El Castillo Ambulante

20 de noviembre de 2012

Cuando recuerdo las películas de animación clásicas y no tan clásicas de Disney, pienso que al contrario de lo que luego pretenden vender, dan una gran importancia a la belleza exterior y apariencia física. Blancanieves, la Cenicienta, la BELLA durmiente; todos unos bellezones de cuidado. Blancanieves especialmente, la bruja le coge manía porque es la mujer más bella del reino. Se supone que también son buenas personas y almas caritativas, pero lo cortés no quita lo valiente. De los príncipes prefiero no hablar que he desayunado hace poco y no quiero que se me revuelva el estómago.


Sin embargo hay una película de animación que hace mayor hincapié en la energía y las ganas de vivir de la protagonista en lugar de en su belleza física. Se trata de El Castillo Ambulante (Howl's moving castle en inglés), basada en la novela de la autora británica Diana Wynne Jones. El hecho de que Studio Ghibli sea responsable de la película ya hace pensar que va a ser una buena película.

Esta maravilla visual nos narra el periplo de una tímida, humilde y trabajadora chica llamada Sophie, que debido a la buena o mala fortuna de cruzarse por casualidad con el famoso y temido mago Howl, sufre el hechizo de una bruja que desea fervientemente ganarse el amor o corazón del brujo. Éste hechizo o maldición transforma a nuestra protagonista en una anciana, con todo lo que ello conlleva.

Debido a su transformación, Sophie debe huir de su vivienda y lugar de trabajo, una sombrerería. En su forzado viaje se cruza no por casualidad con un castillo con patas que se desplaza mágicamente. Resulta que el morador del mismo no es otro que Howl, que debido a su aspecto de anciana no reconocerá a Sophie.

Además de la envidia, los celos y por supuesto el amor; El Castillo Ambulante trata las ganas de vivir y el optimismo ante la adversidad como uno de sus principales temas. Sophie, a pesar de su terrible maldición no se hundirá en el desánimo, sinó que tendrá unas ganas de luchar por seguir adelante y por vivir que harán que su apariencia de anciana vaya menguando, y por contra irá recuperando su juventud y belleza natural.

Pero no sólo de pan vive el hombre, ni el Castillo Ambulante vive únicamente de Sophie. El propio Howl tendrá problemas reales y morales contra los que luchar, además de haber un elenco de personajes tan dispares como carismáticas. Un espantapájaros al que Sophie ayuda en su viaje y que por tanto se siente en deuda con la chica a la que trata de ayudar (no, no hay león ni hombre de hojalata); Calcifer, un demonio de fuego con una personalidad irónica y difícil, encargado de dar vida al castillo de Howl; un joven discípulo de Howl; la Bruja del Páramo, culpable de la maldición de Sophie; y muchos más.

En resumidas cuentas, una película de enorme belleza visual y narrativa que además defiende unos valores positivos que ojalá la juventud de hoy aprendiera. ¡Chúpate esa Disney!

Para terminar os dejo con la magnífica y relajante banda sonora de la película:


Nota: Hay muchas películas actuales de Disney que me encantan, como Enredados (de animación) o El Príncipe de Persia (actores reales).

6 comentarios:

  1. Tino, ya la tengo localizada en inglés, mañana por la noche la veo y te cuento, aunque suena genial!!! Gran post!!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post, y grande no, ENORME Hayao Miyazaki, me encanta este hombre, autor no solo de esta película, sino también (y para el que no lo sepa) El viaje de Chihiro o La princesa Mononoke, y sobre todo, una de las películas de mi infancia: Mi vecino Totoro.

    Me encanta todo lo que hace este hombre, más que nada por lo que has comentado, que no son las típicas historias de dibujos, tienen algo más.

    Muy buena tanto esta, como todas las de Miyazaki, muy recomendables para todos los públicos.

    ResponderEliminar
  3. Ya me contarás qué tal la versión en inglés Estefanía, no creo que te defraude. Aunque es cierto que el resto de obras del autor son buenísimas. La de Mi Vecino Totoro no tengo el gusto de haberla visto, pero El Viaje de Chihiro sí; y sobre todo La Princesa Monoke, posiblemente mi favorita. Una maravilla vistual y una de las mejores bandas sonoras que he escuchado nunca. Además de que al igual que esta, tiene moraleja.

    ResponderEliminar
  4. Y autor también de la quizás más infantil Ponyo en el acantilado. Me encantan estas películas que rebosan fantasía y sorpresas y que, además, tienen un transfondo ético (cómo muy bien señaláis). Perfectas para ver en cualquier momento.

    ResponderEliminar
  5. Muy grande Tino, gran elección! Me encanta todo lo que hace Miyazaki

    ResponderEliminar
  6. Miyazaki es el maestro Miyagi de la animación XD.

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.