Upside Down, Un amor entre dos mundos

6 de mayo de 2013

Tres reglas rigen el mundo:

1) Toda la materia es atraída por la gravedad del planeta del que proviene, y no del otro.
2) El peso de un objeto puede ser compensado por la materia del mundo opuesto (materia inversa).
3) Tras un cierto periodo de tiempo, la materia en contacto con materia inversa arderá.

Esta es la premisa con que nos presentan las propiedades físicas de estos dos mundos o planetas prácticamente juntos pero invertidos en orientación y gravedad. Pero antes que estas reglas se nos presentan estos mundos como un milagro de la creación y una excepción en el universo, todo ello explicado por un narrador que nos lo cuenta como si de un cuento infantil se tratara.


Por un lado tenemos el mundo inferior o de abajo, donde la pobreza es la tónica dominante, teniendo que depender de la energía y la tecnología que se produce en el mundo superior. A éste mundo pertenece nuestro protagonista masculino, Adam Kirk (Jim Sturgess).

Por otro lado está el mundo superior o mundo de arriba, un mundo donde la tecnología está más avanzada y la riqueza abunda. Aquí pertenece la protagonista femenina, Eden Moore (Kirsten Dunst).

Hay además un tercer "personaje" que tendrá un gran peso en la historia: la megacorporación del mundo de arriba Transworld, cuya sede principal está localizada en un edificio que conecta ambos mundos. Sin embargo la empresa sólo contrata a trabajadores del mundo inferior como meros "adaptadores", es decir, para adaptar sus productos para el mundo inferior, con el fin de ampliar su mercado.

Teniendo en cuenta la física, creo que arriba y abajo es algo subjetivo, y que han diferenciado ambos mundos como arriba y abajo para destacar las diferencias en riqueza y tecnología, la diferencia de clases. Y es que eso es lo que nos encontramos tras el primer vistazo, una clase dominante y rica que se aprovecha y exprime a una clase baja y pobre. En una gran cantidad de habitantes del mundo superior veremos una actitud de superioridad y prepotencia hacia los habitantes del mundo de abajo. Por contra, en el mundo inferior la actitud generalizada será la envidia y el desprecio hacia los habitantes de arriba. En resumen, la xenofobia entre ambos mundos estará bastante extendida.

Por supesto, para toda generalidad hay exepciones, como el caso de nuestros dos protagonistas ya mencionados. Adam y Eden se conocerán de niños, mientras Adam juega con un avión que se ha fabricado, en el pico de sendas montañas de cada mundo localizadas cerca de las casas de ambos. Aunque eso no es del todo correcto ya que los padres de Adam murieron en una explosión, por lo que entre semana vive en un orfanato, pasando los fines de semana en casa de su tía.


Posteriormente los veremos ya de adolescentes, completamente enamorados. Éste será el comienzo de todos sus problemas, ya que está prohibido todo contacto entre personas de distinto mundo, salvo con permisos especiales de trabajo.

Y es que al igual que Avatar es Pocahontas con otra ambientación y tecnología 3D,  Upside Down no deja de ser un Romeo y Julieta con una ambientación innovadora. De hecho, la historia me parece muy pero que MUY predecible, con giros de acontecimientos nada sorprendentes. Sin embargo, aparecen personajes a los que les coges cariño y caen simpáticos. Yo personalmente tengo debilidad por Bob Boruchowitz, interpretado por Timothy Spall, al que pudimos ver en la saga de Harry Potter en el desagradable papel de Colagusano.

Pero lo realmente destacable de la película no es la historia. No son los personajes. Lo realmente atractivo de esta producción bajo mi punto de vista es el juego que da la extraña física generada por estas dos gravedades contrapuestas. Es curiosísimo cómo por ejemplo al comienzo de la película vemos al pequeño Adam subido en lo alto de una montaña que atraviesa unas nubes formadas con el vapor del mundo opuesto, por lo que le llueve desde abajo. También vemos saltos de personajes que ayudados con materia inversa, descienden muy lentamente, por lo que la longitud de estos saltos es muy grande, y recuerdan a lo visto en la película Tigre y Dragón. En otra escena me llamó la atención cómo hay dos personajes de mundos opuestos en una habitación situada en el eje central de cambio de gravedad, por lo que el humo del cigarro se dirige al centro de la habitación. Otro ejemplo es una bebida que los más "chick" del mundo superior toman, una bebida producida en el mundo inferior, por lo que las copas se sirven al revés. Pero hay muchos más ejemplos, toda una gozada visual si uno está atento a esos pequeños detalles.


