Mulholland Drive

16 de junio de 2013

ATENCIÓN, esta no es una película para todos los públicos, y no lo digo porque haya escenas de violencia, lenguaje obsceno o escenas explícitas de sexo, de todo esto solo hay un par de escenas de lo último y son bastante light. Si digo que no es apta para todos los públicos es porque es lo opuesto a una película comercial, no os vais a encontrar con la típica película de acción, tiros, explosiones, donde el bueno se carga a todo el mundo y sale con unos pocos rasguños, tampoco os encontraréis con una película del tipo chico conoce chica, chico se enamora de chica, chica deja a su novio que es un imbécil, y al final chico y chica son felices, no. Hablando en plata, Mulholland Drive es rara, controvertida, onírica, surrealista y psicológica, y precisamente por eso es por lo que la recomiendo a todo el mundo, porque te guste o no, al menos no deja indiferente a nadie, ya sea porque la odies al final o porque te encante.

Pero sobre todo no deja indiferente porque da que pensar. La primera vez que la vi me quedé delante de la pantalla viendo desfilar los créditos finales mientras meditaba lo que acababa de ver, intentando buscar una explicación coherente a todos los hechos de la película, encajar cada una de las piezas del rompecabezas que es el guión de esta película, aunque probablemente sea intentar acabar un puzzle sin tener todas las piezas. Así que si no tenéis una mente abierta a la hora de captar la esencia de este tipo de cine, directamente no la veáis, porque perderéis dos horas de vuestra vida y me odiaréis por haberos animado a verla. Sin embargo, si sois de los mios y os gustan las películas que te dejan con el ceño fruncido y una cara de WTF, sin duda alguna, esta es vuestra película. 

Mulholland Drive es una película de 2001 dirigida por David Lynch, del que ya hablé hace un tiempo con motivo de El hombre elefante, y protagonizada por Naomi Watts y Laura Elena Harring, no diré lo típico de que hacen una actuación magistral, porque tampoco me parece que llegue a ese extremo, pero sus papeles están bastante conseguidos y hacen una interpretación bastante correcta. 


En cuanto al argumento, Betty (Watts) es una joven actriz que llega a Hollywood con el mismo sueño que miles de chicas, abrirse camino hacia la fama en la gran pantalla. Al llegar a casa de su tía, la cual se ha ido a  Canadá a rodar una película, se encuentra a Rita (Harring), la cual ha perdido la memoria al haber sufrido un accidente de tráfico. Betty decide ayudarla, y juntas intentarán descubrir el pasado y la verdadera identidad de Rita. Esta es la trama principal, aunque también nos veremos bombardeados con pequeñas historias que no parecen guardar ninguna relación las unas con las otras, pero que al final y tras mucho devanamiento de sesos, se es capaz de encontrar la verdad oculta tras ese velo de misterio.

Pero lo que hace especial a esta película es su desenlace, los últimos 20 minutos, esos que harán que os explote la cabeza al intentar entender qué está pasando. El propio director ha reconocido públicamente que "cada uno debe interpretar la historia de Mulholland Drive según las sensaciones que le produzcan y que ni él mismo conoce el resultado final." Después de haberla visto un par de veces, cosa que es recomendable si se quiere comprender la obra en su totalidad, creo que he entendido el mensaje final, algo realmente satisfactorio tras dedicarle largo tiempo, y ahora os invito a que lo hagáis por vosotros mismos. Y si después de pensar y pensar, no dais con la clave de este amasijo de ideas que quedan después de verla, siempre podéis buscar las soluciones por internet, por ejemplo aquí, aunque personalmente creo que eso es hacer trampa y le quita casi todo el encanto al asunto. 


Espero haberos dado motivos suficientes para ver esta película que se sale de los límites de lo convencional. Y si después de verla sois de ese grupo que la odia, oye, a mi no me culpéis, que yo he avisado varias veces. Sin embargo si estáis en el otro bando me agradeceréis haberos acercado a este mundo onírico de David Lynch. Un saludo y hasta la próxima en Crónicas de Valhalla. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.