Angels with Filthy Souls, la película que nunca existió ¿o si?

12 de marzo de 2013

Yo nací en los ochenta. Sí, fui uno de esos niños que tuvieron una bicicross de BH, que crecieron con Mazinger Z, con La historia interminable (Die unendliche Geschichte, 1984) y fueron testigos de la primera emisión en España de Dragon Ball. ¿Qué fue de Bastian subido a lomos del dragón Fujur, la Emperatriz Infantil o al guerrero Atreyu? Los que nacimos y crecimos en la década de los ochenta somos de otra pasta, unos supervivientes del VHS, de las cintas de casete y testigos de excepción de la evolución que ha vivido el cine en los últimos treinta años. Los que nacimos en los ochenta aprendimos la historia del cine... al revés.

Como niño de los ochenta crecí con películas (alguna convertidas ya en mitos del séptimo arte) que ayudaron a que me familiarizara con referencias y homenajes al cine clásico de Hollywood. Se podría decir que mi primer acercamiento al cine antiguo se fraguó a través del cine actual de la mano de Francis Ford Coppola, Martin Scorsese o el mismo Tarantino.

Pero hubo una película que resultó excepcionalmente influyente en lo que supuso mi primera toma de contacto con el cine negro en mi, por aquel entonces ingenua e inexperta, imaginación infantil. Esa película era -aunque parezca mentira- Solo en casa (Home Alone, 1990).

Y es que en la película que catapultó a la fama a Macaulay Culkin había un breve momento, que se repite invariablemente en el transcurso de la historia, que cimentó mi idea de lo que para Hollywood debía ser el cine negro; el cine clásico. Hablo de la escena en la que Kevin McCallister se prepara un tazón de helado y se dispone a ver una cinta titulada "Angels with Filthy Souls".


Pese a frustrar al pizzero, en primer lugar, y a los ladrones que tratan de robar en casa más tarde -haciéndoles creer que hay adultos armados y peligrosos en casa- y pese a contar con todas las características que definen el cine negro de los años cuarenta -sombras expresionistas, oficinas llenas de humo, sombreros fedora y tommyguns- resultó que Angels with Filthy Souls no era una película real, sino una película ficticia de gangsters creada especialmente para la saga "Solo en casa".

La fidelidad de las escenas con los estilos cinematográficos y prácticas reales del Hollywood de 1940 importaba poco; lo más importante en mi imaginación hasta ese momento era el hecho de que la película parecía de aquella época y resultó que no lo era. Más tarde descubrí que el film es una parodia de Ángeles con caras sucias (Angels With Dirty Faces, 1938), el clásico protagonizado por James Cagney en el que los responsables de "Solo en casa" decidieron inspirarse para su "película"; sí, su película dentro de su "otra" película.


Existe incluso una secuela de esta película ficticia llamada "Angels with Even Filthier Souls" que aparece en la segunda parte de Solo en casa (Home Alone 2: Lost in New York, 1992) que el bueno de Kevin utiliza para asustar a los encargados del Hotel cuando estos descubren el engaño:



Por si os pica la curiosidad, aquí tenéis el trailer de la peli real en la que se inspira esta recreación:


Y es que el cine nunca dejará de sorprendernos.

9 comentarios:

  1. Hay que ser un grandisimo enfermo del cine para escribir sobre una película que aparece por segundos dentro de otra película... pero yo debo ser otro porque tengo hasta una camiseta con el lema de "keep the change you filthy animal" :D. Como neonato en la década de los 80 me ha gustado mucho leer y recordar estas escenas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Javi, la verdad que la cita "keep the change you filthy animal" es bastante recurrente en la subcultura yankee. No solo camisetas, mientras preparaba el post he visto gifs animados, pósters y cantidad de referencias a esta escena de la película :)

      Eliminar
    2. Lo que yo te diga, enfermedad cinéfila. Me encanta :)

      Eliminar
  2. Yo también soy de los 80, aunque por los pelos porque soy del 89, en realidad no he crecido en los 80, pero me siento de esa época, porque quitando Mazinger Z, todo lo demás sí que me identifica bastante bien... qué coño, siempre es buen momento para volver a escuchar este temazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que yo no me identifico tanto con ese temazo porque yo lo vi en catalán/valenciano que TV3 y Canal 9 fueron las que se curraron las primeras emisiones jejeje. Mención aparte merece el opening de Bola de Drac Z :P

      Eliminar
    2. Joder que raro macho, yo sigo prefiriendolo en castellano, ya no solo por el simple hecho de que esté en castellano, sino que la potencia de voz es mayor en esa versión a mi parecer.

      Eliminar
  3. Pedazo de post, ¡¡¡enorme!!! Al empezar a leerlo no me fijé en quién lo había escrito, pero según iba leyendo iba sospechando, y desde luego acerté. Se nota tu sello, y lo digo como un cumplido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tino. Me lo tomo como tal :-). Me alegra que te haya gustado, la verdad que hace tiempo que tenía en mente escribir sobre esa "peli". Me encantaba esa escena cuando era un mañaco jejeje

      Eliminar
  4. perdedores, los 70 mandas hijos mios

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.