The Hangover Part III, 2013 (*'Taquillón en las Vegas’)

22 de junio de 2013


Ya estaba tardando en hablaros de la tercera parte de esta saga de comedias gamberras, 'The Hangover Part III', que según su director y creador, Todd Phillips, pone punto y final a las aventuras de Alan, Phil, Stu y el pobre Doug (que siempre se lleva la peor parte). Primera advertencia que hago, solo debéis ver está película si sois auténticos fanáticos de la saga, como es mi caso; segunda advertencia, no se os ocurra ver esta película si no habéis visto las dos anteriores; y tercera y última advertencia, si sois personas de gustos refinados y exquisitos, no os acerquéis a este film, no va con vuestra personalidad.


Dicho lo cual, comento un poco de que va la cosa, y hago una alerta de SPOILER, para que no lean este párrafo aquellas personas que les guste llevarse sorpresas. En esta ocasión no hay boda de por medio, lo que hay es un funeral, el funeral del padre de Alan, y por este motivo, Alan (que cada vez está peor de lo suyo) se encuentra muy afectado y sus familiares y amigos creen que la mejor opción es internarlo en un centro mental (si lo hubieran hecho antes la de disgustos que se habían ahorrado). Deciden llevarlo al centro Phil, Stu y Doug, pero durante el viaje, son asaltados en la carretera por un grupo de mafiosos, que secuestran a Doug (¡Cómo no!)…, no quiero desvelaros más, pero solo os adelanto que el señor Chow está en el ajo.


No os puedo recomendar la película, porque es mala, pero es cierto que ya lo esperaba; he leído algunas críticas que muestran autentica decepción, pero no me puede creer que los que se consideran “auténticos expertos en la materia” esperaran que fuera un peliculón, ¡por Dios si es la tercera parte!, ya con la segunda, a pesar de que nos hizo reír (sobre todo porque salía un mono, y un mono siempre funciona), se veía que no daba más de si. Aun así, con las expectativas tan altas que tenía puestas en este proyecto, es un film que no me podía perder porque soy una gran fan de las correrías de estos tres, y ‘The Hangover’ es sin lugar a dudas una de mis comedias favoritas. Es más, os digo que esta tercera entrega no me ha desagradado del todo, tiene unas cuantas escenas que te arrancan grandes carcajadas (con lagrimas incluidas), e incluso llegue a gritar en una de ellas (sí, soy ese tipo de personas que probablemente necesite hacérselo mirar). La razón por la que me gustan estas comedias gamberras, en particular esta saga, es que me fascina el tipo de mente desequilibrada al que se le ocurre escribir ciertas locuras; ya sabéis esas combinaciones de chino bisexual (creo), mono, bebé, drogas, alcohol, tiroteos… no quiero entrar más en detalles por si hay alguien que aún no ha visto ninguna de las películas y paso de fastidiarle la diversión.


Para mí lo peor de la película es que no tiene argumento, se pierde la premisa del resacón,en esta ocasión todos están sobrios, me hubiera gustado que esto se hubiera mantenido aunque hubiera significado copiar a las dos entregas anteriores. También se le da demasiado protagonismo al señor Chow, que es un personaje valido como secundario, solo si se le usa para unos cuantos gags, pero en esta ocasión tiene demasiado peso y demasiado texto; quedando relegados a un segundo nivel los personajes de Bradley Cooper y Ed Helms (Phil y Stu), que tan buena química habían demostrado en las anteriores partes de la franquicia, aquí estos dos solo están para poner la cara, o mejor dicho extender la mano y llevárselo calentito. Por su parte Zach Galifianakis (Alan), lleva la mayoría del peso cómico, y está gracioso como siempre, pero en ocasiones su personaje se hace pesado. Se nota que está ultima parte se ha realizado con cierta precipitación sin darle demasiadas vueltas al producto, porque los creadores ya saben que el producto se vende solo.


Puntos a favor, podemos ver a John Goodman, que siempre está genial, y a Melissa MacCarthy, cuyos sendos papeles son bastante divertidos y dan un soplo de aire fresco a la historia. También aunque pueda parecer una estupidez lo que voy a decir a continuación, es una película de detalles, pero estos solo los aprecian las personas que han seguido la saga, por poneros un ejemplo: se puede ver si os fijáis bien que Stu lleva maquillaje en la cara, para taparse los restos del tatuaje a lo Mike Tyson que se hizo en Tailandia.


Poco más puedo añadir acerca de esta última gamberrada de la manada, solo un consejo, si vais a ver la película no salgáis pitando de la sala en cuanto aparezcan los primeros títulos de crédito, no entiendo esa manía que tenéis algunos por huir de la sala, porque si lo hacéis os perderéis una de las mejores partes del film.

Aquí os dejo el tráiler, no os recomiendo que lo veáis porque incluye muchos de los gags de la película y os la fastidia bastante.


*Sé que un taquillón es un mueble pero no he podido resistirme a hacer este estúpido  juego de palabras, quizás producto de la resaca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.