En  definitiva, esta película escrita y dirigida muy satisfactoriamente por el director argentino Juan Solanas, me parece una producción muy atractiva visualmente, con unos efectos especiales y una física realmente interesantes de ver. Por tanto, pese a que el tema principal está muy visto y trillado, merece la pena verla aunque sólo sea por ver estos juegos gravitacionales tan impactantes. Además, aunque predecible, la historia es amena, y las interpretaciones excelentes.

Estoy pensando que sería una experiencia muy curiosa el volver a verla, pero esta vez atándome los pies al techo o bien dándole la vuelta a la tele. Un punto de vista distinto pero técnicamente correcto. A una película que te ofrece esta posibilidad, ¿qué más se le puede pedir?

9 comentarios:

  1. Jose Antonio Perea9 de mayo de 2013, 10:24

    Coincido totalmente con la crítica, salí de verla del cine con buenas sensaciones y, aunque como dices es muy trillado el argumento, sin duda es bastante original. Y eso pese a que Kirsten Dunst no es ni mucho menos mi actriz favorita.

    ResponderEliminar
  2. Como dices me parece una idea muy curiosa, y aunque es la típica historia de amor, veré esta película por la peculiaridad de la "doble gravedad". Está bien que de vez en cuando salgan películas con cierta originalidad dentro de lo trillado, me recuerda al caso de "Increíble pero falso", película en la que todo el mundo dice siempre la verdad, excepto el protagonista que un día descubre lo que es mentir, también me pareció una idea original, aunque luego no supieron sacarle toda la chicha que se podía.

    ResponderEliminar
  3. José Antonio, me alegro que compartas impresiones y que coincidamos en gustos. Y aunque Kirsten Dunst no es mi actriz favorita, sí que ha hecho películas que me han gustado mucho y en las que ha estado bastante bien, como "Wimbledon, el amor está en juego" o la gran "A por todas", primer ladrillo en la construcción de esa magnífica saga de películas de animadoras.

    Mariano, ya leí en su momento la sinopsis de la película "Increíble pero falso" y me quedé con ganas de verla, pero todavía no he tenido oportunidad. Es cierto que ocurre a menudo eso de que a grandes ideas no se le saca todo el jugo que se podría.

    ResponderEliminar
  4. La vi anoche siguiendo vuestra recomendación (me merezco un premio por la fidelidad que os tengo... :P), y mola muchísimo lo de las dos gravedades; la historia de amor... como cualquier otra (no me va el rollo románticón). Pero me pasé toda la pelí pendiente de todos los detalles que han pensado para lo de las gravedades.

    ResponderEliminar
  5. ¿qué más se le puede pedir?
    UNA NOVELA
    Seria increíble que la adaptaran a un libro y así nos dieran un poco mas de detalles, porque la verdad al final como que le falto algo... sentí que termino muy apresurado Xd ... pero igual la amo

    ResponderEliminar
  6. Sí que estaría bien una novela desarrollada en un mundo (o mundos) así. Eso sí, tendría que tener mucha más chicha que la película, y pese a ello creo que no sería tan fácil describir los increíbles efectos que visualizándolos en la película se entienden perfectamente.

    ResponderEliminar
  7. Pues yo acabo de verla y la verdad, me parece que el detallito de la copa no tiene mucho sentido. Si el liquido es materia inversa no tendría que poder digerirlo, mas bien tendería a volver a subirle a la boca no??

    ResponderEliminar
  8. hay algo que no entiendo de esta peli y es la parte en la q eden se puede quedar para siempre en el mundo inferior solo por estar embarazada

    ResponderEliminar
  9. Hay muchos detallitos que pueden no tener lógica, son más bien pijaditas para hacer la peli más entretenida. En cuanto al embarazo, supongo que se puede considerar que el bebé pertenece a ambos mundos y que está en su organismo, por lo que la madre también podrá también estar en ambos mundos. Pero solo es una especulación. Habría que preguntar al guionista XD.

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.