Homeland

11 de enero de 2013



Hace tiempo tengo una deuda con vosotros y por fin voy a pagarla, tenía pendiente hablar de la serie de moda, que tanta admiración entre público y crítica ha creado, ‘Homeland’. En primer lugar voy a explicaros porqué decido hoy saldar mis cuentas, muy sencillo, al ser una de las serie más populares es fácil seguirle la pista, por lo que yo quería esperar a una fecha señalada para hablar de ella, y puesto que el domingo es la entrega de los Golden Globes o Globos de Oro (como más os guste), y es una de las favoritas a llevarse “el gato al agua” ya que cuenta con cuatro nominaciones, la de mejor serie y las otras tres para sus actores, considero que este es un buen momento para recomendárosla.



‘Homeland’ es la adaptación norteamericana de una serie israelí llamada ‘Hatufim’ , aunque no es mi serie favorita (eso depende de rarezas y gustos personales de una) sí es la serie perfecta, es redonda, porque tiene acción, intriga y romance, todos estos ingredientes están perfectamente combinados en unos guiones magistralmente construidos, y con el añadido de que los capítulos siempre acaban en alto, dando una vuelta de tuerca a la historia y dejando con el corazón en un puño al espectador, y probablemente a más de uno sin uñas. En las dos temporadas que lleva los primeros capítulos me han parecido normales (tanto de la primera como de la segunda), pero a partir del cuarto la tensión comienza a subir y 'Homeland' se convierte en una droga para mí, no sé si conseguirán el mismo efecto con la tercera, esperemos que sí. Decir que no todo es impecable, si eres gran consumidor de cine y televisión puedes encontrarte con algún giro un tanto previsible, pero en líneas generales te deja bastante perplejo/a. Recuerda bastante a las primeras temporadas de ‘24’, algo normal, porque buscando información descubrí que sus creadores Howard Gordon y Alex Gansa fueron guionistas de la misma.

Resumiré la trama para quien no la conozca sin desvelar gran cosa, ya que eso sería un sacrilegio. La serie narra como la agente de la CIA Carrie Mathison intenta demostrar que un Marine norteamericano que acaba de ser liberado en Irak tras ocho años de cautiverio, el Sargento Nicolas Brody, se ha pasado a las filas de Al-Qaeda, tarea difícil porque el soldado llega a casa convertido en un héroe de guerra. No cuento más, el que quiera saber ya sabe…


Otra gran baza con la que cuenta la producción es con unas actuaciones extraordinarias. Sin duda el trabajo de Claire Danes es soberbio, y se ha visto recompensado; si ya obtuvo su primer Globo de Oro perdiendo la cabeza por Jordan Catalano (Jared Leto en My So-Called Life), volvió a repetir experiencia ganándolo el año pasado, pero esta vez perdiendo los papeles por el Sargento Brody, y como decíamos al principio puede que este domingo la dorada estatuilla recaiga de nuevo en sus manos. Si bien Danes es la mejor, no es la única que realiza un trabajo sobresaliente, su partenaire no se queda atrás, Damian Lewis, estupendo reflejando la dualidad de personaje de Nicolas Brody (sobre todo en la primera temporada), es al mismo tiempo ángel y demonio, nunca sabes si fiarte de él, y en ocasiones, por lo menos a mí me sucede, puede darte auténtico terror.


Pero quien realmente es mi debilidad en la serie (aquí es donde sale mi complejo de Peter Pan o mi vena friki, llamadlo como queráis) es Mandy Patinkin, que interpreta al agente Saul Berenson, y para quien no le reconozca solo decir esta frase: “Hola, me llamo Iñigo Montoya, tú mataste a mi padre. Prepárate a morir.” *


Quiero dar una última opinión muy personal, para mi lo peor de la serie es uno de los personajes, sé que es importante como detonante de muchas de las tramas, pero es que realmente no la soporto, se trata de la hija adolescente de Brody, Dana. No puedo con ella, me pone mala, eso es algo que me pasa con muchas otras producciones, mataría a los niños con una bomba sin contemplación (léase ‘The Walking Dead’ por poner otro ejemplo de serie con niño insoportable). Esto es solo una nimiedad que no desmerece el conjunto y puede pasarse por alto.

Espero haber presentado argumentos suficientes, y si alguno/a aun no os habéis enganchado, estoy segura que lo acabareis haciendo tarde o temprano, porque ‘Homeland’ te atrapa como una telaraña.


*Imagino que hay gente muy joven o personas que no han tenido infancia y no han visto ‘La Princesa Prometida’, si pertenecéis a este grupo ya estáis tardando en hacerlo y así sabréis de lo que estoy hablando. 

8 comentarios:

  1. Yo soy una de esas presas que la serie tiene en la telaraña, ¡me encanta! Y ciertamente Claire está soberbia en su papel.
    Por cierto, buenísimo lo de Mandy Patinkin, no le había reconocido,jeje.

    ResponderEliminar
  2. A q ahora le quieres más? Jjajaaja

    ResponderEliminar
  3. Joder, no conocía la serie pero has conseguido picarme la curiosidad a tope. Una presentación soberbia. Además, igual que Jaime Lannister es el Matarreyes, a partir de ahora eres la Mataniños XD. Es coña, jejeje, pero es cierto que a veces el papel de los niños no pega ni con cola. Aunque hay excepciones como en todo, véase Natali Portman en Leon el Profesional.

    Y la frase de La Princesa Prometida, la guinda.

    ResponderEliminar
  4. Excelente introducción para los que todavía no le hemos hincado el diente a Homeland. La verdad que como dicen por arriba, has conseguido despertar mi curiosidad para arrancarme con la serie. He de reconocer que no tenía ni idea de la trama y lo poco que había visto no me llamaba en exceso. Has conseguido que eso cambie. Se ha convertido por derecho propio en candidata a llenar ese vacío que ha dejado el parón invernal de Breaking Bad, The Walking Dead, Game of Thrones y HYMYM.

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco sabía nada de la trama, pero la verdad es que sí que tenía entendido que era la serie del momento, y que se había llevado varios premios importantes, así que la tenía en mi lista de series para ver. Yo soy uno de esos que por lo visto no ha tenido infancia, aunque la peli se estrenara antes de que yo naciera.... :( aunque supongo que eso no es excusa si he visto toda la filmografía de Chaplin o Keaton (no Michel, sino Buster)

    ResponderEliminar
  6. Llevo ya 4 episodios (voy a uno por dia) y tengo que decir que me está encantando, con finales de episodio sublimes. Desde luego no era lo que esperaba de la serie. Una maravilla, sin duda alguna. Gracias Eva por la recomendación.

    ResponderEliminar
  7. Pues he visto las dos primeras temporadas en dos semanas, la verdad es que engancha. Ahora he decidido hacer un descanso para dedicarme a otras series antes de empezar con la tercera temporada, que con House of Cards y Shameless vi todo lo que había de golpe y esa sensación de saber que tienes que esperar un año para ver algo nuevo no mola. Por cierto, despues de mi comentario anterior, puedo decir que ya he vi La Princesa Prometida :P

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.