Castaway On The Moon (2009)

22 de noviembre de 2012


Por el azar hace unos días llegó a mí una película que hasta el momento desconocía por completo. Libre de expectativas o ideas previas me puse a verla deseando que mereciera la pena. Y aunque al principio me pareció un poco simple o incluso inverosímil acabó siendo todo un descubrimiento. Una de esas joyitas asiáticas que últimamente me están sorprendiendo con su combinación de fuerza y elegancia visual (como Confessions o Despedidas).

En Castaway On The Moon nos encontramos con dos protagonistas desconocidos entre sí pero a los que les une un profundo sentimiento común, el rechazo de la sociedad que les rodea.


El primero es un ejecutivo desesperado que para acabar con su vida se lanza a las aguas del río Han. Sin embargo, al igual que en los negocios tampoco tiene suerte ejecutando su plan y acaba arrastrado por la corriente hasta una pequeña isla cerca de la ciudad. Su aislamiento podría acabar con unos cuantos largos pero al infortunio general del protagonista se le añade el hecho de que es incapaz de nadar. Debido a esta condición quedará confinado a esos pocos metros cuadrados de superficie y, a pesar de que en todo momento serán visibles los rascacielos de la ciudad, el protagonista terminará siendo consciente de que es un completo náufrago. Como tal tendrá que enfrentarse a los desafíos propios de alguien en sus circunstancias como buscar comida o refugio, los momentos más simpáticos del filme.


La segunda es una joven adicta a la red social Cyworld (una realidad virtual al estilo de los Sims) donde encarnando a su avatar se siente mucho más cómoda que en su propio cuerpo. Esta disposición le lleva a recluirse en su cuarto convirtiéndolo en el reducido espacio en el que se mueve y a establecer Cyworld como el único mundo en el que interactúa con otras personas.

En esencia, una llamada de atención hacia las posibles consecuencias de coyunturas como la recesión económica actual o el abuso de las tecnologías por parte de la juventud. Situaciones que en su extremo pueden llevar al intento de suicidio en un caso o a un completo aislamiento en el otro.

Ya para terminar lo único que resta es una pequeña advertencia. Aunque su comienzo pueda parecer un poco superficial dadle una oportunidad y seguid con ella teniendo la mente abierta. Minuto a minuto va creciendo en calidad y profundidad, en gran parte gracias a la importante evolución de la personalidad de los protagonistas. Con todo espero que no os defraude. ¡Que la disfrutéis!

2 comentarios:

  1. Por fin he sacado tiempo para vérmela esta tarde, y puedo asegurar que no me ha defraudado en absoluto. Un peliculón de calidad y muy original. La verdad es que hay que estar pendiente del cine coreano, que de vez en cuando sacan joyitas como esta, o como My Sassy Girl para quien busque algo más pastel. Gracias por dárnosla a conocer ;)

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias a ti por decidirte a verla! Me alegro de que no te haya defraudado. Y totalmente de acuerdo con lo del cine coreano, se están haciendo pelis de mucha calidad. Me apunto "My Sassy girl" :)

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.