Golpe de Efecto Vs Moneyball = Corazón Vs Tecnología

21 de enero de 2013

Hoy voy a hablaros de dos películas bastante recientes (2011 y 2012) con una temática común, el baseball, pero con un enfoque completamente distinto.

Moneyball: Rompiendo las reglas (2011)

La película nos cuenta la gestión llevada a cabo en 2001 por Billy Beane (Brad Pitt) al frente de los Oakland A's, un equipo de baseball bastante modesto, que temporada tras temporada debe vender a sus jugadores estrella a los equipos ricos y buscar sustitutos con un presupuesto más bien reducido. Es algo así como comparar el Zaragoza o el Rayo Vallecano con Real Madrid o Barça.

Cansado de esa desventaja con respecto a equipos que les triplican el presupuesto, Billy contrata como su asesor a un orondo joven recién salido de la universidad que ha desarrollado un programa de ordenador con el que analiza a todos lo jugadores del draft estadísticamente y compone un equipo ganador a partir de los datos obtenidos.

La película empieza muy bien, con la típica historia de David contra Goliat como telón de fondo, pero añadiendo ciertas dosis de pasteleo de la vida privada de Billy, divorciado y con un hijo del cual comparte la custodia con su exmujer. Sin embargo, pese a ser una película de baseball, el deporte propiamente dicho se ve poco o nada, y las dosis del pasteleo mencionado son mínimas. Se centran demasiado en el tema de la gestión y los resultados que se van obteniendo a lo largo de la temporada. El factor humano escasea, salvo en momentos puntuales, por lo que la película me parece un tanto fría a ratos y hasta aburrida.

Lo más destacable de Moneyball es que está basada en hechos reales, y todo aficionado al baseball probablemente la disfrute, ya que los hechos que narra marcaron una antes y un después en la historia de éste deporte. Desgraciadamente no es mi caso.


 Golpe de efecto (2012)

- ¿Dónde aprendiste a beber whisky directamente de la botella? ¿Te lo enseñaron en la facultad? 
- No. Mi padre, otro don asombroso que me confirió.

Golpe de efecto es otra película de baseball que al igual que Moneyball, en lugar del propio juego se centra en la gestión. En esta ocasión sin embargo la principal figura a tener en cuenta serán los cazatalentos.

Y es que nuestro protagonista no será otro que el gran Clint Eastwood, que pese a anunciar su retirada como actor volvió a ponerse delante de las cámaras para esta película, cosa que es muy de agradecer, ya que hace un papelón como nos tiene malacostumbrados.

En esta ocasión Clint se mete en la piel de Gus, un ojeador veterano con un gran historial de fichajes a sus espaldas, pero que está en el ocaso de su carrera. Su última apuesta no está respondiendo como se esperaba y lo que es más grave, está perdiendo la visión. Esto último es un grave impedimento para alguien con su profesión, además de que será un peligro al volante de un automóvil.

Uno de sus superiores (el único que todavía tiene fe en él) preocupado por su situación llama a su hija para que lo ayude. Sin embargo hace muchos años que la relación entre Gus y su hija Mickey (Amy Adams) es prácticamente nula. Mickey es una abogada que trabaja como asociada en un bufete y que está a punto de entrar oficialmente en plantilla. Refinada y a la moda, parece la cara opuesta a su padre. Sin embargo en el fondo descubriremos que no son tan distintos.

A estos personajes hay que añadir en escena a Johnny (Justin Timberlake), un cazatalentos de otro equipo que está interesado en el mismo jugador que el equipo para el que trabaja Gus. La historia romántica de rigor vendrá de la mano de éste y Mickey.

Relación padre e hija, lío amoroso y la intuición y experiencia frente a la tecnología y estadística son las apuestas de Golpe de efecto.




Comparando una y otra película, aunque Moneyball tiene su encanto, me quedo sin lugar a dudas con Golpe de efecto. Mucho más amena y entretenida de ver, más humana. El inconfundible gruñido de Clint Eastwood no tiene precio.

Además, en el duelo entre el corazón y la intuición frente a la tecnología y la estadística, me niego a creer que pueda vencer la segunda opción. Sería el fin de todos los valores que merecen la pena.

10 comentarios:

  1. Me gusto mucha la película de Brad Pitt, creo que es una historia llena de experiencias motivantes, no sólo por la perseverancia que se muestra en Moneyball si no también por el trabajo en equipo, creo que estas dos películas Moneyball se lleva por mucho el primer lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo con Jessica, además de ser una película también muy emotiva Moneyball cuenta con unas interpretaciones extraordinarias, prueba de ello fueron la cantidad de nominaciones que se llevaron tanto Brad Pitt, como Jonah Hill en los principales premios.

