Proust: memoria y tiempo

11 de noviembre de 2012

"À la recherche du temps perdu" o "A la busca del tiempo perdido" es hasta la fecha la "catedral" de la literatura; una "cima" que alcanzar; una "visita" que debería ser considerada obligada.


"Novela" de más de 3000 páginas, según la edición, escrita de 1908 a 1922 y dividida en siete partes:

  1. "Por el camino de Swann"
  2. "A la sombra de las muchachas en flor"
  3. "El mundo de Guermantes"
  4. "Sodoma y Gomorra"
  5. "La prisionera"
  6. "La fugitiva"
  7. "El tiempo recobrado"

Junto con títulos menos extensos como "Ulises " (James Joyce) y "Moby Dick" (Herman Melville), goza de ser considerada una de las obras que pocos han leído y más intentos fallidos han sufrido los intrépidos que lo intentaron.

El marcado carácter simbolista de la obra de Proust consigue la transfiguración de la realidad. El fluir de la conciencia como eje sobre el que vertebra toda su obra; el yo vive el presente con el recuerdo del pasado y la anticipación del futuro que sólo existen en la conciencia que los unifica.

La estructura de Proust es constante a lo largo de toda la novela haciendo uso del monólogo, técnica literaria que intenta plasmar en el papel el flujo del mundo real y el mundo interior, con la presencia de un narrador constante. "En Proust se produce la transmutación de la vida en escritura inmediata; la narración de la propia vida" (Mauro Armiño).

Lector insaciable desde su niñez, probablemente en una noche tras superar una de las numerosas crisis de asma que padecía habitualmente, recordó: "Es inútil ir a la búsqueda del tiempo perdido: no hay reversibilidad del tiempo" (Henri Bergson). Esa noche del año 1908 Proust comenzaría a escribir, su novela.


Como bien dice ese amigo que me acompaña a diario en la lejanía física: "Leer a Proust te capacita de un software especial que te hace percibir la vida de otra manera". Y es cierto, si llega a ti de esa forma, jamás volverás a ser el mismo. Acabo de finalizar "Por el camino de Swann" y, tras un necesario descanso, lo retomaré en breve. Ser corredor de fondo me ha permitido conocer de primera mano, que el esfuerzo pausado y constante te permite conseguir metas jamás imaginadas; leer a Proust constituye la gran lectura de fondo de mi vida; con ella viviré no sé cuanto tiempo, tal vez siempre.

Secretos para leer a Proust no existen pero, hacerlo despacio, en ocasiones un párrafo al día, en ese momento en el que lectura y tú sois lo único que existe a vuestro alrededor, dando de lado los vulgares y absurdos tópicos de literatura "pasada de moda".

No busquéis nada en concreto simplemente, dejaos llevar y lo encontraréis.

Siempre vuestro, Pedro.

7 comentarios:

  1. Muchos años llevo leyendo cosas sobre este libro y he de reconocer que me pica mucho la curiosidad por empezarlo, aunque también me da bastante respeto y algo de "acojone". Por lo poco que sé (mi mujer lo empezó y lo abandonó) y lo que acabo de leer en este lugar, tiene que ser muy denso, pero... acepto el reto.

    ResponderEliminar
  2. Guau Pedro, creo que en este momento de mi vida no tengo la suficiente tranquilidad y madurez como para enfrentarme a una lectura de este tamaño. Por lo que explicas en el post, estos libros requieren de una tranquilidad interior para saborearlos, reflexionarlos y asumirlos... No obstante, me lo apunto en el cuaderno de lecturas obligadas en mi vida. GRAN POST!!!

    Por cierto, comparto tu opinión ".... que el esfuerzo pausado y constante te permite conseguir metas jamás imaginadas" Al igual que tú pienso que el secreto del éxito reside en afrontar cualquier situación con esas dos premisas. :)

    ResponderEliminar
  3. Peregrin Tuk: El acojone vendrá una vez lo hayas leído. Habitualmente tras leer un buen libro queda un vacío que origina la siguiente cuestión: "Y ahora, ¿qué?". Terminar a Proust debe ser como caer en un abismo del que ya jamás podrás salir o tal vez, salgas siendo otro. Suerte!!!.

    Estefanía: Estoy totalmente de acuerdo contigo. Leer a Proust requiere un momento algo especial. Saber que existe y buscar un hueco en tu vida para él, es el primer paso. La constancia en el esfuerzo hará de ti una persona capaz de afrontar cualquier reto. Suerte en tu aventura actual y mucho ánimo para los momentos menos agradables...

    ResponderEliminar
  4. ESE LIBRO ES IM PO SIBLE DE LEER. Os lo dice un estudiante de filologia que lo ha intentado muchas veces. Ni reto ni historias, es una locura. Tras muuuucho trabajo terminé el primer tomo con la sensación de que tenía que volver a empezarlo. He leído a Kafka, a Nietzsche... y Proust les gana a todos. Si alguno lo consigue que me explique cómo y que drogas tomó para tratar de emularlo

    ResponderEliminar
  5. Anónimo: Espero poder contártelo... Pero recuerda, él dedicó la mitad de su vida a vivirla y la otra, a escribir sobre lo que vivió. Tal vez en otro momento de tu vida lo podrás hacer porque sin duda, te merecerá la pena. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Yo acabé los siete tomos en la versión de Carlos Manzano. No es imposible. Requiere tener un diccionario abierto y, de ser posible, buscar todas las referencias de las cosas que uno no sabe (ya sean flores, monumentos o cuadros) —yo lo leí con un iPad a la mano—, porque de otra forma puede convertirse en un libro de listas abstractas. La clave es nunca perder el hilo de las oraciones, e intentar imaginar lo que Proust está describiendo en todo momento. Leyéndolo así me tomó alrededor de ocho meses, con una pausa de como mes y medio, procurando leer entre dos y tres horas diarias.

    ResponderEliminar
  7. Mi estimado y victorioso Patricio. Gracias por compartir tu experiencia y saber. Pocos son los elegidos para conseguir tu logro. Te aseguro que su lectura te ha posicionado en un lugar, que te permitirá ver la vida de un modo distinto.

    Me gustaría compartir contigo más experiencias de éste tipo.

    Enhorabuena Patricio.

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.