Arrested Development

13 de noviembre de 2012


Esta es la historia de una familia acaudalada que lo perdió todo, la historia de la familia Bluth, dueños de una prospera compañía constructora ahora en crisis gracias a la mala gestión del cabeza de familia y al desfalco que ha cometido. El encargado de sacar las castañas del fuego y mantener a la familia es el bueno de Michael, el hermano mediano, pero no le será una tarea fácil, porque los miembros de su prole son la mayor panda de egoístas, incompetentes y manirrotos que probablemente jamás haya existido. Así podemos resumir ‘Arrested Development’ una de las comedias televisivas más divertidas que jamás he tenido el placer de disfrutar.

‘Arrested Development’ es una serie muy laureada (tiene varios premios Emmys y un Globo de Oro), en Estados Unidos fue considerada como serie de culto, aunque aquí en nuestro país no ha tenido la suficiente trascendencia. Recupero esta joya que ya tiene algunos años (se estrenó en el 2003 y finalizó en el 2006), porque como está celebrándose el juicio de la Operación Malaya me parece que viene al pelo, por ser un tema muy de actualidad. No, es broma. Lo hago, porque gracias a la insistencia de los fans, han conseguido que este año se haga una nueva temporada (la cuarta), que tiene previsto su estreno en el año 2013 y una película. Esta es la foto promocional de las nuevas entregas.


Para los que no conozcáis está sitcom, os diré que no esperéis ver algo como ‘Friends’, no es ese tipo de comedia, ‘Arrested Development’ es otra cosa, todo es más original, es mucho más surrealista, nos cuenta la historia a modo de falso documental, con una estética y un aire ‘indie’. Al final de cada capítulo nos sorprende con un falso avance de lo que va a suceder desternillante, donde suceden las más grandes locuras, una gozada para la comedia. Los chistes son constantes y buenísimos, al igual que los gags visuales. Cierto es, que por sus características especiales quizás no sea para un gran público. 

Uno de los creadores es el cineasta Ron Howard, el cual es también el narrador de los capítulos, aunque no aparece acreditado. El elenco principal lo componen Jason Bateman (Michael Bluth), Will Arnett (George Oscar Bluth, alias Gob), Michael Cera (George Michael Bluth), David Cross (Tobias Fünke), Portia de Rossi (Lindsay Bluth), Tony Hale (Buster Bluth), Jeffrey Tambor (George padre y Oscar Bluth),  Jessica Walter (Lucille Bluth) y Alia Shawkat (Maeby Fünke). Todos los actores están maravillosos, y tienen una vis cómica impresionante,  pero si me tengo que quedar con algún personaje elijo los de Michael, George Michael y Buster, con ellos ha habido capítulos en los que he llorado de la risa. 


Creo haberos dado suficientes argumentos para que veáis la serie, yo la recomiendo encarecidamente, sobre todo en esto tiempos que corren que nos viene tan bien reír, solo espero que os guste tanto como a mí.

2 comentarios:

  1. Una serie cómica de 20 minutos de duración por capítulo nunca viene mal, sobre todo si se lleva al día "Cómo conocí a vuestra madre" y "The Big Bang Theory", que creo que son las más conocidas y que todo el mundo ha visto al menos una vez. Me la apunto para esos momentos en los que apetece reirse un rato.

    ResponderEliminar
  2. esta barbaro este show, me encanta, lo veo siempre que puedo. Coincido totalmente con usted y sublime el papel de Portia de Rossi, la adoro

    ResponderEliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.