Películas que tienes que ver: Blade Runner (1982)

8 de enero de 2012

La dificultad de inventar y recrear un mundo paralelo, un mundo que podría haber existido, un universo completamente nuevo o una revolucionaria conjetura de nuestro futuro, siempre me ha parecido fascinante. La complejidad de crear una historia tan abrumadora y tan eterea como lo es nuestra propia existencia; sobre la esencia de la humanidad, sin importar el escenario, los protagonistas o las circunstancias. Fundamentalmente son esas las razones por las que adoro el cine de ciencia ficción y la literatura fantástica. Porque te cautivan proponiendo maneras tan distintas, y al mismo tiempo tan normales, de someter a prueba nuestra condición humana.

Eso precisamente es lo que hace Blade Runner. Y lo hace de la mano de Ridley Scott, en mi opinión de los pocos directores con la suficiente maestría para plasmar en una pantalla de cine lo que los grandes de la literatura son capaces de hacer imaginar en sus libros. Un director con la capacidad de dotar a sus películas de un despliegue visual y una atmósfera inigualable. Una atmósfera propia.

Hablar de Blade Runner es hablar de un mundo oscuro, decante y deshumanizado. Hay muchas escenas en las que la masificada arquitectura, las luces de neón y la lluvia se erigen en coprotagonistas de la película. Y en medio de esa peculiar ambientación, de ese caos, un planteamiento brillante sobre la propia capacidad del ser humano de crear y destruir. Una mezcla de ciencia ficción y cine negro con personajes de profunda personalidad que viven en un mundo casi apocalíptico y una sociedad encaminada casi irremediablemente a su autodestrucción.

Una de esas películas donde uno empieza a hablar o escribir sobre ellas y no puede parar. Posiblemente, y esto es una opinión personal (que seguramente muchos compartiréis), la gran película de ciencia ficción junto con Matrix. Una de esas películas que, ves una vez y te impacta, pero tras haberla visto varias veces, y haberla dejado madurar, adquiere nuevos significados.



El argumento en torno al cual gira la compleja trama es simple: unos replicantes de las colonias exteriores vuelven a la Tierra en busca de su creador. Son seres artificiales pero demuestran un enorme apego a la vida, un gran deseo de vivir. Sin duda son los verdaderos protagonistas. Harrison Ford encarna al policía encargado de encontrarlos y desactivarlos. Un enfrentamiento casi poético entre creadores y creaciones. Una dura contienda por demostrar la "humanidad". Una rebelión en busca de la libertad. "Blade Runner" es, ante todo, una reflexión sobre la muerte y la condición humana.

Lo más increíble, es que la película es del año 1982 y sin embargo no ha envejecido lo más mínimo. Sus efectos especiales cumplen a la perfección y crean una atmósfera y un mundo futurista perfectamente creíble hoy en día. En ningún momento tienes la sensación de estar viendo una película "antigua".

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad, cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.

Sencillamente es una de esas películas que tienes que ver.

4 comentarios:

  1. Woooo woooo como mola, justo cuando he visto que ponias el post de esta peli, he pensado, voy a poner la frase mítica esa del replicante (Roy)... pero cuan grata ha sido mi sorpresa al ver que ya la habías puesto tú. :)

    ResponderEliminar
  2. Digo esta frase demasiadas veces pero es que "es una de mis películas favoritas" jeje. Adoro Blade Runner. Hay un videojuego para PC, una aventura gráfica, que tengo original por casa. Es del año 97 y es una adaptación del universo Blade Runner (que no de la peli) con una historia paralela al argumento de la cinta y es una obra de arte también. Yo creo que me enganchó antes el juego que la peli en sí misma. Es muy antiguo pero si puedes echarle el guante es muy recomendable.

    ResponderEliminar
  3. Creo que le supera en TODO a matrix.

    A cada uno lo suyo. Matrix es mas experimental, novedosa, agil, con unas ideas muy interesantes. y sobre gustos mejor no escribir.

    "Blade Runner" no es comparable a nada. Ademas de pionera y logradisima, cinematograficamente es una Obra Maestra.
    En el apartado musical es algo insuperable.
    Consigue lo que quiere trasmitir. (las ideas y conflictos humanos en el libro en que se basa)
    No creo que se pueda encontrar ni un fallo como pelicula (guion, fotografia, decorados, efectos especiales, montaje) en todo es brillante.
    Y lo mas valioso es que logra lo que dijo el filosofo romano: enseñar deleitando. Creo que hace pensar y plantearse preguntas a todo tipo de sensibilidades. Y por éso, ademas del espectaculo visual (yo la primera vez la ví en el cine, cuando la extrenaron en La Coruña. y no es lo mismo que en video) es una indiscutible Obra de Arte.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunado tu que pudiste verla en una sala de cine :-). Algunos con menos suerte tenemos que conformarnos con la edición remasterizada en formato óptico que preside mi estantería cinéfila (por desgracia cuando se estrenó en España ni siquiera era una célula en el vientre de mi progenitora).

      Suscribo absolutamente todo lo que defiendes en el comentario y no puedo decir más que ¡gracias por la reflexión!

      Eliminar

Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada y no olvides revisar la ortografía. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, escribe con respeto y educación. Los comentarios que incumplan estas normas básicas serán eliminados. Gracias por comentar.