a penas interactúan en la película.


No me olvido de Eva Mendes, también realiza un gran trabajo, pero no tan destacable como el de sus compañeros de reparto. Sigue explotando su faceta de mujer sexy, que lo es y mucho, pero en esta ocasión con una estética, podríamos decir, más de barrio. Te la crees como madre entregada, sobretodo  en la primera parte. Por lo demás, se puede intuir la chispa que sobrepaso la pantalla entre ella y Gosling (son una de las parejas de moda), le pone ojos golositos y melancólicos (no dudo que fuera parte del guión), pero quién puede culpar de ello a mi tocaya.  A destacar una breve, aunque siempre efectiva participación de Ray Liotta, da gusto ver a este señor actuar, hace de canalla como nadie; y un soberbio Ben Mendelsohn, el mecánico amigo de Luke. Curiosamente hace unos meses ya me fascinaron las interpretaciones de ambos actores en ‘Killing Them Softly’, película en la que también coincidieron.


Su mayor defecto, podéis acusarme de fanática, Ryan Gosling sale poco, de ello ya hablo James Franco en un divertidísimo post en el The Huffington Post, donde confesaba su amor por el canadiense. No hablo  como mujer con las hormonas aceleradas, hablo desde el punto de vista de su presencia en pantalla que es devastadora, con su carisma y buen hacer; interpreta como nadie al tipo duro pero con corazón que quiere hacer bien las cosas pero la vida le da la patada. No es la primera vez que hablo de él, ya deje clara mi devoción anteriormente, cierto es que me preocupa que se le encasille en este tipo de roles, por sus últimos trabajos: la magnífica ‘Drive’, o la última del mismo director ‘Only God Forgives’, que aun no ha llegado a las pantallas, pero ya ha creado un gran revuelo en Cannes, donde fue recibida con abucheos. La gente debería ver en él algo más que al tío a quien  mejor le sientan los vaqueros con camiseta casual. Una pena que nos quedemos solo en eso, porque él se ha esforzado a lo largo de su carrera por realizar roles muy diferentes, dando sobrada muestra de su valía, por tanto no comulgo con quienes afirman que “Ryan Gosling siempre hace de Ryan Gosling”. Quizás haya hecho bien en tomarse un descanso de la interpretación, para dedicarse a otras labores como la de director, en estos día se encuentra rodando su opera prima ‘How to Catch a Monster’. Le queda también pendiente de estreno la última de Terrence Malick (miedo me da), aun sin título y plagada de estrellas (Gosling, Fassbender, Bale, Portman, Mara,…), cuyo argumento  se centra en el mundo de la música de Austin (Texas), o eso es lo que en un principio nos venden (también la sinopsis de ‘The Tree of Life’ rezaba algo así como “la historia de la relación de un padre autoritario con sus hijos”, y yo digo: “y una mier…”); cruzo los dedos para que en esta ocasión no aparezca un dinosaurio o una supernova.

Para quien no tenga suficiente con mis argumentos le dejo el tráiler.


Y finalizo con uno de los clips más curiosos y divertidos de la película, es de Ryan Gosling cantando, adivinar qué…




3 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta el trailer, la atmósfera me ha recordado a Mystic River, y eso es algo muy bueno.
    No te preocupes, tu admiración por Gosling ha quedado más que patente jeje... Boooorriquito como tú, parampapa jajajaja

    ResponderEliminar
  2. A lo mejor la estética si recuerda un poco, pero no van para nada por ahí los tiros, y Mystic River es una película con una historia mucho más potente,esta es más de personajes se centra más en las relaciones humanas. Si quieres para situarte en el tipo de cine que hace este director empieza viendo 'Blue Valentine', que también tiene una escena de Gosling cantando y tocando el ukelele :)

    ResponderEliminar
  3. Hace un par de años que vi Blue Valentine, y creo recordar que sí que me gustó, que era una historia romántica pero no la típica, así que un motivo más para ver esta.

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.