Gangster Squad

24 de junio de 2013

La mafia y los gangsters han proporcionado tradicionalmente al cine historias para crear grandes películas en torno a su figura. El poder y glamour que han rodeado los mafiosos ha sido tradicionalmente un objeto deseo para todos los buenos amantes del cine. El padrino, Uno de los nuestros, Scarface y otras muchas más son películas que sin duda hay que ver. 

Aunque no es cine, su calidad es equiparable a las grandes películas del género. En la actualidad podemos disfrutar de Boardwalk Empire, una historia ambientada en los años de "ley seca" y donde aparecen algunos de los gangsters más importantes de la historia, por ejemplo, Mickey Lucciano o Al Cappone. Otra gran serie es Los Soprano y hoy, por cuando escribo, es un día triste para todos sus seguidores debido al fallecimiento de James Gandolfini, actor que encarnaba a Tony Soprano. Uno de los grandes.

No podía perder la oportunidad de escribir unas líneas sobre James Gandolfini, un fantástico actor que hizo el papel de su vida en Los Soprano. Gandolfini ha fallecido en Italia a los 51 años, pero su legado perdurará y recomiendo encarecidamente que disfrutéis de él, si aún no lo habéis hecho.

Y de mafia y gangsters va la entrada de hoy, Gangster Squad. 



Partiendo de que no es una película que llegue a la suela de los zapatos a ninguna de las películas de mafiosos que he comentado antes, Gangster Squad me ha llamado la atención lo trepidante que es y bien rodada que está.  

En el caso de Gangster Squad los protagonistas son un grupo de policías, algo menos habitual en las películas de mafiosos (ahora mismo solo recuerdo a Los Intocables de Eliot Ness). Ambientada en los años 40 en Los Ángeles, un grupo variopinto de policías (demasiado variopinto para la época diría yo) luchan contra el jefe de la mafia local en la ciudad, Mickey Cohen (Sean Penn).


Sin más pretensiones que ser una película entretenida de acción, hay que destacar especialmente la fotografía de la película. Muy buenas escenas de acción y los subfusiles Thompson hacen el resto para tener un rato muy entretenido. Tampoco hay que olvidar el clásico comportamiento mafioso y sus métodos para vengarse, cada cual más violento y macabro que el anterior, para aumentar la fuerza de la película. 

A Sean Penn se le ve algunos ratos buenos como malo malísimo, teniendo la fuerza y tensión que debe encarnar un mafioso que se ha abierto paso a base de manchar de sangre sus manos. Si hay que destacar a alguien más, Ryan Gosling y Emma Stone alegran bastante la pantalla cuando aparecen (sobre todo la segunda en mi opinión). Sin duda, ellos son mucho más interesantes que el protagonista y líder de este grupo de policías, John O'Mara (Josh Brolin), que es demasiado frío y pasa demasiado a un segundo plano. 

Y en mi opinión, este es el problema de esta película. Creo que el guión podría haber dado un poco más y no estar tan vacío en algunos puntos. 


Gangster Squad es entretenida, sin embargo, no es una gran película del género y caerá pronto en el olvido. Hay historias de mucha más calidad y el que busque esto, no es la película más adecuada. En este punto, y por comparación, me veo obligado a volver a recomendar Los Soprano (ya que las series son más desconocidas)

¡Espero que Gangster Squad os divierta!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.