‘The Fall’, 2013

28 de junio de 2013


Tras años como incondicional de ‘X Files’, me resulto imposible resistirme al ver que Gillian Anderson protagonizaba nueva serie para la BBC, y gracias a mis ansias por de ver de nuevo en acción a la que fuera la agente Scully, me encontré con una de las más interesantes y mejores series de la temporada. Estoy hablando de ‘The Fall’, una historia que narra la trayectoria de un asesino en serie (o serial killer, como más os guste) y de la detective encargada de investigar sus crímenes. Hasta aquí nada nuevo bajo el sol, varias son las series que se han estrenado está temporada con esta temática, ‘Hannibal’ (en la que también tiene un papel Anderson), ‘The Following’ o ‘Cult’ (¿nadie se ha dado cuenta que 'The Following' y 'Cult' son muy parecidas?, espionaje industrial,¿quizás?), pero ninguna de las citadas (siempre hablo según mi opinión) le llega a ‘The Fall’ a la altura de los zapatos, a continuación voy a tratar de explicaros el porqué.



‘The Fall’ tiene una buena historia (nada original por otra parte) contada de manera distinta. Lo importante son los caracteres, los perfiles de los personajes, tenemos identificados claramente a dos cazadores; por un lado la agente de policía Stella Gibson, fría, calculadora y tremendamente efectiva en su trabajo, va a la caza del asesino. Por otro lado, al asesino Paul Spector, a la caza de mujeres jóvenes, desde el primer momento le hemos visto la cara, no hemos tenido ninguna duda de quién es, no se ha jugado con ese misterio, las características de este a la hora de desempeñar su labor de psicópata podemos decir que son similares a las de Gibson, estableciendo un paralelismo entre ellos. Pero en este caso el personaje del psycho killer juega con una dualidad, también es un maravilloso esposo y padre de familia, o al menos cara a la galería. Con estas premisas la serie nos va presentando las acciones de estos dos individuos en paralelo; cómo trata de resolver los crímenes Gibson, y el macabro juego de Spector con sus víctimas.


El escenario elegido para contar la historia también es de lo más interesante, la acción se sitúa en Belfast (Irlanda del Norte), lo que hace que resalte una de las principales características de la serie, su enorme realismo. Me explico, es bueno ver que a veces se arriesga trasladando las producciones de las típicas ciudades perfectas, con enormes edificios y totalmente idealizadas. Aquí es todo mucho más cercano, los decorados y los edificios son sucios, están mal cuidados, no vemos esas comisarias impolutas y dotadas con los últimos avances, porque quizás, como pasa en nuestros días la administración pública no puede mantener en perfecto estado los edificios.

Es un juego de personajes, existe una constante tensión por no saber cómo van a reaccionar estos, en qué momento pasará algo y si realmente pasará. No hay violencia explicita, no la necesita para infundir terror, es más una violencia psicológica, por decirlo de alguna manera. Pero a la vez es una serie pausada, sin prisas, y esto también ayuda a reflejar el marcado realismo que antes mencionaba, porque en la vida real los policías tardan en resolver los casos, no son esas personas con inteligencia sobre humana que resuelven los misterios con un simple chasquido de dedos, cómo estamos acostumbrados a ver en otras producciones. Este concepto lo maneja muy bien ‘The Fall’ y en este sentido no necesita apenas artificios, es pura.


¿Qué decir de Guillian Anderson?, que está estupenda en su papel como la detective Stella Gibson, algo que para nada me sorprende, porque ya estábamos más que acostumbrados a verla en este tipo de roles, aunque es imposible no ver las semejanzas con Dana Scully, este papel es mucho más maduro que el de la agente del FBI, y se aprecia una gran evolución de Anderson como actriz. Pero la sorpresa a mi parecer la da su partenaire, Jamie Dornan, a algunos os puede sonar por interpretar al cazador/sheriff en la serie ‘Once Upon a Time’, pero el trabajo de este antiguo modelo en el papel de Paul Spector es extraordinario; su actuación da escalofríos y te pone los pelos de punta; vemos al cazador como juega con sus víctimas, pero lleva una doble vida como hombre de familia, y tras esa cara perfecta se esconde un autentico monstruo. Solo espero que no se le castigue por ser un chico guapo y se le reconozca con algún premio su fantástica labor, ya que estaría más que merecido.


Más detalles de esta producción, solo tiene cinco episodios, pero no preocuparse porque hay promesa de una segunda temporada, ya que en esta primera todo ha quedado en el aire.

Un dato interesante también tiene niños, pero no son los típicos niños cansinos y pesados que ralentizan la trama,  que yo llego a odiar en otras producciones. Para mi sorpresa, aquí los niños son bastante monos y adorables (sobre todo la hija de Spector) y las escenas con ellos se hacen más que necesarias.


Poco más que añadir, si eres de los que te gusta arriesgar y ver cómo se pueden contar las cosas de forma distinta, esta es tu serie; por el contrario, si lo que te gusta es la acción y las escenas con mucha violencia gratuita, no te recomiendo este producto porque probablemente te aburra sobremanera.

1 comentario:

  1. Gran serie y ya ha comenzado su sgunda temporada. Aquí os dejo mi opinión por si tenéis curiosidad ;)

    http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/11/el-estrangulador-de-belfast.html

    Saludos!

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.