Tropa de élite (2007)

15 de noviembre de 2012

Después de varias entradas sobre obras más pausadas esta semana toca dar un giro de género y llamar la atención sobre un largometraje con más movimiento. Ya leyendo el título uno puede imaginar que no se encontrará ante calma y armonía y, efectivamente, si se busca acción Tropa de élite no defrauda. 

Sin embargo, no todo en esta película son persecuciones, tiroteos y violencia. El director, José Padilha, continúa con la línea de sus demás trabajos y presenta una nueva pieza para darnos a conocer un poco mejor su tierra, Brasil. Así, paso a paso, su obra compuesta por películas y documentales va describiendo algo más la vida en el país de la samba.

En este caso le llega el turno a un segmento de la policía militar de Río de Janeiro, el BOPE (Batallón de Operaciones Policiales Especiales). Pequeña facción que se encuentra compuesta por hombres con alta formación y cuya función es intervenir allí donde la policía convencional se ve limitada. Algo que ocurre con bastante frecuencia.

 El eje de la trama y narrador de la misma es Nascimento, jefe del equipo alfa de este grupo de élite. Un hombre de férrea convicción que detesta la corrupción tan generalizada entre el resto de compañeros del cuerpo carioca. 


Paralelamente, Neto y Matías, dos aspirantes a policías, van desempeñando su primeros trabajos con eficiencia y honradez a pesar de las adversidades. Esta honestidad les lleva a coincidir en una misión con Nascimento que en ese momento, cansado ya de su interminable lucha y a punto de ser padre, busca un sustituto para su puesto. 

El gran compromiso de estos tres personajes con una labor tan peligrosa y de mala reputación en el país les conducirá irremediablemente a situaciones de conflicto entre la vida personal y profesional.

Mediante la experiencia de los protagonistas se va conformando una imagen sobre el BOPE, sobre los demás batallones de la polícia militar y, en menor medida, sobre mundos tan diferentes como las favelas o la universidad. Una cruda película muy descriptiva que cuenta con un buen ritmo y refleja parte de las injusticias que se dan en el día a día de este país sudamericano.

5 comentarios:

  1. A mi personalmente me encantó esta película tiene acción a raudales por doquier, pero no solo eso, tiene un guión curradísimo. Salvando las diferencias, es una especie de "Ciudad de Dios" me recordó bastante a Ciudad de Dios, y no solo por ser brasileña. Sin duda alguna un peliculón que hay que ver SÍ O SÍ.

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gustó bastante cuando la ví. Lo triste es que todo es totalmente verdad. Si te da miedo la policía de aquí, te recomiendo que si vas a Brasil te mantengas lo más alejado posible de ellos, porque son malos malos.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, a pesar de no haber visto aún la secuela de esta película (lo cual en mi caso quizás puede tener un poco de guasa y más teniendo en cuenta que me la descargué hace más de un año) todos dicen que es incluso mejor, así que habrá que echarle un vistazo también, ¿no?

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario Zaratuste. Creo que es importante conocer si lo que se refleja en la peli se asemeja a la realidad o no y quién mejor para hacerlo que alguien que haya estado allí :)
    Efectivamente hay una segunda parte del 2010 que aún no he visto.
    ¿Qué opinión tienes de esa amigo Mariano?

    ResponderEliminar
  5. Pues la segunda parte incluso la vi en versión original, ya que no la encontraba en español en ningún lado. Creo que la primera parte me gustó más, pero por el hecho de que tiene más acción. Si no recuerdo mal en la segunda parte entran en temas judiciales, y además, Neto experimenta un cambio de actitud que en mi opinión le hace perder algo de ese carisma que tanto engancha de esta primera parte. Aún así es una gran película, que si veis puede que os guste más que la primera, solo que en mi caso no fue así :)

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.