      Eliminar
  2. Es posible que tengas razón Jéssica, y seguro que mucha gente pensará como tú. Yo doy mi punto de vista, que es diferente al tuyo. También puede haber influido una cosa ligeramente: mientras que vi la de Golpe de efecto en versión original Moneyball me la vi doblada al castellano, y siempre he pensado que en versión original las pelis tienen un plus. De todas maneras reitero que me gustó más la de Golpe de efecto, pero está claro que para gustos colores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo, yo estoy contigo compañero. Sin haber visto todavía "Moneyball" doy por sentado que a las del cromosoma XX (en el par 23) les pones a Brad Pitt delante y se pierden en sus rubios cabellos (nótese que mi apreciación es con tono jocosa, no me lo tengáis en cuenta eh? jeje). A mi con saber que está Clint Eastwood al mando de "Golpe de Efecto" me sobra para saber quién se lleva el gato al agua. Larga vida a Harry el sucio! :P

      Eliminar
    2. Ya me has picado Luis, a las pruebas me remito:
      "'Trouble' es un Eastwood de segunda categoría, que existe en un universo paralelo donde la celebridad ha sido reducida al nivel de actor de 'película Hallmark de la semana', no uno de los directores más respetados de Hollywood" (Peter Hartlaub: San Francisco Chronicle)
      ----------------------------------------
      "'Golpe de efecto' parece un telefilm. La película con Eastwood sobre el béisbol estira demasiado la cuerdas del sentimentalismo." (Peter Travers: Rolling Stone)
      No olvidemos q 'Golpe de efecto' no es una película de Eastwood, no la dirige, solo la protagoniza, es una comedia romántica, bien para quien le gusté, 'Moneyball' tiene más chicha por decirlo de manera coloquial. Y además puestos a atraer mujeres 'Golpe de efecto' también ha jugado con esa baza puesto q tiene a Justin Timberlake :)

      Eliminar
    3. Jajajaja no te piques que he incluido un "nótese" para curarme en salud precisamente de piques femeninos :P. Bah... las críticas de FilmAffinity (aunque vengan referenciadas de medios como el San Francisco Chronicle o la revista Rolling Stone) no tienen fundamento. Si quieres leer buenas críticas y con grandísimo criterio tienes que darte una vuelta por Crónicas de Valhalla. Esos sí que saben... como el gran Tino Perona que rechazó hacer la sección cinéfila del Magazine dominical de El Mundo para escribir aquí. Ahí es nada ;-)

      Eliminar
    4. Jajajaja, ha hecho bien Tino en rechazar a los del Mundo, aquí se le va a tratar mucho mejor :)

      Eliminar
  3. Jejeje, gracias por la parte que me toca Luis. Completamente de acuerdo, y que conste que Brad Pitt me parece un pedazo de actor con peliculones como "Snatch, entre cerdos y diamantes" y especialmente "El club de la lucha", pero yo me remito a decir que mientras que Moneyball a ratos me pareció un tanto aburrida, Golpe de Efecto me pareció más amena, debido en parte a que es más ligera, eso no lo dudo. Pero de los críticos no hay que fiarse, que por ejemplo dicen que La vida de Pi es un peliculón, y a todo el mundo que he preguntado me han dicho que es bastante mala. Reitero lo de para gustos colores.

    PD.- Luis, entre El Mundo y Crónicas ni me lo pensé.

    ResponderEliminar
  4. Yo también veo más humana a Golpe de efecto, pero algo sensiblona y americanada. Aunque la otra también lo es y ni siquiera me entretuvo. Creo que los films sobre triunfar en la vida con el deporte sirven a los americanos para identificarse, pero a mi me cuesta bastante. Un saludo y enhorabuena por la nominación a los premiso 20 Minutos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por tu comentario Juan, y también por tu apoyo. Yo lo que busco en una película es pasar un buen rato, y entre las dos fue la de Golpe de Efecto la que más me hizo disfrutar. También es cierto que hay pelis que disfrutas más o menos según en qué momento o situación las veas, pero ese ya es otro tema que merecería una publicación aparte. Como película sobre triunfar, una de mis favoritas es Jerry Maguire, aunque hay muchas otras muy buenas también.

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.