Searching for Sugar Man (Oscar a Mejor Documental 2013)

2 de marzo de 2013

Apareces tras la niebla para adentrarte en ese lugar, un lugar lleno de humo con cervezas por todos lados, cáscaras de cacahuete y, en general, de mucho desorden. Entonces escuchas ese sonido, alguien rasga la guitarra y oyes una voz, extraña. Atraviesas el humo y ahí en la esquina ves la sombra de un hombre pero no su cara. Te acercas y todo lo que se distingue es su espalda en una esquina, cantando, una escena casi etérea.



El misticismo de estas líneas, donde se describe el primer contacto con un directo del artista Rodríguez, es el que se respira durante los 85 minutos del genial Searching for Sugar Man.

Este premiado documental (Festival de Sundance: Premio del público, Premios Bafta: Mejor documental y Oscar: Mejor documental, entre otros), va desentrañando poco a poco el misterio íntimamente unido a la vida de Sixto Rodríguez. Este cantautor estadounidense comenzó su carrera en los 60 rodeado de la expectación de los entendidos que tenían la oportunidad de escucharle. Sin embargo, ese potencial que se presagiaba nunca llegó a explotar en su tierra natal y su carrera terminó con su segundo disco. Podría ser una historia más de fracaso, de la dureza de la Industria Discográfica, pero lo especial aquí es que su gran éxito sí que se estaba produciendo, pero mucho más lejos, en Sudáfrica. Un país que en los 70 sufría la opresión del Apartheid, de fronteras cerradas a la libertad de expresión y donde las letras de este autor se erigieron como himnos anti-sistema. Una inspiración para la juventud que quería escapar de esa subyugación.
Y ahí es donde se localiza el extraordinario encanto de esta aventura. Unas letras escritas sobre la tristeza y dureza en la zona de Detroit acabaron siendo tomadas como instrumento de libertad para gentes del continente africano.  Y es que las injusticias podrán tener un origen diferente, pero los sentimientos encontrados serán los mismos, comunes a cualquier ser humano. Una muestra más de que estamos más unidos de lo simplemente se ve.

Este conseguido documental esboza con genialidad la personalidad y vida anecdótica de este artista que transmite tanta empatía. Un hombre de acciones simples y complejas reflexiones que merece un lugar en la banda sonora de la Historia. Espero que vosotros también le brindéis esa oportunidad.


3 comentarios:

  1. Un documental muy entretenido e interesante, que me llevó a buscar música de este gran artista. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Supongo que después de adentrarte en la vida de Rodríguez y escuchar fragmentos de sus canciones uno se queda con ganas de más. Como mínimo ya somos dos, me he pasado el día escuchando "Cold Fact".
    Otro saludo para ti Juan.

    ResponderEliminar
  3. http://antoniomuñozmolina.es/2013/03/invitacion-a-una-busqueda/

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.