Escenas inolvidables II

9 de junio de 2013

Queridos lectores:

Hace tiempo os propuse una serie de escenas inolvidables de cine, de esas que uno no se cansa de ver. Algunas son grandes por su indudable calidad y otras lo son por su emotividad, su personalidad y su capacidad de conmovernos.

Hoy vamos con la segunda entrega. Algnas de estas escenas las propusisteis vosotros mismos, otras las propongo yo. Espero que lo disfrutéis.

Empezamos con el discurso de William Wallace en Braveheart (propuesta de Tino). ¿A quién no se le pone la piel de gallina cuando escucha "puede que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán la libertad"?


Esta que viene ahora es cosecha propia, aunque coincido con Luis Vilchez. Una de las escenas más espectaculares de El retorno del rey. "Caerán las lanzas, se quebrarán los escudos, aún restará la espada. Rojo será el día hasta el nacer del sol"... "¡Muerte, muerte, muerte!".


Jessica nos recomienda esta conversación de Lugares comunes. Tiene mucha razón nuestra amiga: es una joya. Me encantan estos diálogos, casi literarios, en los que la palabra se pone a la altura de la imagen, tan difíciles de escribir y de interpretar. ¡Bravo!.


Lalu nos recordó la brillantez de la escena final de Blade Runner, una de esas películas que dicen mucho, muchísimo... "Todos esos momentos se perderán en el tiempo, como lágrimas en la lluvia". Algún día hablaremos largo y tendido sobre esta película, y sobre la cualidad que nos hace humanos. ¿Qué es ser humano? ¿Qué nos distingue de una máquina capaz de seguir razonamientos con más rapidez que nosotros? ¿Puede esa cualidad replicarse? Y si se replica, ¿sería humano el ser resultante?


En otro ambiente completamente distinto, pero de gran calidad, tenemos este momento de La chaqueta metálica, en el que el instructor deja claro que "a Dios se le pone dura con los marines". Qué gran película...


Basten esta cinco escenas por hoy para recordarnos que el cine es algo grande, muy grande... ¡Viva el cine!

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.